0
0
0
s2sdefault

 El director del espacio Cuba en el documental comenta que anhela realizar materiales para este espacio

Fernando Peralta Quesada, director del programa Cuba en el documental, confiesa que nunca pensó trabajar en esa especialidad. Se graduó de dibujante técnico en Arquitectura y comenzó a buscar trabajo en lo que había estudiado, pero no encontraba nada. “Esa especialidad era pura fórmula”, aclara. Además, explica que su papá lo puso a trabajar en una tintorería realizando trabajos que nada tenían que ver con lo que había estudiado. Eso llevó al muchacho a no durar mucho en los trabajos.

Siempre se interesó por la cultura. Un día un primo lo llevó al Teatro Nacional de Cuba, pues estaban buscando empleados. Le ofrecieron una plaza de ayudante general, y Fernando aceptó, aunque no sabía que ese trabajo implicaba hacer de todo. Al ver un ensayo en escena comenzó a interesarse por todo lo que allí se hacía y pensó: “eso es lo que a mí me gusta y lo que deseo hacer”.

Un día conoció a Nisia Agüero, y dice emocionado que ella lo encaminó por el mundo del teatro. Luego pasó a trabajar en el departamento de producción con Noelia Rodríguez; todavía no sabía todo lo que encerraba la producción teatral.

0
0
0
s2sdefault

 El cineasta Enrique Pineda Barnet es reconocido por su extensa obra como realizador y su aporte a la cultura cubana y a la ciudad que lo ha visto nacer y desarrollar su caudal creativo

La obra desplegada a lo largo de su vida le confiere a Enrique Pineda Barnet (28 de octubre de 1933) el respeto y la admiración por su quehacer. Con una extensa filmografía, su clásico La bella del Alhambra (1989) es recordado como uno de esos filmes memorables que el cine cubano le ha legado a su gente y a la memoria de este arte en la Isla.

Pero la carrera como realizador de Pineda Barnet incluye otros muchos filmes. Desde 1963, cuando dirige el montaje y la puesta en escena de Fuenteovejuna por el colectivo Teatro Estudio para Enciclopedia Popular, hasta el 2011 cuando estrenó Verde verde, este director se ha consagrado en la concepción materiales que han quedado en el recuerdo de sus espectadores.

Recientemente, el portal Cubacine del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) le dedicaba un dosier que en sus palabras de presentación refería: “No se necesitan fechas importantes ni aniversarios cerrados para homenajear desde nuestro dosier a grandes del cine y la cultura cubanos. Por ello este mes queremos rendir tributo a una figura imprescindible de nuestra cinematografía, Enrique Pineda Barnet”.

0
0
0
s2sdefault

 La joven de origen campesino que deslumbró al cineasta Humberto Solás está celebrando 80 años

Encontramos a Adela Legrá en el Hogar de Abuelos “90 y más”, en Santiago de Cuba, y con evidente emoción y su peculiar personalidad habló de Fidel, de sus cuatro hijos, de Solás y de la Revolución Cubana. Confesó que su proyecto ahora es dedicarse a vivir más y a repensar la manera de hacer por Santiago y por Cuba.

“Recuerdo cada día a Solás, si él no hubiese existido yo no fuera quien hoy muchos conocen como Adela Legrá”.

Mantiene el mismo rostro reacio y los gestos de mujer segura, de cuando la encontró Humberto Solás en Baracoa. Adela Legrá celebra ocho décadas de existencia y no siente pena al decir sus años vividos: “Yo estoy orgullosa de mi edad, pues nadie me quita lo baila’o”. Así declaró, con una media sonrisa en el rostro, los ojos muy abiertos y el ademán de lucha contra los molinos de vientos que quizás tiempos atrás la perseguían.

0
0
0
s2sdefault

 Por la Obra de la Vida este reconocido actor mereció el Premio Nacional de TV 2019

Frank González siempre fue un misterio para mí. De niña siempre soñé con tenerlo de frente, cara a cara, corazón a corazón. Tenerlo de cerca era algo así como imposible y, quien diría, tiempo después, que podría conocerlo y darle las gracias por sus tantas voces, por su talento, por quedarse en Cuba y darnos su arte.

Cuando el pasado 24 de octubre lo vi en el Memorial José Martí, donde recibió el Premio Nacional de Televisión 2019 junto a otros artistas, supe que había cambiado. La tercera edad es cruda y no perdona, no llega de la misma forma para todos.

Su rosto no es el mismo, su mirada tampoco. El hombre que recordaba, en parte se había esfumado, pero en él algo se mantenía intacto, una zona ignota a la que no llegan los años, por suerte. Ese es el Frank González que quiero recordar, el que me hizo reír con sus incontables interpretaciones en los animados de Elpidio Valdés y al que también le tenía cierto miedo cuando actuaba de villano y no conocía su rostro.

Frank se merece mucho más que estas palabras, merece ser recordado. La zona peligrosa del olvido y la desmemoria no se hizo para artistas como él. El justo premio de la televisión cubana es uno de los tantos reconocimientos que debemos hacerle en vida. No esperemos a que el tiempo tome el poder.

0
0
0
s2sdefault

Detalles de la vida de José Jáuregui, reconocido diseñador y escenógrafo

Se trata de uno de los más consagrados y exitosos profesionales de nuestra televisión. Su nombre ha aparecido durante muchos años en los créditos de infinidad de programas. A pesar de sus bien cumplidos 80 años sigue ligado a la pequeña pantalla.