Los espacios de animados en la televisión siguen siendo muy vistos por los infantes, que solicitan mayor presencia de muñes cubanos en la pequeña pantalla

Al estado de la producción de animados cubanos estuvo dedicado el encuentro ComunicarTV de este martes 1 de agosto, con la participación especial de creadores y especialistas de la Televisión cubana y del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (Icaic).

En el espacio de diálogo entre creadores audiovisuales y los públicos se abordaron cuestiones esenciales que, si bien explican en cierta medida las causas de una producción de animados todavía insuficiente para la gran demanda de la niñez cubana, igual pueden enfocarse como líneas de acción que posibiliten transformar sobre todo pensamientos, estructuras y plataformas en aras de dinamizar la producción de dibujos animados y otros productos audiovisuales enriquecedores del universo audiovisual de la niñez en la Mayor de las Antillas.

Los cinco niños presentes en el Salón de Mayo, del Pabellón Cuba, sede habitual de ComunicarTV, evaluaron los muñes como “muy buenos”. Las hembras dijeron que se identifican con el personaje Fernanda, la espía, porque tiene mucho misterio. Otra niña aseguró que le gustó mucho la película Meñique, cuyo argumento se basa en el cuento escrito por José Martí.

Sin embargo, un joven profesor de primaria explicó que sus alumnos consumen sobre todo los animados manga, por su calidad, y las producciones de Disney, en tercer lugar prefieren los muñes cubanos.

Un joven asistente, de 27 años, quien aseguró que durante su niñez y adolescencia vio bastante en la televisión animados como Elpidio Valdés y Chuncha, preguntó a los invitados al encuentro, ligados a la producción institucional de dibujos animados, las causas de la involución de este proceso, pues consideró que en la actualidad “se dispone de más recursos” para producir ese tipo de producto audiovisual.

Por su parte, una profesora de Psicología de la Universidad de La Habana, vinculada a los Estudios de Animación de Icaic, consideró que en las parrillas televisivas de los canales nacionales aparecen hoy muchos espacios de animados. “Ello debe redundar en que los niños identifiquen los cubanos”, apuntó.

Llamó la atención sobre el hecho de que los niños consumen en muchos casos solos los muñes y los adultos no participan en el proceso de comprensión de estéticas y mensajes de ese tipo de propuesta televisiva.

En tal sentido, Raydel Santana, coordinador de ComunicarTV, se refirió a la función educativa de los animados, su impacto en la formación de valores y gustos desde edades tempranas. A su juicio resulta esencial que especialistas como Jorge Oliver, conductor del espacio Cuadro a cuadro (que muestra películas basadas en historietas) expliquen a los espectadores algunos aspectos formales y de sentido del producto audiovisual puesto en pantalla.

Lo cierto es que, como demuestran los estudios realizados en Cuba sobre el consumo audiovisual de la niñez, más del 90 por ciento de los infantes permanece ante la pantalla chica buen tiempo durante el verano.

“La TV sigue estando en el centro de las actividades recreativas de los niños en la etapa vacacional”, sostuvo Vanessa Márquez, especialista del Centro de Investigaciones Sociales de RTV Comercial, empresa del Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Refirió además que los pequeños consumen en mayor medida animados extranjeros, no obstante siguen solicitando más películas y dibujos animados producidos en Cuba. 

Al informar los resultados de un estudio realizado en 2015 sobre consumo de medios en zonas urbanas, Márquez expuso que los niños consumen mucha televisión entre lunes y viernes, sobre todo ven los espacios infantiles que transmiten Cubavisión y Multivisión. Los que tienen entre 9 y 11 años de edad prefieren los animados, mientras que de 12 a 14 años se interesan más por los dramatizados.

Jorge Oliver, historietista y creador de dibujos animados, lamentó que no exista en Cuba una escuela de animación. No obstante resaltó los resultados de los creadores pertenecientes a los Estudios de Animación tanto de la TV como del Icaic, así como de los cuatro estudios existentes en provincias. De estos últimos destacó al grupo de producción de animados en Holguín.

Como una fortaleza del trabajo de animación en Cuba subrayó: “Los creadores nuestros están tratando temas nacionales”, no obstante reconoció la existencia de gran desorden en la producción de animados.

Armando Alba, jefe de Producción de los Estudios de Animación del Icaic, explicó que primero esa productora institucional creó los dibujos animados para ser exhibidos en cines “pero los tiempos y códigos han cambiado. Los niños ahora son nativos tecnológicos”.

De esta manera, el creador vinculado por más de dos décadas al Icaic, introdujo el tema acerca de cómo todavía prevalecen en Cuba obras de autor como Elpidio Valdés, de Juan Padrón, y el Capitán Plin, de Jorge Oliver, pero no se ha desarrollado una verdadera industria que supla la demanda de animados nacionales, que ahora deben concebirse para su disfrute en las multipantallas con las cuales coexisten los consumidores, sean niños o no.

Respecto a la formación de nuevas generaciones de creadores anunció las gestiones que se realizan desde el Icaic para incluir la asignatura de Animación en el Instituto Superior de Diseño, la Academia de Artes Plásticas San Alejandro y otros centros de estudios.

Entre los resultados más relevantes de los Estudios de Animación del Icaic en los últimos años, destacó que por primera vez se logró entregar a la Televisión cubana un paquete de 52 capítulos de una serie infantil que cubriera un periodo de transmisiones. Se trata de Tutu, serie en 3D para niños de primaria, que transmite este verano Cubavisión, a las 4:30 p.m.

También mencionó la producción de ocho capítulos de la serie infantil didáctica Ortografía, creada por Jorge Oliver.

Otro logro referido por Alba: la próxima comercialización de artículos con la imagen del icónico personaje cubano Elpidio Valdés en las tiendas recaudadoras de divisas y las Caracol en todo el país, gracias a un contrato gestionado por el Icaic con una empresa china, como parte de las acciones de merchandising que en Cuba deben favorecer el consumo de productos portadores de elementos de la cultura nacional.

Regla Bonora, al frente del Grupo creativo de infantiles en la TV cubana, estimó que la integración y organización dentro de las instituciones adquiere gran relevancia en la producción, distribución y transmisión de animados.

Reconoció que la actualización, la capacitación, el sistema de pagos y otros aspectos han lacerado el trabajo del Grupo creativo de infantiles.

La también asesora y realizadora de programas estimó que el establecimiento de los perfiles en los canales ha provocado que algunos no tengan programación infantil. A su juicio, la Dirección de Contenidos y Programación de la TV Cubana debe decidir cómo se distribuyen los animados en las parrillas de los canales.

Recordó que toda la programación dirigida a niños, adolescentes y jóvenes no supera el 10 por ciento de la programación en general de la TV, que además, debido a la deprimida producción nacional para estos segmentos de públicos, debe “utilizar en la mejor medida lo foráneo”.

Para Bonora, la apuesta más importante consiste en estar sintonizados con el contexto. Acerca de la labor del Grupo creativo de infantiles indicó que “requiere de profesionales con elevada preparación para atrapar esos contenidos y empaquetarlos”. Además insistió en la idea de estrechar los vínculos con los productores de animados, tanto del Icaic como de otras instituciones y con los creadores audiovisuales independientes.

Comparte en las redes sociales

 

Escribir un comentario

Los mensajes que aqui se emiten son de caracter personal. No publicamos comentarios vulgares ni ofensivos. Nos complacen los aportes que puedan hacer para mejorar nuestro trabajo. Sus mensajes son leidos y analizados en las distintas instancias de la TV Cubana y se responden a traves de artículos o en la solución de los problemas.

Comentarios   

#5 Alberto Yariel 24-11-2017 22:27
esto es un tema tanto de adultos como de pequeños
tengo 23 años y sienpre e sido un fanatico de los dibujos animados sobre todo los de produccion nacional
pero que esta ocurriendo con los animados modernos
cubanos en la gran malloria no tienen la calidad ni el nivel de entretenimiento de hace un tiempo.
#4 joel 31-10-2017 09:21
para empesar tengo un niño pequeño que apanas se rie con los dibujos animados cubanos, a mi entender son demasiados educativos y lo que realmente necesita el niño es entretenerse y divertirse apenas los entienden pero la calidad que realmente se disfruta es poca. he llegado a la conclucion de que los realizadores se sienten como que presionados al realizar dichas producciones temiendo a la censura o a la no publicacion.ya apenas no se estrenan los de elpidio valdes que tienen calidad de sobra y a todos nos gustan diganse niños y adultos. en mi caso tengo que buscarle muñequitos del famoso paquete al mio para que se ria al menos
#3 Sofia Ramos 19-09-2017 12:25
Quiero decir, que en el horario de los muñes que hay a las 4:15, o lo alargen más o que no pongan tantos programas y pongan más muñequitos porque, ponen uno o dos nada más y mi niño se queja de eso, no se los otros pero el mío si, todos los niños no son iguales, tienen que poner programas que ellos les guste, porque los programas que ponen, no son muy amimados o divertidos para los niños, más bien los aburre y apagan la tv, como hace el mio aveces, les recomiendo una programación como la de multivisión, que es más entretenida y variada, lo malo que no llega a todos los logares del país, por eso les recomiendo que en cubavisión que es el canal de la familia cubana, deben tener programas mas variados, entretenidos y educativos, porque es el canal que mas se ve en la tv, y como dice Juana Estenoz, facilísimo y otros progamas de multivisión son buenisimos y pueden ponerlos en la programacion de cubavisión.
#2 Juana Estenoz 10-08-2017 08:57
es importante trasmitirle a los pequeños, materiales que los entretengan y además instruyan, ¿pero es necesario, en determinados horarios del día, tener cuatro canales en función de ellos? y además, con unas propuestas muchas a veces tan malas que los niños prefieren dedicarse a otra cosa, hay excepciones, por ejemplo, "Fernanda, Elpidio Valdés", que aunque data de muchos años, no ha envejecido y sigue gustando, ¿por qué no existen programas de factura nacional como Facilísimo, y otros que trasmite Multivisión?
#1 enrique desdin 02-08-2017 12:16
Muy buen tema para debatir
Saludos enrique desdin villa