Cuando había visto más o menos por tercera vez la historia de Lassie y me había decepcionado con la segunda versión de La cueva de los misterios, no podía imaginar que sentiría esta nostalgia...

Extraño a Lassie y a Baconao. Cuando era una adolescente y había visto más o menos por tercera vez la historia de aquella perrita y me había decepcionado con la segunda versión de La cueva de los misterios, no podía imaginar que llegaría el día en que sintiera esta nostalgia por ellos.

Sin embargo, mareada por los conflictos de Patito y Antonela con los que mi hija, de apenas siete años, se debate constantemente en voz alta, extraño aquellos tiempos en que, a las siete y media, los niños y adolescentes cubanos pasábamos de todo lo que no fuera ver las aventuras.

Blanco y negro, noBlanco y negro, no

Y claro, algunas contaban historias de adolescentes. Recuerdo Blanco y negro, no, por ejemplo, o Los pequeños campeones, que hicieron furia con el lindo y talentoso Yosvani. Mis amigas y yo coleccionábamos sus fotos, las perseguíamos en los periódicos y soñábamos con un novio como él, pero también aprendimos la importancia del esfuerzo, la amistad, que todo no se reduce a la belleza física, y veíamos a aquellos muchachos de secundaria jugar pelota, practicar gimnasia, enamorarse, pero también ir a clases y reunirse en círculos de estudio.

Por otro lado, los conflictos de los adultos se ajustaban a lo que el público infantil necesita y debe saber, así que insisto en que mi problema con la serie argentina no es pura santurronería: simplemente me preocupa que las divinas y las populares van a la escuela a bailar y a intercambiar novios, incluso las «buenas» viven peleándose por esa clase de conflictos, sin contar que hay héroes y villanos de todas las edades con sus consiguientes complejidades, y los niños lidiando con todo eso.

Pero francamente, más que lo que mis hijos ven y aprenden con Patito, me preocupa lo que se pierden ante la ausencia del tipo de programas que nos mantenían atentos al reloj, tanto a sus abuelos como a sus padres. Apenas comenté en casa mi intención de escribir sobre este tema, mi mamá comenzó a repetirme historias que crecí escuchando:

«Nosotros no teníamos  televisor, pero diariamente nos íbamos para la casa de Rodríguez, el pastor del Campamento Bautista de allá de Corral Nuevo, para no perdernos las aventuras de las siete y media. Algunas eran basadas en obras literarias o de temas universales y otras de temas cubanos. Me acuerdo que ahí conocí la historia de Enrique de Lagardere, después leí el libro…»
El Capitán Tormenta
El Capitán Tormenta

Dicho esto, agarró el teléfono para llamar a su compañera inseparable de trastadas, mi tía Dalia, a ver de qué títulos se acordaba porque «esa sí tiene tremenda memoria». Juntas rememoraron El Rey Sol, El Capitán Tormenta, El Conde de Montecristo, y entre las de tema cubano El cacique Arimao y Los mambises, y ahí salió a colación el que faltaba de aquella pandilla, el hermano varón y artista: «Juani hacía las espadas y en un aromal que había cerca, jugábamos a los mambises», cuenta Dali.

Mi papá no se queda atrás y campea por su respeto en el tema, pues él sí vivía en la ciudad y tenía en la sala la caja mágica, así que se hace escuchar: «Esas aventuras y las de los tupamaros, por ejemplo, fueron después, pero yo las veía desde los cuatro o cinco años y ya tengo sesenta, así que imagínate... Ustedes no se pueden acordar de Sandokan, el tigre de la Malasia; El Zorro, por Julito Martínez; La guerrilla del altiplano…»

Ahí se desató un debate muy animado sobre lo que unos vieron y otros no, cuáles teleseries fueron primero y cuáles después, el reparto que las representó y si eran aún transmitidas en vivo. A más de cincuenta años, las aventuras aquellas aún hacen furia en la generación de mis padres.

Los PapaloterosLos papaloteros

Todavía mi generación, y hasta los que aún se acercan a los treinta que yo cumplí hace años, podemos entenderlos perfectamente, porque fuimos testigos de producciones nacionales entrañables como Los papaloteros y Los pequeños fugitivos, basadas en obras literarias, como una nueva versión de El Capitán Tormenta, protagonizada por Cristina Obin, o novedosas como Shiralad, una historia futurista bastante bien lograda.

Quién se olvida de aquella frase de Bandurria en Los pequeños fugitivos: «a mí lo que me gusta es el refresco», o de los zapatos de dos tonos del malvado Quiroga. Mi hermano no me perdonaría si omito en este texto nostálgico una producción de corte histórico que también tuvo mucho éxito: Descamisados, basada en hechos reales de la última etapa de nuestras luchas independentistas, recogidos a su vez en una obra literaria testimonial.   

Por otro lado, disfrutamos de programas extranjeros relacionados con temas ambientales, el cuidado de los animales o la relación entre niños y mascotas, como Bahía Peligro, Flipper o la propia Lassie; incluso algunas de corte muy juvenil como Degrassi Junior High. Mil veces vimos El Zorro y mil veces los niños se pusieron caretas y las familias cosieron o improvisaron capas negras. ¿Se ha preguntado cuántos perros en Cuba fueron bautizados como Rintin, después de Rin Tin Tin y la brigada canina?

