Estimados compañeros y compañeras (ya casi no se usan)

Cuando me pidieron que dijera algunas palabras sobre Santiago Álvarez en este próximo aniversario de su nacimiento (8 de marzo) realmente pensé: que más, se pudiera decir de Santiago que no haya sido dicho ya, quizás puedo aprovechar  que voy siendo de los últimos dinosaurios que quedan de haber vivido en aquella cueva que se llamaba Noticiero ICAIC Latinoamericano  y contar algunos de sus métodos de dirección y de cómo enfrentaba el proceso creativo.

 

Y, lo primero, es que no lo contaré para que se copie, pues eso era algo que él no aceptaba, por lo que se inventó un tipo diferente de noticiero cinematográfico. El sabia que trabajaba con noticias que ya habían sido tratadas anteriormente por otros órganos de prensa y por ello realizaba su obra utilizando diferentes herramientas creativas ( gráficos, fotos, movimientos de cámara, metáforas, etc) para que más  allá de  noticia fuera una constancia que perdurara en el tiempo: es decir puso el arte en función de la historia que contaba. El arte, ¿será posible definirlo? o, ¿cómo se hace un documental? Hay quien dice que el que sepa cómo se realiza un documental que lo escriba para que se haga millonario; pues cada documental es realizado por una individualidad y su visión de la realidad que aborda y eso hacía Santiago. Dicen que el arte es un proceso puesto en movimiento  por muchos. Nosotros en el Noti éramos los muchos, cada uno en su especialidad que él supo fundir con sus ideas.

Nunca nos enseñó, ni dio una clase, solo estábamos allí trabajando con sus ideas, conociendo su mirada,  tratando de mantener su ritmo y uniéndonos a su pasión; o lo aprehendías o no. Lo más importante era que dijeras la verdad sin miedo y estuvieras al lado de los desposeídos, de los olvidados. Eso si lo decía a cada instante. Sabía que cada cual se expresaba a su manera y por ello en el Noticiero trabajaron tantos realizadores y  se formaron muchos creadores.

Comprendimos que había que llegar a la razón a través de la emoción y eso si ha sido una norma que he tratado de seguir a lo largo de mi vida. Eso es también la Televisión Serrana que  junto a los hombres y mujeres que viven en las montañas de la  Sierra Maestra, que también forman parte de  los muchos, cuentan sus historias desconocidas.

GRACIAS SANTIAGO, POR ESA CLASE MAGISTRAL DE HUMANISMO   

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.