Afirma Roberto Ferguson, Premio Nacional de TV 2013 

Roberto Ferguson sobresale entre los más reconocidos directores de la Televisión Cubana. Ha realizado tantos y diversos programas que, al resumir su fructífera trayectoria dedicada al medio televisivo, él solo afirma: “Mi vida ha sido y es la televisión”.

En diálogo con el Portal de la Televisión Cubana, el creador refirió que comenzó estudiando Historia del Arte en la Universidad de La Habana, donde –asegura–  tuvo eminentes profesores como la doctora Hortensia Pichardo, entre otros.

Cuando termina la carrera, comienza a trabajar en una Secundaria Básica, pero siempre tuvo inquietudes teatrales, por eso participa en el teatro de aficionados y en la puesta en escena de la zarzuela Cecilia Valdés, con Alina Sánchez, bajo la dirección de Elena de Armas. Entonces descubrió que el magisterio no le gustaba.

Un día se presentó en el Consejo Nacional de Cultura para que lo ubicaran. Lo mandaron a trabajar a Santiago de Cuba como profesor de Historia del Arte en el grupo de teatro de esa ciudad, denominado Conjunto Dramático de Oriente, bajo la dirección de Adolfo Gutkin.

Poco después, Matos, el director de la recién inaugurada teletransmitora Tele Rebelde, lo convoca a trabajar en ese medio. Matos se comunica con Papito Serguera, entonces Presidente del ICR, y este le responde que ubiquen allí a Ferguson y lo matriculen en un curso de dirección. Entre los compañeros de estudios estaba Lolina Cuadras.

Cuando Ferguson viene a La Habana, Serguera le encomienda nuevas labores en la capital cubana. Entonces, el joven director se encarga de la emisión del Noticiero Nacional de Televisión, donde se mantuvo durante 25 años.

En ese tiempo también integró el grupo de teatro Rita Montaner como actor. Aclara sonriendo que solo cobraba por un solo lugar, y ya en la televisión realizaba varios programas como Tía tata cuenta cuentos y Amigos y sus amiguitos, así como miniseries, comedias y dramatizados.

Inauguró Panorama, un suplemento cultural del Noticiero Nacional de Televisión. Realizó muchos musicales como Por primera vez, Días de países amigos, galas y espectáculos filmados en importantes teatros de La Habana.

En 1996 comienza a dirigir Bravo, dedicado a la música de conciertos, el ballet, la danza y el canto lírico, con el objetivo de elevar el nivel cultural del pueblo cubano, Este programa aun se mantiene en el aire y con gran aceptación de televidentes asiduos a estas manifestaciones de las llamadas artes cultas.

A lo largo de los años ha participado en el diseño e implementación de la política informativa del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Fundó las trasmisiones de las Tribunas abiertas y el programa Mesa redonda, en el contexto de la Batalla de Ideas por el retorno a Cuba del niño Elián González.

Ha dirigido las transmisiones de actos políticos y comparecencias de dirigentes políticos, galas y acontecimientos conmemorativos por el 26 de Julio. Participó como director de la televisión en ocasión de la visita de los papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco.

Es miembro de la Comisión Nacional de Evaluación en la especialidad de Dirección y ha sido jurado en eventos internacionales y los festivales de los telecentros.

Entre sus aportes profesionales fuera de Cuba menciona su visita en 1987 a Hungría para seleccionar programas que serían transmitidos en la Mayor de las Antillas. Además estuvo en la República Popular de Angola en 1998 como integrantes de la delegación cubana que participó en el Festival de Cine de Biarritz, donde se expuso una muestra de programas culturales cubanos, entre los que se encontraba Bravo.

Ha obtenido varios reconocimientos por obras como la comedia De mutuo acuerdo, escrita por Maité Vera; recibió menciones y premios Caracol, de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) por Relatos de Lenin, Panorama, Manón, programa dedicado a las actuaciones en Cuba del Royal Ballet Theatre, en 2009 y por la gala de clausura del Festival de la televisión 2006.

Asegura Ferguson que entre recibir la Réplica del Machete Mambí de Máximo Gómez ha significado mucho para él. Además le fueron otorgadas la Distinción “Raúl Gómez García”, la Medalla de la Alfabetización, la Distinción por la Cultura Nacional, la Medalla conmemorativa por el 40 Aniversario de las FAR, la condición Artista de Mérito de la Televisión Cubana, premio de Honor de Cubadisco en el 2012, la Distinción Gitana Tropical y Reconocimiento del Museo de la Revolución por su apoyo en la difusión del Arte lírico en Cuba, con motivo del Aniversario 50 del Teatro Lírico Nacional.

El prolijo y dedicado quehacer artístico de Roberto Ferguson en la TV Cubana fue reconocido con el Premio Nacional de Televisión en 2013.

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.