0
0
0
s2sdefault

 La programación adolece de un espacio dedicado específicamente a la crítica, que pueda devenir en referente. P ara la crítica audiovisual en la Televisión Cubana es uno de los elementos sobre cuya importancia y necesidad se ha insistido en los últimos tiempos desde el Centro de Investigaciones Sociales (CIS), como resultado de las tendencias identificadas en varios de sus estudios contemporáneos.

La diversificación de las vías y formas para el consumo audiovisual en la sociedad actual ha conllevado a que las herramientas para la apreciación audiovisual tengan un lugar cada vez más significativo en la formación del espectador, hoy con acceso a un universo audiovisual muy extenso y variado, sobre todo de la producción extranjera.

Los programas o segmentos de crítica en la televisión nacional, a todas luces, son insuficientes; solo sobresale la crítica cinematográfica, área en la que habido antecedentes notables, que familiarizaron a varios segmentos de los públicos con el conocimiento especializado sobre cine.

Como ejemplo puede señalarse la labor desarrollada por Mario Rodríguez Alemán, Enrique Colina, Antonio Mazón y Carlos Galiano. Luego se hicieron más visibles, también como comentaristas en programas cinematográficos, las figuras de Rolando Pérez Betancourt, Frank Padrón, Joel del Río, entre otros. En este sentido hay que destacar que en general los comentarios en este tipo de programas tradicionalmente han sido bien recibidos por los televidentes.

Una de las investigaciones del CIS (2012) reflejó que como tendencia en más del 80% de los casos, los públicos suelen exponerse a dichos comentarios que anteceden a la proyección del filme. También en ese informe se puso de manifiesto que en esencia los públicos perciben esos comentarios como “interesantes, instructivos y necesarios”.

La crítica de videoclips nacionales fue otra área en la que durante un buen tiempo se destacó, por su trabajo vinculado al proyecto Lucas, Rufo Caballero, pero ello no ha tenido continuidad ni estabilidad tras la desaparición física de Rufo.

Por otra parte, aunque existen aisladas secciones en algunos espacios que contemplan de forma más o menos profunda la crítica audiovisual en general, la programación adolece de un espacio dedicado específicamente a la crítica, que pueda devenir en referente para el desarrollo de competencias audiovisuales en los receptores.

Es necesario resaltar que este tipo de secciones o programas deben diseñarse atendiendo al público objetivo para el cual se realiza, en aras de lograr una mayor efectividad en ese importante propósito de educar a los diversos segmentos de públicos en los procesos de recepción audiovisual, íntimamente asociados a dos de las actividades que más realiza la población cubana en su tiempo libre: ver la programación de la Televisión Cubana y ver materiales a través de otros soportes para la reproducción audiovisual.  

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault