0
0
0
s2sdefault

Milos Forman murió el viernes trece de abril en Connecticut, Estados Unidos, a los 86 años. Era  un buen director,  eso lo sabía desde hace un buen tiempo, pero a mediados de los años ochenta (cuando éramos felices y no lo sabíamos), él y su Amadeus hicieron que mis compañeros caimaneros me dijeran desde loca, exagerada, obcecada  y no sé cuantas cosas más.

Fui al Charles Chaplin siete veces casi seguidas a ver ese filme. Entonces, aun no tenía unos 40 premios (ocho Oscar, cuatro British Academy Film Awards y cuatro Globos de Oro, mientras el American Film Institute situó el filme en el número 53 de su lista de las 100 películas más representativas del cine estadounidense) , ni  tampoco yo sólo veía la cinta, yo iba a escuchar la música con sonido estéreo, y en la oscuridad. Muchas veces cerraba los ojos y sólo me bañaba de Wolfgang Amadeus Mozart.

En esa época la referida sala de cine, asociada más a obras de autor, tenía unas condiciones acústicas ideales y permitía disfrutar de las buenas bandas sonoras de los filmes que se exhibían.

Forman, nacido en Checoslavaquia y nacionalizado en Estados Unidos, tuvo otro Oscar por Alguien voló sobre el nido del cuco (1975), y dirigió otras cintas interesantes como Hair (1979), Valmont (1989), El escándalo de Larry Flynt (1996), El lunático (1999), y Los fantasmas de Goya (2006).

El guión de Amadeus (1984) es una adaptación de la obra de teatro homónima, de Peter Shaffer, narra la vida de Mozart (Tom Hulce) narrada por Antonio Salieri, (F. Murray Abraham) otro compositor de la época que supuestamente llevó a Mozart a la muerte.

Hay asuntos ciertos: Mozart, enfermo, dicen que de fiebre reumática (no había penicilina) agonizando, compuso el Réquiem K.626 para el conde Franz von Walsegg, gran aficionado a la música y que a la muerte de su joven esposa encargó esa pieza, por medio de un criado que ocultaba  quien era, parece que el Conde pretendía presentar la obra como suya.

Pero Salieri fue un músico muy respetable en Viena e incluso más aclamado que Mozart. Es cierto que el segundo  no podía conseguir trabajo fácilmente, además de que sus concepciones novedosas no eran aceptadas por la nobleza; el Emperador José II de Habsburgo al mencionar a  Mozart decía que usaba demasiadas notas. El supuesto enfrentamiento de  Salieri, con el gran músico se debe a que Leopold Mozart (el padre)  afirmó en una carta: “Salieri y sus acólitos harían lo que fuese para que Mozart no triunfase en Viena”.

Quizás hubo algo de envidia, porque el emperador no podía saber, pero Salieri sí que Amadeus era un genio. Ahora, ni hizo votos de castidad: se casó,  tuvo siete hijas y numerosas amantes, entre ellas Caterina Cavalieri, que  aparece en la película aunque lo hace como enlazada con Mozart.

En el elenco  del filme figuran además     Elizabeth Berridge (Constanze Mozart,),    Roy Dotrice ( Leopold Mozart),     Simon Callow (Emanuel Schikaneder),     Christine Ebersole (Caterina Cavalieri) y     Jeffrey Jones (Emperador José II), entre un importante número de actores y actrices.

La banda sonora de la película fue grabada por la gran Orquesta inglesa de Saint Martin-in the Fields, bajo la dirección de Neville Marriner .

or supuesto que me gusta la cinta, para algunos de especialistas se trata de una obra de culto, he reído muchas veces con ella, he sentido lo que puede hacer la envidia, pero sobre todo he disfrutado de la música. Toda la tengo grabada, pero no es lo mismo.

Espero que en honor de Forman un checo judío al que le mataron ambos padres en campos de concentración, algún espacio de cine de nuestra tv acoja Amadeus. La han trasmitido varias veces, pero si repiten hasta la saciedad filmes de muy poco valor como no hacerlo con esta propuesta que sólo por la música vale un potosí. Yo la volvería a ver, aunque fuera sin sonido estéreo.

 

Comentarios   

#1 Ariel 17-04-2018 13:50
Brillante texto y emocionado homenaje a este valiosísimo director que será recordado por la brillantez de su obra y la osadía de sus filmes. También Amadeus forma parte de las bandas sonoras de mi juventud. Fue la película que me descubrió a mí mismo el gusto por lo fino en las artes. Por ello, por hacerme feliz y formar mi personalidad artísitica, GRACIAS Milos Forman. Feliz viaje y buena creación en lo celestial. Un abrazo para Paquita por su acostumbrada cordura estilística.
Reportar al moderador

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault