0
0
0
s2sdefault

Aunque la sección de la revista Buenos Días analiza distintas problemáticas sociales, no debe considerarse la solución para los asuntos tratados

La mañanera revista televisiva Buenos Días, que de lunes a sábado transmite Cubavisión, está entre los espacios preferidos de los televidentes, quienes amanecen informados en temas nacionales, internacionales, deportivos, culturales y de otra índole.

De manera especial, la sección El tema de la semana, con la conducción acertada de Lázaro Manuel Alonso, motiva en sus dos frecuencias semanales la polémica dentro y fuera de los hogares.

El tema siempre trae a la pantalla el acercamiento a cuestiones medulares de la realidad cubana de hoy, propiciando el intercambio con especialistas y conocedores, quienes aportan interesantes reflexiones que contribuyen con el esclarecimiento de muchos.

La indisciplina social, el consumo cultural, la contaminación sonora, los problemas en los servicios brindados a la población, la realidad en  farmacias y ópticas, las modas al vestir y otras temáticas han sido tratadas en interacción con el público, que a través de mensajes emite sus criterios y preocupaciones.

Así se corresponde el programa con la política trazada para el trabajo de los medios de comunicación, en su función social de educar y contribuir con el mejoramiento de las conductas ciudadanas y elevar el nivel de información y bienestar social.

La profesionalidad, respeto y valentía con que el conductor guía el diálogo han sido motivos de elogio de varios televidentes que, cada lunes y viernes, salen de sus casas con muchísimas opiniones para intercambiar con compañeros de trabajo o de viaje.

Conversando con algunos televidentes de la capital conocimos criterios acerca esta atractiva sección, calificativos como “valiente, atrevido, profundo y sorprendente” fueron emitidos por los entrevistados.

Por ejemplo, Olga Morejón agradece espacios como este y considera insuficiente el tiempo de duración: “deberían hacer un programa de opinión con esos temas, a ver si con ayudan a que se entienda mejor la necesidad de ser respetuosos y eficientes.

“Los programas dedicados a las farmacias y las ópticas estuvieron muy buenos y esclarecedores, muchos de los que laboran en esos lugares se vieron reflejados y han cambiado, en alguna medida, su actuar. Pero el que más me ha gustado ha sido el dedicado al pan, realidad que atañe a todos.

“De igual manera disfruté el dedicado a la moda en el vestir, porque es verdad que muchos jóvenes andan disfrazados y el que gusta vestir correctamente se ve anacrónico”.

El tema de la semana ha logrado, sin dudas, poner el dedo en la llaga de diferentes problemáticas sociales, pero no se debe perder de vista que esta no es solución para los problemas sociales; sí los visualiza y llama la atención a quienes deben velar por la eliminación de las causas de tantas irregularidades.

Para los jóvenes hermanos Laura y Leandro el tratamiento en TV de estos temas es muy adecuado, aunque se ha criticado mucho a sus coetáneos, “es cierto que muchos hacen las cosas mal, pero no todos somos así, pero por lo general nos parece bien la sección porque advierte sobre asuntos importantes de la realidad.

“Esperamos que con esto se ayude a que los jóvenes aprendan más de las conductas correctas, cómo comportarse en los lugares públicos y que la moda hay que llevarla con elegancia, pues no todo nos queda bien”, comentaron.

Sin dudas esta sección es de las que más se agradece entre las propuestas  de la televisión, lejos de tabúes, fórmulas y caminos trillados; el colectivo de Buenos Días debe sentirse satisfecho con el resultado de El tema de la semana, y a su vez comprometido con el público que la espera para amanecer.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

 Sitios web de los Canales Nacionales