Para este año está anunciada Tiempos de amar, realizada por Ernesto Fiallo… lo cierto es que necesitamos telenovelas hechas en Cuba…
Alguna gente cree que la ausencia de telenovelas cubanas en el espacio estelar de Cubavisión debería persuadirnos de que este país debería dejar de producir ese tipo de dramatizados.

Si no podemos garantizar la continuidad en la producción, ni la calidad de los productos, lo mejor sería comprar las telenovelas en Brasil o en Colombia y olvidarnos de esa pretensión —opinan.

A la telenovela no se puede renunciar, por más que algunos intelectuales las rechacen de plano, asumiendo que son elementales, reduccionistas, maniqueas y soporíferas.

Es cierto que muchas de las telenovelas clásicas no pasan de ser historias banales y perfectamente previsibles… E incluso, no pocas llegan a ser francamente reaccionarias en algunos de sus presupuestos éticos. Pero no conviene botar el sofá. Ningún género es de por sí malo o bueno. Y está claro que la telenovela es muy popular.

Esa lucha de contrarios, del bien contra el mal, en pos de la felicidad y el amor, todavía emociona a millones. Que muchos lo consigan a golpe de facilismos, que la telenovela haya devenido producto estrella de la televisión más mercantilista… son hechos incuestionables.

¿Pero se puede ignorar su inmenso potencial, su gran impacto social?

Por eso hay que defender la telenovela cubana, por más que de cuando en cuando decepcionen sus puntuales manifestaciones.

En el concierto latinoamericano, nuestra telenovela es punto y aparte. Y no hablamos precisamente de la factura, que esa sigue siendo una asignatura pendiente, sino del universo temático y estilístico.

Difícilmente una telenovela cubana se circunscribirá a una sencilla historia de amor, los realizadores y escritores casi siempre quieren ir más allá.

El resultado es que el espectador cubano le pide a su telenovela lo que no le pide a las extranjeras: que sea una recreación cuestionadora de su contexto, crónica del día a día… y eso sin que traicione los sempiternos códigos del folletín.

Ahí está uno de los mayores retos para el género en Cuba. Partamos de que ninguna creación audiovisual, ni siquiera los documentales, son copia exacta de sus contextos y referentes. El arte nunca copia o refleja.

Y la telenovela, para seguir asumiéndose telenovela, no debe traicionar sus más elementales presupuestos.

El problema de muchas de las producciones de los últimos años es que hasta cierto punto han ignorado esos códigos.

Y la verdad es que se puede asumir un amplísimo espectro de temáticas y conflictos sociales, históricos y hasta políticos. Pero el eje básico tiene que ser siendo las peripecias del amor… o el desamor.

Esa capacidad de integrar dos ámbitos que no siempre van de la mano en las producciones extranjeras podría ser una fortaleza de las telenovelas cubanas.

Sin contar el hecho de que la gente siempre muestra particular interés por la recreación de su contexto más inmediato.

Se puede hacer con sinceridad, profundidad psicológica, vuelo e imaginación, contundencia ética y estética.

Los problemas de producción que lastran la calidad formal de la telenovela en Cuba ameritan una serie de reportajes que asumiremos este año.

Pero algo tiene que quedar claro: necesitamos nuestras telenovelas.

Hay que revitalizar la industria, hay que encontrar alternativas para la producción, hay que estabilizar las frecuencias y la continuidad.

Para noviembre del año pasado estaba anunciada Tiempos de amar, una telenovela dirigida por Ernesto Fiallo. Se cambió la fecha de estreno para principios de este año.

Hay muchas expectativas con esta teleserie. Pero la principal es que rescate un espacio que no podemos permitirnos perder.

Ninguna telenovela brasileña o colombiana podrá hablarnos mejor que una hecha en Cuba.

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#13 yadian 25-04-2017 10:18
En lo personal me gustan mucho las novelas cubanas pero hace algun tiempo creo q han mermado en calidad porq no hacen como en otros paises q le sacan versiones a las novelas ya trasmitidas hace algunos años estoy seguro q si le hicieran una version a SOL DE BATEY tendria tremenda audiencia y q decir a TIERRA BRABA son grandes novelas cubanas y q tenemos grandes actores y actrices ,guionistas,dir ectores de televicion q estoy seguro q retomarian una historia basadas en estas increibles y q gustara muchisimo al publico y q el presupuesto q se gasta en hacer una telenovela cubana q solo genera criticas creo q mejor hicieran eso y se veria el resultado
#12 idalme frometa pons 17-04-2017 14:25
¿ Para cuando saldar al aire una buena Telenovela,la cubana,
#11 justo 08-02-2017 16:13
Un saludo estimado Yuris y mis felicitaciones por este acertado artículo es hora ya que nuestros productores despierten del letargo y se pongan en función de las telenovelas cubanas que es algo muy genuino en nuestra tierra
#10 Bravo 26-01-2017 18:31
En respuesta a #7 DOQ:
Gracias, ya la conseguí.
#9 lucas 26-01-2017 10:35
por que no hacen novelas de epocas.son muy lindas.
#8 DOQ 23-01-2017 15:40
En estos tiempos muchas televisoras extranjeras están adaptando guiones de grandes novelas en sus tiempos a la actualidad con gran aceptación, la TVC debería pensar también en ello.
#7 DOQ 23-01-2017 14:21
respuesta a #6 Bravo
Buscalo en el paquete, en carpeta se Audiovisual cubano, alli hay muchas cosas buenas
#6 Bravo 21-01-2017 23:35
#1 mila, ¿por dónde se puede ver Zoológico? pues desde que la anunciaron para el verano de 2016 la estoy esperando y no se ha hablado más de ella. Según tus palabras parece que por algún lado anda.
#5 Bravo 21-01-2017 23:31
Las novelas cubanas siempre van a ser mas criticadas que las extranjeras, son hechas aquí, con nuestra gente.
Lo que hace falta son buenos guiones y buenas actuaciones, algo que ultimamente no van de la mano.
nunca voy a entender como hace 10 o 15 años atras se lograba hacer una novela de época, una novela en el campo, con excelente guion y elenco y actualmente esto no es posible. Siempre le echan la culpa a la falta de recursos.
¿por qué una telenovela que estaba prevista para fines de año aun no ha sido estrenada? Por lo menos se puede disfrutar diariamente de la brasileña, cosa que va a cambiar en cuanto empiece la cubana, volveremos a un día si y uno no, nos pasaremos un año viendo la misma.
Decia la periodista: Esa lucha de contrarios, del bien contra el mal, en pos de la felicidad y el amor, todavía emociona a millones. ¿acaso las telenovelas cubanas actuales cuantan con esto? me parece que no, les falta de todo un poco.
En fin no escribo más pues al final no voy a resolver el problema.
+1 #4 marta 18-01-2017 18:17
Estoy de acuerdo con la periodista que escribe el artículo, además es necesario rescatar el trabajo de muchos artistas cubanos que al no ser llamados para trabajar buscan en otros paises y entonces perdemos nuestros genuinos talentos, es una pena.