Sí, ya sé que hay muchos otros títulos, incluso puede que haya olvidado mencionar alguno imprescindible, eso se lo dejo a usted, pues estoy segura de que se animará a recordarlos y quizás hasta se pregunte conmigo: ¿a quién no le gustaban las aventuras de las siete y media? ¿Qué padre cubano no añora ese gustazo útil y agradable que nos reservaba la televisión después de todo un día de escuela? ¿No lo merecen nuestros hijos también?

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#30 Jose Fidel 28-10-2017 14:33
Alguien me puede decir el nombre original de la serie que transmitieron en cuba que le decían el amo dragón
#29 Santí 26-10-2017 15:24
Realmente esas aveturas marcaron una epoca.
- El Mambisito.
- Julito El Pescador
- Juan Quinquin en Pueblo Mocho.
- La Capitana del Caribe.
- El Prisionero de Senda.
- Tres Valientes en Apuros.
- Tres Amigos.
- Muchachos de la Guerrilla.
- Orden de Ataque.
- El Halcón
- El Halcón Blanco
- El Aguila
- El León de Damasco
- Cuando bajen las estrellas.
- Julián Guerrero
- Los Tres Mosqueteros
- Los Papaloteros
- Los pequeños Campeones
- La Masca Última Bala.
- Los Pequeños Fugitivos (2 versiones)
- Hermanos
#28 maguero 23-10-2017 16:07
En Cuba el 60 % de lo que se ve es extranjero de ello el 40% de los E.U. y el resto de Europa. Multivision no pone una pelicula cubana y eso que es un canal cubano , me sorprendio ver la serie Zoologico transmitirse por ese canal . la musica cubana es mas regueton que otra cosa , lo escuchas en todos lados , gracias a Sonando en Cuba y 23 y M se puede escuchar algo de musica cubana sin chavacaneria . el humor esta de luto en TV sino ves los lunes Vivir del Cuento el resto de la semana estas aburrido hasta que llega el fin de semana con UNO.
#27 indira 17-10-2017 09:13
Cúanta anoranza!!!Recu erdo también El halcón por Villazón, El Aguila por Porto, La capitana del Caribe, El mambisito, Las aventuras de Juan Quinquín...innu merables aventuras que nos hacían mejores ninos y seres humanos.No sé cómo pudieron matar tanta ilusión!!Agrade cida eternamente periodista por este artículo tan necesario.
#26 mrz 27-09-2017 16:34
Claro que es un espacio que añoramos, pero nuestros hijos tienen otras preferencias. Estos son otros tiempos. Tienen más aceptación series juveniles de temas actuales. Eso sin mencionar que están "infectados" de las series extrajeras y ya no encuentran atractivos en las aventuras de "capa y espada" que tanto disfrutábamos los de mi generación y las anteriores. Ahora hay un espacio a las 6 de la tarde en cubavisión y otro a las 7:30 en el Educativo: la oportunidad es perfecta para poner una retransmisión en uno de estos espacios (de las que queremos volver a ver los mayores) y en el otro espacio algo nuevo, apropiado para los adolescentes y jóvenes de estos tiempos. Gracias
#25 greter 22-09-2017 10:49
tengo 26, y pude ver algunas de esas aventuras en mi niñez, y era de las q corria para estar sentada en el televisor a las 7:30, me gustaria q repitieran el cucumy se despierta los domingos, solo tengo pequeños recuerdos, y estaria bien ahora con la edad q tengo volver a ver todas esas aventurasy asi tenerlas en la memoria para poderlas contar mejor. me gustaria q los espacios infantiles fueran como antes, q despues del noticiero ANSOC, daban muñes hasta casi las 6, ahora te ponen tres muñes y a continuacion cuando no es patito es otra cosa, ahora lo queda es sentarse con la familia a recordar todos esos momentos q nadie olvidara
#24 andy 22-08-2017 11:41
tengo 39 años yo ví bastantes aventuras hasta que practicamente se extinguieron como los dinosaurios hoy solo son series extranjeras parace ser que son más baratas de conseguir que hacerlas aquí ,ya que conlleva un gasto grande , espero que se rescaten. Aunque hagan algunas segundas versiones de las anteriores exhibidas,falta que hace así le damos vida a nuestros actores viejos y nuevos por venir.
#23 Ivette 07-07-2017 15:53
pero tambien quisiera que se retomaran espacios infantiles como Habia una vez, o arcoiris musical, aunque sea repetido
#22 Ivette 07-07-2017 15:50
xq no repiten otras aventuras como Shiralad, La Atenea , Hertmanos estan en San Miguel y otras que le antecedieron
#21 Henry Lazaro Perez 04-07-2017 08:38
Ay q ue vuscar ociones nuebas en la television que puedan atraer al publico joven y de otras edades y no estar repitiendo lo mismo una dos y tres veses por que de esa forma nadie va a ver nada en la tv algo que impacte y no las mismas cosas todos los años