0
0
0
s2sdefault

Acababa de dar forma a un texto titulado Musicales de…canal educativo, cuando leí en el Portal de la TV Cubana el comentario La programación de fin de semana espera por reajustes, un acercamiento desde investigaciones a lo que se ofrece en la pequeña pantalla y encontré esta aseveración “Los encuestados piden valorar no transmitir los informativos de Cubavisión por los canales educativos y, en su lugar, ofertar nuevos productos televisivos. Claro está, la programación de estos canales es de menos de 1% de audiencia media. Los educativos figuran entre los más desfavorecidos en cuanto a nivel de audiencia. La variedad y calidad de sus programas no se encuentra acorde con la demanda de los televidentes”.

 No puedo discutir con los resultados de una encuesta, pero ¿la revista De tarde en casa no se ve?. Perdonen, pero no me convence. Lo que se dice o enseña en ese espacio, se comenta en la calle, y es que las muestras no siempre son lo rigurosas que una desearía, aunque prefiero encuestas  deficientes o parciales que su no existencia.

Voy a poner otro ejemplo la revista cinematográfica De cierta manera, el espacio más completo que sobre el séptimo arte se ofrece en la televisión cubana: tiene de todo comentarios, cortos, presentaciones de personas del cine y películas, por supuesto, ¡siempre cubanas!. Quizás no ostenta el nivel de teleaudiencia que merece, pero si un alto nivel de gusto.

De igual forma se presenta Espectador crítico, con propuestas de filmes analizados por expertos desde la sociología, la historia, la música, en fin los temas que aborda la cinta que se exhiba.

Y hablando de cine se dice “La televisión cubana enfrenta una ardua tarea ante las diversas alternativas de consumo de los medios de comunicación, por ende, los canales deben atender a las características y hábitos de vida de la población.

El espacio cinematográfico Arte 7 , por ejemplo, posee una tendencia a disminuir su audiencia desde 2012 (28,3%). El equipo del programa no debe perder de vista que los fines de semana, en especial los domingos, los públicos prefieren consumir una programación relajante y no sobre tragedias, historias de vida en que los protagonistas casi siempre mueren. Los géneros Referidos son las aventuras y las comedias.”

A ver ¿el gusto nace o se hace?. Hasta ahora los conocedores afirman que el gusto se hace (por eso la publicidad es tan bien pagada: te crea una necesidad de algo que no te resulta imprescindible), y si concordamos con esto ¿cómo aceptar que Arte siete pierda lo que ha ganado?. ¡Ah!, que existe un sector del público ávido de superficialidad, es cierto, quizás ese es el que se queja de los cambios operados los domingos por la tarde. Han sido transformaciones paulatinas para bien, tanto en las propuestas de películas como en la inserción de espacios ¡Cuánto agradece el conocimiento ver un Noticiero ICAIC latinoamericano de los años 80! Y la mayoría tienen su cuota de humor, lo que… inteligente.

El título de el trabajo que voté, mejor decir borré, Musicales de… canal educativo, lo iba a usar para tomar un anuncio bien hecho que dice Musicales de Cubavisión, y que por supuesto no promueve a Clip punto cu, idea, guion y dirección Frank Lage, excelente espacio donde la critica el humor y la buena puesta en escena se dan la mano o Cuerda Viva con guión de Cary Rojas y dirección Ana María Rabasa, un programa con propuestas musicales que ha sido cuna de nuevos talentos.

Pero tampoco se promueve a Música y más: idea y guión Oni Acosta, una entrega que combina la entrevista, con los comentarios y la música, todo en vivo; ni a ¡Bravo!, una propuesta del bell canto o danza clásica, ni a un Palco en la ópera, ni a Espectacular, ni El complotazo, todos programas del Canal educativo.

Y saliéndome de los musicales ¿por qué se dejó a la iniciativa de Otto Ortiz la promoción de su proyecto humorístico En humor a la verdad, que ha estado bien y no fue objeto de un buen spot y campaña publicitaria adecuada?. ¿Dónde se hizo hincapié en que se viera Fe de vida, dedicado a tratar los problemas de la tercera edad?.

 

¿Dónde estuvo este verano el buen anuncio sobre Su propia guerra, una ¿vieja? serie que por lo menos por donde vivo, vi sintonizada en varios hogares. Ese no es un medidor, lo sé, pero sería bueno que programas como estos tengan una promoción inteligente.

Un buen amigo, conocedor de los resortes televisivos, el otro día me comentaba: el grave problema de la televisión cubana es la falta de coherencia, cada cual hace o promueve lo que entiende, sin ver la televisión cubana como un sistema.

Le doy toda la razón: que los buenos programas del canal educativo no tengan mayor teleaudiencia, es culpa de la televisión cubana. Si Cubavisión se considera el canal líder del sistema en general, entonces ahí se debe promover con sistematicidad, rigor y atractivo lo mejor que se ofrece en todos los canales. Ah, no olvidar que no se trata del público sino de los públicos, por lo tanto siempre habrá programas que bajo nivel de teleaudiencia que si tienen un alto índice de gusto y so9n buenos ¡bienvenidos sean!

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales