0
0
0
s2sdefault

La historia de cómo “Desde la aldea” se convirtió en la música del Festival de La Habana

Cuando año tras año escuchamos ese contagioso y muy latinoamericano tema musical, que identifica al Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, sabemos que ya está muy próxima la fiesta del séptimo arte en La Habana.

Muchos dan por sentado que esa canción representa al Festival desde sus inicios en 1979, otros piensan que se compuso por encargo e incluso hay quien desconfía que su autor sea José María Vitier y creen que es su hermano, Sergio.

Para aclarar estas y otras interrogantes sobre el tema del Festival recurrimos a las dos personas más autorizadas para hablar sobre él: José María Vitier, su autor, destacado compositor y pianista cubano y José Galiño, musicalizador e investigador, quien desde el año 1963 trabaja en Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) en su Departamento de Sonido.

José María Vitier nos cuenta que el tema Desde la aldea lo compuso para el serial televisivo La frontera del deber, realizado por la televisión cubana en el año 1986 como homenaje por el 25 aniversario del Ministerio del Interior y que la música del serial se grabó en un longplay en los estudios de la EGREM.

Como el serial se desarrollaba principalmente en interiores y tenía escenarios geográficos diferentes, unas veces en Cuba y otras en Centroamérica, el director le solicitó que compusiera una música incidental para que el espectador pudiera ubicarse en qué lugar se estaba desarrollando cada escena y de ahí surgió el tema latinoamericano.

A pesar de que en ese momento existía el Grupo de José María Vitier, no todos sus músicos participaron en la grabación del tema, pues para obtener la sonoridad latinoamericana se necesitaban solo algunos instrumentos y otros que no tenía el grupo en su formato, por lo que se invitó a Pancho Amat para que tocara el bombo legüero. El resto de los intérpretes fueron, Nicolás Sirgado en la guitarra, Juan Raúl Oviedo en el xilófono, Javier Zalva en la flauta y en el sintetizador el propio José María.

Por su parte, Galiño nos relata que faltando pocos días para el 12 Festival, en los días finales de noviembre de 1990, Fátima García y Diana León, dos jóvenes que trabajaban en el Centro de Información del ICAIC, estaban preocupadas porque no encontraban un nuevo tema para la edición de ese año, pues hasta ese momento el Festival debiera tener un tema específico. Ellas decían que se necesitaba una música más “latinoamericana”, y es aquí donde proponen la canción Desde la aldea, perteneciente a La frontera del deber. Así el tema musical fue utilizado ese año y no ha dejado de utilizarse hasta el presente.

En 1998, con vista al 20 Festival, se recurrió al grupo Sampling para hacer una versión en su estilo de imitar instrumentos musicales. La nueva elección, grabada en el estudio de Prado 210 el 3 de noviembre de 1998, aunque fue bien valorada por el público, no llegó al punto de ser aceptada para sustituir la interpretación del grupo de José María Vitier.

En el período que antecedió a este momento, otras melodías marcaron momentos importantes, como la que compuso Juan Márquez para el documental realizado en el año 1979 por el chileno Pedro Chaskel, Los ojos como mi papá, interpretada por el grupo Manguaré y de la autoría de José María Vitier, correspondientes a los primeros trabajos discográficos de su grupo: Rondó y Barrock.

A manera de curiosidad, nos cuenta José María que el tema le fue solicitado por un empresario italiano como tema de un spot publicitario para una campaña promocional de turismo italiano hacia Cuba y él le comentó que esa música no era cubana, que escogiera otra.

Tomado de Cubadebate

 

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

0
0
0
s2sdefault