Recomienda Juan Felipe Sarduy Martínez, director de programas musicales de la Televisión Cubana

Juan Felipe Sarduy Martínez, acreedor del Premio Nacional de Televisión, figura entre los directores más importantes de programas musicales de la TV nacional.

En una entrevista con el Portal de la Televisión Cubana, este fundador del medio televisivo recordó sus inicios trabajando con Rita Cardona, Mey Sui (húngara), Clara Romay, Cuqui Ponce y Sarita Tobar, colectivo dirigido entonces por Gaspar Pumarejo.

Las primeras experiencias de Sarduy ante las cámaras fueron actuaciones esporádicas cubriendo fallos. También apoyaba cada vez que se necesitaba un auxiliar de cablería, en las proyecciones y montajes de películas. “Había que ser muy serio en el trabajo porque las grabaciones se hacían en vivo”, apuntó el reconocido profesional.

Peñalver, un amigo de Obras Públicas, responsable del canal 2, en 1951 lo incluyó en la lista de sustituciones oficialmente. Destaca Sarduy de esa época su participación en el staff del espacio Manga al codo.

Le brindaron luego la posibilidad de pasar un curso de Dirección y Producción de TV, impartido por el profesor Humberto Bravo Alcántara en el Colegio de Locutores, situado en calle 26 y calzada del Cerro.

En 1955 entró en la nómina oficial como trabajador de Telemundo, con el cargo de coordinador (responsable de todo lo concerniente a la grabación en el piso), bajo la dirección de Humberto Bravo Alcántara en el canal 2.

Así inició su trayectoria profesional compartiendo con personalidades artísticas como El Indio Naborí, Adolfo Alfonso, Chucho Guastela, además de Álvaro Álvarez (operador de cámara).

Tras triunfo de la Revolución se desempeñó por dos años como responsable de guardia en el cuarto piso de P y 23.

Posteriormente devino director de Noche de sábado (programa que promovía a artistas negros), por lo que los compañeros jocosamente identificaban ese espacio como “Noche de niches”. Sigue su carrera dirigiendo con Paco Alfonso el programa Cita con Rosita.

Para 1960, cumpliendo indicaciones del Partido y el Ministerio de Educación, comenzó a dirigir las teleclases, hasta 1970.

A partir de entonces se dedicó a los musicales, entre ellos Meridiano campesino, que salía a las 12:00 del mediodía con retransmisión a las 5:00 de la tarde. Los martes promovía la trova campesina y los jueves, la música campesina en general.

Musical del mediodía presentaba la orquestas del interior del país (típicas, danzoneras y exponentes de otros géneros musicales). A este espacio concurrieron las más importantes agrupaciones del país, excepto La Original de Manzanillo, debido a problemas de coordinación, lamentó Sarduy.

Luego, en 1980 dirigió otros espacios variados, en uno de ellos debutó como conductora Irela Bravo. Asimismo Sarduy hizo el programa Este día, junto con Eleodoro García Celestino y Reinaldo Hernández Sabio, destacados escritores. Esa propuesta televisiva se mantiene hasta la actualidad.

Asegura el director que nunca tuvo distinción de raza, ni rivalidad profesional, pues a su juicio “las personas valen por lo que son, no por otros atributos”.

Resalta que después de jubilado siempre ha sido atendido por el Instituto Cubano de Radio y Televisión. Recuerda con mucho agrado que en 2015 fue entrevistado en el Café O’Relly por Irela Bravo.

Nos relata también un hecho que no es de los más felices, pero que forma parte de su vida y del instituto: “Fue en un viaje a la Sierra Maestra, en el 2000, cuando nos dirigíamos a Moa para grabar el programa Entorno. En el tramo de Camagüey, a la entrada de la circunvalación, el vehículo, con buen estado técnico, fue impactado por una locomotora, de las 10 personas que viajaban, cinco fallecieron, entre ellos José Ramón Cuevas”. Sarduy tuvo la suerte la suerte de sobrevivir pero ese hecho quedó grabado tristemente en su memoria.

 

Sobre la sensación que le provocó recibir del Premio Nacional de Televisión en 2006 comenta que “fue muy grato” pues este premio reconoce todo el trabajo realizado en su vida. Este hombre modesto se siente orgulloso de su laboreo incansable.

Para concluir el diálogo con el Portal de la TV recomendó a los jóvenes vinculados a la televisión “trabajar con mucho ahínco y dedicación para el disfrute del pueblo, poniendo en segundo plano la parte económica, y mejorar la calidad de la programación, aportando lo mejor de sí”.

Comparte en las redes sociales

 

 

 

 

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#2 Amanda 03-06-2017 13:09
un programa que promueva artistas negros... creo que es lo que necesitamos.
+1 #1 Jesus Otaño 27-03-2017 16:45
Felipe Sarduy, ademas de excelente persona y profesional sin dudas, es algo así como una enciclopedia abierta a cualquier anécdota o estampa desprendida del quehacer cotidiano en la vida en nuestra TV
y siempre dispuesto a contarla; Con una historia en su intimidad personal, digna de de ser llevada a la pantalla.
Un abrazo hermano Sarduy y he expresado esto por que como dijo nuestro apóstol,honrar honra.