0
0
0
s2sdefault

Acercamiento al programa Entre Tú y Yo y a la experiencia de los policíacos

El televidente nunca está aislado de interacciones que inciden en el juicio final sobre programas, actuaciones o canales. De ahí la envergadura antropológica de la TV como mediación cultural, pues reproduce sentidos sociales y a la vez propone otros mundos posibles, los cuales pueden ser rechazados o aceptados, todo depende de la lectura de las audiencias diversas y de cómo interpretan la polisemia del texto desde sus subjetividades.

En el mundo interconectado prevalece el desplazamiento progresivo de la televisión por las redes sociales –medio que más se utiliza para obtener información-, no obstante, las series mantienen su estatus de conquista sobre públicos diversos, los cuales demuestran su interés en conocer historias y conflictos sobre otros humanos en formatos que permiten ver la vida en directo.

Investigadores latinoamericanos han insistido en que desentrañar los vínculos entre lo popular y lo masivo en este espacio -en el cual se pierden fronteras y jerarquías entre las expresiones de la cultura-, significa comprender las maneras en que se interpretan y apropian de manera recíproca.

Es imposible entender lo popular al margen del proceso histórico de constitución de lo masivo. Para el profesor Jesús Martín-Barbero: “lo popular es lo que “encuentra en lo masivo mediático un lugar donde exhibir sus gustos, estéticas y saberes”.

Por su parte, el investigador García Canclini considera: “somos sociedades formadas en historias híbridas en las que necesitamos entender cómo se constituyeron las diferencias sociales, los dispositivos de exclusión que distinguen lo culto de lo popular y ambos de lo masivo”.

En el siglo XXI resulta evidente el cambio de percepción de los públicos que exigen variaciones de lenguajes en un mundo cada vez más fragmentado, en el que las nuevas tecnologías instauran otro tipo de relación social.

Teniendo en cuenta la retroalimentación entre productores y públicos-receptores, la oncena edición del Premio de la Popularidad de Entre Tú y Yo entregará reconocimientos a programas, canales, actores y actrices, locutores, y emisoras de radio, el próximo 18 de abril en el habanero teatro Lázaro Peña a las 8:30 p.m.

La idea del certamen de Sonia Castro, directora general del espacio, privilegia, en primera instancia, segmentos de escuchas activos y el establecimiento de lecturas empáticas que ocurre mediante recursos emocionales con actores, actrices, entre otros expertos, y programas de diferentes temáticas, estéticas y puntos de vista.

Entre los de mayor teleaudiencia descuellan los policíacos, pues han logrado establecer un hábito en audiencias participativas que son conscientes de la valía de relatos inspirados en casos reales; los valores, conflictos y circunstancias que se recrean en estos programas influyen en el aprendizaje y las reflexiones de los destinatarios.

Guionistas, directores e intérpretes motivan el interés, la comprensión y el disfrute de espacios, en los cuales suspensos, expectativas, intrigas y el triunfo de la justicia son esperados por el tele-espectador que sigue con interés cada relato.

Una escritora consagrada en las series policíacas televisivas es Nilda Rodríguez (Su propia guerra, Tras la huella). Ha demostrado con dominio dramatúrgico y conocimiento de las claves del género policíaco que el guion es la base de toda ficción, y considera que “si algo falla en la estructura de la historia se afecta el desarrollo del relato y el desempeño de los intérpretes”. Nilda Rodríguez, destacada guionista de programas policíacos

La primera actriz Blanca Rosa Blanco defendió el rol de investigadora en el espacio Tras la huella, por esta labor creativa y la calidad artística demostrada en el medio audiovisual ha recibido en varias ocasiones el Premio de la Popularidad de Entre Tú y Yo, y en esta oncena edición también fue nominada.  La primera actriz Blanca Rosa Blanco, una de las actrices más reconocidas con el premio de la Popularidad. A su lado, Irela Bravo, conductora de Entre Tú y yo

El concurso jerarquiza una relación comunicativa, la cual amplifica la TV, medio que valida en lo popular un espacio fértil para repensar estrategias, estructuras culturales y matrices interpretativas, desde la construcción de saberes y valores.

La propuesta de Entre Tú y Yo reconoce que el consumo y la interpretación los realizan individuos concretos, comunidades simbólicas, las cuales dan sentido a mensajes mediáticos en su particular contexto que los públicos valoran e interpretan.

La popularidad es una “santa palabra” que contribuye a pensar el acto comunicativo desde prácticas diferentes teniendo en cuenta la inteligencia lectora de cada ser humano que aporta sus juicios y preferencias en cada elección.

La televisión sigue cambiando debido a la existencia de nuevas prácticas de acceso a los contenidos audiovisuales que proliferan en un mundo interconectado. Una de las claves de este fenómeno es lograr que lo popular sea, a la vez, lo de mayor artisticidad e influencia en los públicos heterogéneos y participativos.

 

Comments are now closed for this entry

0
0
0
s2sdefault