0
0
0
s2sdefault

 Definiciones y hallazgos desde un programa televisual

En la vida se necesita una filosofía y jerarquía de valores que permiten distinguir caminos diferentes para reconocer los más valiosos. De ningún modo es posible la existencia sin la memoria, los sueños y las crecientes expectativas de cada persona.

En el programa televisual Vale la pena (Cubavisión, miércoles, 10:05 p.m.), el Doctor en Ciencias Psicológicas Manuel Calviño, profundiza en el sistema de valores sociales, en cómo son aceptados en general por la comunidad y su importancia para el estudio del comportamiento, pues establecen bases para la comprensión de actitudes y motivaciones.

Estas perspectivas, visiones, acercamientos, se ampliaron en el curso Hacer y Pensar la Psicología, que incluyó 25 teleclases como parte del programa televisual Universidad para Todos (Canal Educativo, sábado, 2:00 p.m.), en el cual participaron expertos en la ciencia conocida desde hace siglos como Psicología, la cual procede de las palabras griegas psiqué –significa alma o espíritu, y logos, conocimiento o saber.

  • Los saberes y el carisma del psicólogo Manuel Calviño son decisivos en la comunicación televisual.

El doctor Calviño, coordinador y conductor del espacio, reafirmó en cada programa, mediante su habilidad y magisterio habituales, que la comunicación no es un simple hecho, sino un proceso, el cual significa participación común en el complejo mundo de entenderse con las personas.

Para reflexionar al respecto reunió a especialistas en temas diversos, que confirmaron desde diferentes puntos de vista, saberes y experiencias, el interés de cada individuo de conocerse a sí mismo, una búsqueda compleja, pues requiere el esfuerzo de toda la vida, en tanto exige no solo “ser”, también requiere “conocer”, y por lo tanto, demanda un desarrollo paulatino para aprovechar lo que nutre, enriquece; así construir nuevos saberes sobre nosotros mismos y los demás.

Poco se reflexiona o, quizás no tanto como lo merece, sobre la subjetividad, objeto de estudio de la psicología que, como explicaron los académicos, es la cualidad del humano de ser sujeto activo de su existencia, de dominar su propia conducta y lograr representaciones de sí mismo.

Otras palabras, como alma, psique, espíritu, mente, conciencia, se han relevado para nombrar la subjetividad que se expresa en el comportamiento visible para los otros y en el cual influyen causas biológicas, ambientales, psicológicas; o sea, todas son decisivas en su conformación.

Sin duda, el asunto es complejo, pues también existe una subjetividad colectiva, esta se desarrolla cuando un grupo de personas que comparten una acción común se enfocan para darle solución a un problema profesional o de otra índole. El humano construye una sabiduría personal, y en este sentido, se manifiesta la psicología popular o del sentido común que también ayuda a clarificar emociones, resolver problemas, comprender nuestras psiques.

La mirada transdisciplinaria de Hacer y pensar la Psicología arrojó nuevas luces e interpretaciones sobre la conexión y el trabajo complementario de los procesos que permiten conocer de manera orientada la actividad cognoscitiva de la mente.

Otros ciclos especializados referidos a la psicología tendrán continuidad, del programa referido quedó una memoria escrita en tabloides; más tarde formará parte de un libro contentivo de la diversidad de temáticas, enfoques y particularidades de esa ciencia. El sentido común carece de sistematicidad y depende de las experiencias, no es desechable, ya que permite recopilar, sistematizar, analizar lo valedero.

Urge aprovechar todo lo que se sustenta en los buenos ejemplos, que pueden contribuir a enriquecer ideas, pensamientos, emociones, en beneficio del crecimiento personal y profesional.

Es indispensable seguir aprovechando el medio televisivo y su gran novedad de llegar a los hogares con un discurso audiovisual mediante programas que progresivamente marcan pautas de la existencia cotidiana e influyen en el buen vivir.

El nuevo sujeto espectador –principalmente testigo mediático de los acontecimientos-, es consciente de la mediación tecnológica del conocimiento en la producción social, de los nuevos modos de relación entre los procesos simbólicos que constituyen lo cultural y las transformaciones de las formas de producción y distribución de bienes y servicios.

Por ello, los televidentes exigen variaciones de lenguajes en un mundo de imágenes cada vez más fragmentado, en el que las transformaciones propias de la modernidad instauran otros tipos de relación social que la cultura tecnológica ya prefigura y de las cuales nuestra televisión pública es un eslabón esencial para la sociedad cubana.

 

Pie de foto OJO COLOCAR ESTO DEBAJO DE LA FOTO y NO AL FINAL DEL TEXTO

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales