0
0
0
s2sdefault

Los programas juveniles deben propiciar el diálogo de los jóvenes con su época y sus realidades

Muchos son los temas y enfoques que pueden tener los espacios dirigidos a los jóvenes, un público muy heterogéneo que demanda altos niveles de profesionalidad por parte del equipo creativo que para ellos trabaje.

Recientemente finalizó Zoológico, una serie de gran impacto en la población, sobre todo en el segmento juvenil. Sobre ella enfatizó la socióloga Yeisa Sarduy: “Este espacio abordó el tema de la marginalidad, la desigualdad y reflejó múltiples caras de la realidad cubana de hoy: jóvenes distintos, provenientes de familias y contextos sociales diferentes.

“Considero que este producto audiovisual de alta calidad demanda un estudio de recepción, para conocer qué opiniones y cuestionamientos produjo en los televidentes. Parte de su popularidad se debe, en mi opinión, a que trató temas muy cercanos a la cotidianidad de la gente.

“Un barrio marginal, o en desventaja social, tiene realidades muy concretas, tiene códigos muy precisos que les exige determinados comportamientos a sus habitantes.

“En este sentido la lección fundamental que tuvo Zoológico fue demostrar que el joven puede romper con ese contexto, puede salirse de ese marco, puede superar los obstáculos de su medio social.

“Otros dramatizados han tratado la temática desde enfoques más fatalistas, más pesimistas. Sin embargo, el director y el guionista de esta serie propusieron una salida acerca de que es posible, para los jóvenes marginados, lograr la inserción en la sociedad”.

En opinión de la especialista sería muy interesante y útil investigar qué percepciones y criterios tienen los jóvenes de barrios en desventaja social en torno a dramatizados de este tipo: “¿Qué piensan? ¿Cómo valoran esta representación? ¿Qué les gustaría incluir en la recreación de la trama y los personajes?

“El abordaje inteligente y profundo de estas realidades en dramatizados cubanos destinados a jóvenes puede develar puntos en común con el universo social de las otras juventudes latinoamericanas.

“A veces me parece que los jóvenes cubanos tienen puesta la mirada, en el sentido de las representaciones, más hacia Europa y Estados Unidos, y en mucha menor medida hacia nuestro propio continente.

“Aunque tengamos aristas sociales muy diferentes, la juventud de Latinoamérica y el Caribe posee dimensiones sociales y sobre todo culturales comunes que pudieran y debieran explotarse más”.

A juicio de Sarduy en la TV cubana se ha consolidado el acercamiento e intercambio entre cientistas sociales y equipos técnicos y artísticos. Sin embargo, este aún no es suficiente.

 “No es solamente invitar a uno o varios especialistas al programa. El reto mayor está en lograr un guion verdaderamente representativo, que invite al diálogo y el debate con los jóvenes: inicio y meta de esta programación.

“Las producciones de los estudiantes de la Facultad de Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA) continúan siendo, en este sentido, poderosamente novedosas, cuestionadoras e inclusivas”.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales