Representar, desde una visión crítica, las inequidades sociales constituye un reto para la TV cubana

Los programas de televisión no reflejan aún la heterogeneidad de nuestra sociedad ni las desigualdades e inequidades existentes, aunque algunas dimensiones  o problemáticas están más presentes que otras”, considera la Dra. María del Carmen Zabala, en entrevista exclusiva para el portal de la TV Cubana.

A su juicio hay que diferenciar, ante todo, lo que significa representar determinadas desigualdades en los medios, y lo que equivale a analizar críticamente las causas que inciden en ellas.

La televisión cubana ha proyectado, desde diversos enfoques, algunas de las inequidades propias del contexto social cubano. Sin embargo, aún quedan muchas aristas del tema que siguen estando poco o mal abordadas por directores y guionistas.

Para la también profesora titular de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO-Cuba), “en el caso de la televisión cubana ha primado más la labor de sensibilización con la temática que la concientización y búsqueda de factores que inciden en ellos.

“Entre las dimensiones de las desigualdades más tratadas se encuentran las de género y las etarias, aunque en estas últimas la perspectiva predominante para el  abordaje de los temas es adultocéntrica”.

Con respecto a los ámbitos de desigualdad más proyectados en la TV, la especialista en el tema subrayó: “El perfil social y cultural ocupa un lugar central en la representación de las inequidades.

“Sin embargo, lo específico relacionado con la economía está prácticamente ausente, con excepción de los programas informativos, que tratan la economía del país o de algún territorio; pero la economía familiar y las estrategias familiares para lograr el sostén del hogar, las problemáticas específicas de diferentes sectores económicos y la situación desventajosa de no pocos sectores de la población, tienen aún muy escasa presencia”.

De acuerdo con la también investigadora del desarrollo social en Cuba, todavía prima demasiado en la pequeña pantalla una visión urbana y, especialmente, de la capital del país, que subordina por completo la realidad de los territorios rurales, con excepción de aquellos programas dedicados específicamente a la agricultura y a la cultura campesina.

Como espacios acertados en el abordaje del tema, la Dra. Zabala señala el programa Cuando una mujer, por la diversidad de temas y su inteligente tratamiento; Vivir del cuento, que refleja la realidad de las personas mayores que dependen de su jubilación para vivir, y que las concibe como seres humanos activos, con capacidades, aspiraciones y proyectos. 

Rompiendo el silencio, la serie que se transmite cada martes a las 10:00 p.m., constituye para la entrevistada un ejemplo de rigor y profesionalidad en el enfoque de una de las desigualdades de género más extremas, la relativa a la violencia contra la mujer.

“Considero que la dimensión de la desigualdad menos reflejada y analizada en la TV es la racial, por la limitada presencia de personas negras y mestizas en los programas de televisión y porque no se presentan ni problematizan las inequidades existentes según la variable racial, vinculadas a desventajas de diferente orden”, acota la especialista.

El diálogo e intercambio constante y fluido entre académicos y realizadores audiovisuales es un recurso indispensable para lograr una representación profunda, verosímil y orgánica de estos temas tan sensibles para la sociedad.

Para Zabala “una limitación importante en nuestro estilo profesional es que escribimos para nuestros pares y estudiantes, casi nunca pensando en otro tipo de lector, así que me pregunto: ¿cómo hacer llegar nuestros resultados de investigación a los directores y guionistas? La Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) ha organizado distintas experiencias de intercambio entre académicos y realizadores, pero deben incrementarse aún más estos espacios de debates interdisciplinarios”.

Abordar creativa y críticamente el tema en la pequeña pantalla, además de transitar del nivel de sensibilización al de problematización de las causas, constituye un paso esencial en el camino de lograr una televisión más inclusiva y cercana a nosotros, los cubanos.

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo

Comentarios   

#1 Yei 16-01-2017 15:03
Excelente entrevista! Muy buen trabajo, Anette. Me parece muy acertada la reflexión que nos comparte la Dra. Zabala. Un abrazo y éxitos a ambas.