0
0
0
s2sdefault

A pesar de sus dos temporadas no había antes hablado de Con dos que se quieran, programa que desde 2011 inició Amaury Pérez Vidal en la Televisión Cubana. Esta producción conjunta del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica y RTV Comercial, ha llenado un espacio importante en la pantalla cubana al develar las historias de vida de muchas de las figuras más importantes del quehacer artístico y cultural del país.

El programa tiene una visualidad que, sin ser desmedida, es agradable, propicia la intimidad por las piezas que componen su escenografía, la iluminación adecuada, todo ello acompañado de muy buenos tiros de cámara, es decir, de un trabajo conjunto de gran profesionalidad. Sin embargo, a pesar de dos importantes soportes: los entrevistados y la calidad de la producción televisiva, nunca antes, y debo admitirlo, había sido benévola con este proyecto y no es que no reconociera la rigurosa selección de los entrevistados, la detallada investigación que está detrás de cada programa y el carisma de Amaury, así como la apropiada forma en que se presenta.  Mi actitud ha respondido, fundamentalmente, a mi apego a determinados códigos que definen la entrevista como género. Por ello, me resultaba difícil asumir el diálogo en el que siempre media, por parte del anfitrión, los diminutivos a los nombres, como resultado de un conocimiento íntimo del entrevistado; el recurrir a anécdotas comunes; el evidenciar que más que “un entrevistado o entrevistada”, el “elegido o elegida” es un amigo “cercano”, a quien se tiene la cortesía de invitar a casa. Para quienes hemos ejercido el periodismo, nos es difícil asimilar esta forma de enfrentar la entrevista, pues a pesar del conocido “rapport” que debe primar entre quien interroga y quien responde, se mantienen ciertas distancias que no permiten romper esa frontera. Pero, Amaury, como dice una colega cercana “es un hombre de la televisión” y no porque sea hijo de una de las conductoras más profesionales y populares de todos los tiempos, muy cercana al corazón de nuestro pueblo, y a uno de los directores de televisión de alto calibre, sino que él se ha ganado el puesto, con propuestas anteriores como Muy personal, así como por su desempeño como cantautor y organizador de uno de los grandes conciertos realizados en Cuba, el Concierto por la Paz, por citar algunos ejemplos.

TOMADO DE CUBARTE

 

Amaury es un hombre de la televisión y ha hecho de Con dos que se quieran un show televisivo -lo que es plausible, pues nuestra televisión adolece de esto-, y no una entrevista vista desde la óptica de la prensa; y aquí es donde volvemos al inicio, porque aunque no sea estrictamente un ejercicio periodístico, en ocasiones se reitera en demasía el hecho de que el televidente conozca la relación “afectiva” que une a entrevistado y entrevistador, y esto en mi opinión, le ha restado al empeño, aunque sea resultado de la muy personal manera de Amaury de conducir el programa.

No obstante, la Televisión Cubana junto a Amaury han permitido acercar a nuestro pueblo a una gran mayoría de artistas e intelectuales no sólo desde las facetas de la creación sino también de sus vidas privadas, y esto se ha convertido en valioso testimonio del quehacer cultural de la Isla.

La idea de haber llevado la primera serie de estos programas a soporte digital ha sido una excelente iniciativa, para conservar estas entrevistas, entre las que constan algunas de personalidades que ya no están entre nosotros, de ahí su importancia como proyecto, incluso desde el punto de vista patrimonial.

Con dos que se quieran, ahora en su segunda etapa, es una atractiva propuesta que ha complementado para bien nuestra programación televisiva, y a pesar de mis observaciones, les puedo asegurar que en ningún caso me lo pierdo.

Comentarios   

#4 Julio Cesar Peñuela 12-08-2017 17:52
para mi el programa es especial de hecho al conocer como piensa muchas de las personalidades que usted entrevista me siento mas orgulloso de ser cubano y veo mas los especial que somos, con modestia, ademas muchos de estos los imaginaba vacíos solo muy profesionales en lo que hacen, las entrevista son inteligente. gracias y vuelvan pronto que una vez por semana no es suficiente para todos los que faltan.
Reportar al moderador
#3 amparo 15-07-2017 14:59
Amaury es un artista comprometido con su Patria y el quehacer de la televisión. Sus programas y conciertos llevan el sello indiscutible de un hombre en cuyos genes vibra el alma de sus ilustres padres, personas que dedicaron su vida al desarrollo televisivo en Cuba.
Reportar al moderador
#2 idalme 04-07-2017 17:45
Amaury Pérez Vidal, BUENOS LOS PROGRAMAS S OJALA SURJAN OTROS, PUES NOS DEJARON CON LOS DESEOS DE SEGUIR OYENDO HISTORIAS DE PERSONAS QUE NO CONOCEMOS Y QUE SON IMPORTANTES, LES DIGO SON ADICTA A LA TV, PERO LO QUE NO SIRVE NO LO VEO, PREFIERO ALGO DE UN PAQUETE
Reportar al moderador
#1 Maggie 08-05-2017 14:38
Me encanta el programa, muy instructivo y la conducción maravillosa, gracias Amaury
Reportar al moderador

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más