Acercamiento a valores simbólicos legitimadores de imágenes televisivas

En la actualidad una de las tantas certidumbres que nos asiste es la idea de que las ciencias y su alter ego, la tecnología, no pueden separarse de la historia del hombre; tampoco se subordinan a razones estáticas o preexistentes fuera de la humanidad. Según hemos comprendido, ellas anticipan la creación de sentido tanto como el conjunto de las prácticas humanas.

De acuerdo con Regis Debray, si estábamos delante de la imagen, ahora estamos en lo visual.

No perdamos de vista que al robustecimiento de la densidad intelectual contribuye el pensamiento, el cual está hecho de imágenes y de palabras; en esencia, de ideas.

La TV es un espacio estratégico para la producción y reinvención de las imágenes que de sí mismos se hacen los pueblos, en ellas se reconocen e identifican, pues no existe identidad cultural que no sea contada.

En nuestra nación, realizadores de diferentes generaciones han re-creado lo épico como uno de sus grandes temas. Decía Lezama Lima que por la imagen el hombre recupera su naturaleza y que por ella y su absoluto, la metáfora, se engendra la poesía como la total libertad espiritual del ser humano.

El medio televisivo posibilita experiencias particulares en la construcción de lo real desde las transformaciones que introduce en nuestra percepción del espacio y del tiempo. Por ello, acude a la foto fija, en tanto documento, testimonio, mirada perpetua, al registrar acontecimientos de trascendencia histórica, política, social, artística y cultural.

En noticieros, programas de participación, ficciones, documentales, entre otros espacios, las imágenes dejan constancia de hechos y actitudes; resignifican instantes memorables, símbolos, homenajes, pues la fotografía no es solo lenguaje; sino, a la vez, escritura perdurable.

En el campo de la semiología se impone el concepto de la imagen como texto discursivo, en el cual es preciso reconocer Símbolos y próceres enaltecen la historia patria.el plano expresivo y el plano de contenido que al estar relacionados entre sí integran la composición icónica.

Ninguna imagen puede separarse de su contexto. En todo fotograma la imagen secuencial está compuesta por segmentos icónicos, según relaciones temporales; o sea, de acuerdo con antes-ahora-después.

De ahí la importancia de ver más que mirar alrededor y en la pantalla televisiva, en la cual la coherencia de luces y sombras es lo que determina los matices necesarios para la obtención de una imagen significativa en la historia contada.

No es menos cierto que la fotografía alcanza la categoría de arte, entre otros requerimientos, por la composición, esta revela, precisamente, el talento del artista, su aporta al recrear la realidad. Las imágenes visuales propician en el mundo contemporáneo agitar conciencias en espacios que surgen para luchar por las reivindicaciones sociales.

El testimonio gráfico acompañante de este texto deviene promesa de eternidad, de permanencia, en el deseo humano comprometido de durar que nos identifica. De hecho, las instantáneas devienen esencia de la narratividad, del relato cultural y la construcción del sujeto social, colectivo, reconocido como sujeto de la historia en nuestro país.

Comparte en las redes sociales

 

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

0 #1 jorgejr 04-02-2017 12:12
No es menos cierto que la fotografía alcanza la categoría de arte, entre otros requerimientos, por la composición, esta revela, precisamente, el talento del artista, su aporta al recrear la realidad. Las imágenes visuales propician en el mundo contemporáneo agitar conciencias en espacios que surgen para luchar por las reivindicacione s sociales.