0
0
0
s2sdefault

La Televisión cubana tiene dos grandes carteleras institucionales: Teleavances, que sale los sábados por la noche, con frecuencia semanal y Al mediodía, de lunes a sábado, a los 12 y 15 de la tarde. El primero recibió algunas modificaciones meses atrás y no creo que haya sido totalmente para bien.

Ese espacio muestra una gran desventaja con Al mediodía: tiene la séptima parte del tiempo de su medio hermano, por lo tanto lo que se promueva  debe ser justamente lo más trascendente de la semana por venir y… no siempre es así. Hay programas que se autodivulgan todos los sábados y otros  nunca merecen unos minuticos.

Estoy segura que la promoción camina la mayoría de las veces por la iniciativa de los realizadores de espacios, y no por una  pensada propuesta para  jerarquizar lo mejor que se oferta en nuestra televisión.

Al mediodía cumple el cometido para el que fue creado: decir la cartelera de los seis canales televisivos de forma diaria y completa.  Tal hecho el televidente asiduo lo agradece, de ahí que tenga un alto por ciento de teleaudiencia e índice de gusto.

Si a esa propuesta se le unen entrevistas en vivo, con  el atractivo  que despierta ese hecho,  se entiende por qué Al mediodía  tiene una buena cantidad de televidentes en todo el país.

Marino Luzardo, aunque use gorra, gafas, short y pulóver, no su acostumbrada elegancia con sus ya famosas camisas,  es uno de los presentadores más populares de la televisión, que es asediado en un cine o en la entrada de un hospital. Con Bárbara Sanchez Novoa,  su pareja habitual,  sucede otro tanto y es que constituyen un buen ejemplo de capaces locutores.

Si el espacio tuviera siempre más tiempo, como sucede en el verano, se podrían fortalecer las carteleras con mayor cantidad de imágenes, acción que es una responsabilidad del canal, no de los realizadores de los diversos programas porque… los que tengan más chispa recibirían mayor promoción.

Que a ese espacio acudan importantes artistas del país para promover  alguna acción estética, indica que es un sitio respetado.  Tal aceptación no se puede perder, porque creo que (como dice un ilustre cirujano: lo que funciona no se toca)  Al mediodía sólo necesita algunos retoques formales, el resto es promover (lo que hace) pero debe hacerlo mejor.

Aparte de esas dos grandes carteleras existen otras: las que se emiten para dar a conocer las programaciones de mañanas, tardes, noches y madrugadas, que se hacen con locutores en off y  notas escritas con hora y programa por canal, pero ¿por  qué la cartelera de la madrugada para los canales que trasmiten a esa hora (Cubavisión y Multivisión) no se ofrecen a las 8 y 30 de la noche? ¿Es necesario esperar a la medianoche para ver si alguna película o documental interesante puede verse (o grabarse)  durante las primeras horas del día (que son los finales de noche)?.

Alguna vez se ajustó y al terminar el noticiero estelar una sabía qué  seguía hasta doce horas después, desconozco por qué se eliminó ese útil servicio. Existen otras carteleras por canales,  que tienen su peculiaridad a partir de sus perfiles.

A su vez, no entiendo por qué  las carteleras insertas en las web no están actualizadas casi nunca los lunes y existen en los medios de prensa, un ejemplo: en el caso del Periódico Granma impreso salió este 17 de abril y no estaba en su versión digital.

Otro asunto es el de la cartelera en los televisores HD. Aplausos porque ya aparecen pero si uno quiere, por ejemplo, grabar el excelente espacio Ábaco, de la señal Caribe y lo marca, encontrará después que se graba por hora, no por programa y te quedas con la mitad del noticiero y un pedazo del espacio que seguía. ¿Por qué? ¿No se puede resolver eso?.

Alguien dirá que es un detalle pero si usted compra un televisor que ofrece una cantidad de servicios, tiene el derecho (digo yo) a exigir  que todos ellos se faciliten, porque  bien caros son esos aparatos. Y hasta aquí estas opiniones sobre… carteleras.

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault