0
0
0
s2sdefault

Más de treinta años después de ver Taxi driver, a prima hora de este 22 de abril, me clavó de nuevo en la cama su transmisión por Multivisión, con una excelente copia sin un saltito mínimo que hiciera perder al televidente la mirada del entonces joven Robert de Niro.

La película de Martin Scorsese, uno de los renovadores del cine norteamericano en los años 70 y 80, alcanzó La palma de oro en Cannes en 1976,  y de alguna manera lo lanzó a la fama, pero no tuvo el Oscar.

Esa y otras tantas situaciones que se dan con obras o sus hacedores me hacen que no crea en los premios.  Siempre están sujetos a un jurado que por incapacidad estética o intereses de otro orden, pueden dar al trofeo de que se trate, al hombre o mujer del momento, no al mejor en el certamen.

Ahora, cuando leí que el premio Princesa de Asturias de las Artes 2018 era para Scorsese sentí la alegría que sólo proporciona un acto de justicia, en este caso con un cineasta que a los 75 años continúa en activo con una obra contundente desde el guion a cada plano y te sienta en la silla (o en la cama) quitándote parte del aliento.

Su primer filme fue     ¿Quién golpea mi puerta?, (1967) a la que le siguieron entre otras cintas (además de Taxi driver)    Toro salvaje (1980);  El rey de la comedia (1982), El color del dinero ( 1986), La última tentación de Cristo,( 1988), La edad de la inocencia, (1993), Casino    (1995), El aviador, ( 2004) y El lobo de Wall Street (2013).  En esos largometrajes ha tenido dos actores fetiches de Niro y Leonardo de Carpio.

A pesar de ser nominado al Oscar en varias oportunidades, se lo concedieron en  2006 con Infiltrados, cinta que obtuvo además otras tres  estatuillas. ¿Es su mejor película? , quisiera preguntárselo,  pero para mi la respuesta es no. Como todo buen realizador escogió actores que le iban a su personaje, guionistas (Paul Schrader) y especialistas en montaje (Thelma Schoonmaker).

Un autor de culto en el cine norteamericano y de todo el planeta, Scorsese  ha  hecho documentales, una buena parte dedicados a la música; cortometrajes, y televisión, esa vilipendiada productora de audiovisuales, pero el gran hombre de cine sabe que el arte puede estar en cualquier medio por eso creo Cuentos asombrosos  (1986, serie), Boardwalk Empire  ( 2010,capítulo piloto) y   Vinyl  (2016, capítulo piloto). . En los últimos años, a través de The Film Foundation y World Cinema Project, Scorsese está “recuperando, restaurando y difundiendo el patrimonio cinematográfico histórico”.

Vuelvo a  Taxi Driver, ese filme que es un puñetazo en el mentón.  Ahí aparece una joven Jodie Foster, que tendría una de las nominaciones al Oscar.  ¿Y por qué una vez más esa joya del cine pasó sin apenas promoción?

Multivisión transmite excelentes filmes, documentales y series que no reciben una llamada al televidente para que los sintonice. En fin, felicidades a Scorsese, la vida (o algunos seres humanos) no le ha dado los premios que merece, pero tiene la gratitud de quienes amamos el cine y nos lega una obra que vivirá in secula seculorom.

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault