0
0
0
s2sdefault

 Arlén Calderón Puig, asesora y guionista, analiza los logros y desafíos de esta señal de la televisión cubana

Después de cinco años estudiando Filología en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, Arlén Calderón comenzó a trabajar en el Instituto Cubano de Radio y Televisión (Icrt), que ha sido para ella una escuela profesional diaria.

“Comencé a laborar como asesora del Canal educativo 2 en el año 2008, y desde entonces he aprendido mucho, rodeada de un equipo de directores y personal técnico-artístico con un gran sentido de pertenencia hacia su trabajo”, comenta la especialista.

“La Filología te aporta un bagaje cultural muy amplio, imprescindible para el trabajo en los medios, donde confluyen tan diversos géneros, temáticas y públicos.

“Haber estudiado profundamente Literatura y Lingüística y contar con profesores tan exigentes, me dio herramientas cognoscitivas esenciales para analizar, con ojo crítico, lo mismo una entrevista, que un dramatizado o un programa infantil”, explica la guionista de Rodando el musical.

No obstante, confiesa que ha tenido que aprender mucho, a partir de cursos y de la rutina diaria del canal, sobre las peculiaridades del lenguaje televisivo, muy diferente al lenguaje literario.

Según su criterio, muchas personas en el medio subvaloran al Canal educativo 2 y es precisamente la diversidad de su parrilla de programación y la alta cantidad de trabajadores que laboran en él, lo que hace más difícil y desafiante la rutina productiva.

“En el canal trabajamos para todos los públicos, con un énfasis especial en el escolar. Producimos gran cantidad de programas de apoyo a la enseñanza media y técnica, y en este sentido tenemos una alta responsabilidad en la creación y el correcto encauzamiento de la vocación profesional de los adolescentes de hoy”, explica con pasión esta asesora.

La también Máster en Historia del Arte confiesa que uno de sus mayores retos consiste en hacer programas musicales en vivo: “en un inicio Música y más era un espacio en vivo, lo cual exige mucha sincronía entre el equipo técnico y el artístico.

“La transmisión en vivo resulta muy estresante, pero, especialmente por esto, aprendes muchísimo con ella. En cada emisión se presentan obstáculos nuevos que debes solucionar de modo rápido e inteligente para que el receptor no se percate y continúe disfrutando del programa”, apunta la también especialista del Canal Clave.

Calderón fue la primera asesora de la revista cultural Tengo algo que decirte, una experiencia que la hizo crecer profesionalmente, porque salía de lunes a viernes, media hora diaria en vivo y con un guion complejo que integraba música, entrevistas y el debate de un tema de actualidad.

La también asesora de Teleguía, sueña con ser directora de televisión y aunque sabe que debe estudiar mucho para concretar su deseo, desde hoy ya imagina cómo serían los programas dirigidos por ella:

“Me gustaría hacer programas infantiles y presentar un nuevo concepto de espacios musicales que estudie primero, y luego satisfaga los verdaderos intereses y motivaciones del público receptor.

“Quisiera que estos programas soñados por mí salieran al aire por el Canal educativo 2, como una manera de agradecerle a este lugar que ha sido mi casa durante estos años y que ha despertado en mí nuevas inquietudes profesionales”.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales