0
0
0
s2sdefault

Mucho prometían las noches del pasado fin de semana en el canal Cubavisión, porque en la del sábado se iniciaría la esperada segunda temporada de la serie De amores y esperanzas y se produciría el estreno del programa Al fin sábado, mientras para el horario estelar del domingo estaba reservado el retorno de La Colmena TV.

Con semejantes expectativas era para no salir de casa, porque dichas propuestas están avaladas por unos nombres y por una obra de tan probada eficacia -y cada cual en lo suyo- como la realizada por Raquel González, Gloria Torres y Carlos Alberto Cremata. Sin embargo, no dejaron de provocarme cierto desconcierto algunos matices -y prefiero no llamarles máculas- evidenciados en dichos espacios.

Por citar un ejemplo, De amores y esperanzas, sin dar más explicaciones o referencias, retomó el conflicto desencadenado en su anterior y ya bien distante temporada entre Ana (Coralita Veloz) y Elsa (Edith Massola), como si a estas alturas el televidente promedio -que tiene tantas cosas en qué pensar en su atareada vida cotidiana- pudiera recordar muy fácilmente el origen del distanciamiento de ambos personajes. Y confieso que yo para rememorarlo tuve que hacer un extraordinario esfuerzo de memoria.

Por su parte Al fin sábado -un nombre cuya simplicidad e intencionalidad me resultaron muy prometedores- en mi opinión se quedó por debajo de cuanto se espera de un espacio sabatino donde converjan lo musical, lo humorístico y otras atracciones a la usanza de una oferta de tal naturaleza. En esta ocasión, por sobre la música prevalecieron las palabras, ya fuera a cuenta de "sketchs" de cuestionable hilaridad, de extensos parlamentos, o de entrevistas que ya van siendo tan abundantes en los medios... y a veces hasta innecesarias. Y es en este punto donde me surge otra inquietud: ¿resulta necesaria en este programa una competencia de canto, cuyo dictamen ni siquiera se argumentara? Vaya, que en ese caso sí hubieran estado muy justificadas las palabras, digo yo.

Quedaba entonces La Colmena TV para satisfacer las expectativas que para el pasado fin de semana yo me había forjado, al igual que muchísimos televidentes a lo largo y estrecho de nuestro país, sobre todo porque esta vez el certamen tuvo en cuenta a niñas y niños de toda Cuba, ¡qué bien! Y fue muy bueno que en su "overtura" este formidable proyecto diera a conocer el complejo proceso de selección de los treinta y dos pequeños competidores... y no treinta y tres como dijera con mucho entusiasmo el nuevo conductor, sin que en la edición se corrigiera esta pifia.

Y fue muy satisfactorio saber que el calificado y sensible jurado volverá a ser el mismo. Y muy emotivo evocar con tanta sencillez y belleza -justo como ella hubiera deseado- a la recientemente fallecida Iraida Malberti, directora del Ballet Infantil de la Televisión Cubana y ángel tutelar de La Colmenita. Pero hubo en mi criterio el matiz desconcertante -quizás con la pretensión de añadir un tono pintoresco a esta "premiere"- de mostrar las imágenes y -peor aún- los comentarios típicamente "coleros" suscitados en las multitudinarias filas organizadas en tres regiones del país para participar en el "casting" por orden de llegada... como debe ser. ¿Era preciso demostrar de ese modo el masivo nivel de convocatoria alcanzado por este concurso de talentos infantiles? A mi juicio, no.

De cualquier modo, y por tratarse de tres propuestas televisivas que han de llevar el cuño de sus muy experimentados realizadores, tengo la esperanza de que la serie escrita y dirigida por Raquel González -en cuyo primer capítulo han aflorado intensos conflictos, diálogos sensatos,  convincentes actuaciones y esa música de Silvio como apoyatura dramatúrgica- iguale la altura de su primera temporada.

Que Al fin sábado nos remita a ese buen hacer que Gloria Torres -su guionista y directora- ha demostrado en espacios como el premonitorio Te quedarás o el creativo Rompiendo la rutina. Y que de la mano franca de Tin Cremata, La Colmena en TV siga siendo esa fresca y deleitosa brisa que en las noches dominicales de este ardiente verano una vez más nos haga sentir a flor de piel nuestra cultura, el orgullo patrio y esa infancia que muchos televidentes creyeron haber dejado atrás.

Comentarios   

#4 Karelia 03-09-2018 13:06
Considero, a pesar de las negativas criticas que pudiera tener, que ¨De amores y....¨es algo de lo mejor que se ha transmitido en este verano. Muy buen elenco, desde los más veteranos hasta la juventud naciente,.....t odos muy bien en su actuación y el reflejo de la vida cotidiana ligada a la laboral es muy favorable pues cada cubano es así. Amén de haber criticado que es un buffete excepcional y que ahí es donde único se resuelven todos los problema, deberíamos tomarlo como un ejemplo para todos y sacar de ahí experiencias positivas, tomando en cuenta que es una serie de ficción televisiva donde todo debe ser ideal, ...pues tomemos entonces lo bueno y llevémoslo a la realidad. Por lo demás, ojalá y la serie no se acabe nunca para poder entretenernos con algo nuevo el sábado en la noche. Gracias a los realizadores y actores por tan buena entrega (en mi opinión muy personal, que veo mucha TV). Por otra parte, ¨En fin...¨no suolió mis expectativas, por lo tanto no logré ver ni una emisión. Y de la Colmena..., todo lo bueno para los responsables de tan bonita entrega; a Tin y su pandilla lo mejor y sigan alegrando a nuestros niños con entregas como estas. Saludos CUBAVISION.
Reportar al moderador
#3 carmen gonzales 19-07-2018 20:39
Estoy de acuerdo con todo lo comentado, pero la Colmena TV no es para un domingo en la noche.
Reportar al moderador
#2 habanero1971 16-07-2018 18:00
Buen reportaje y muy cuidadoso por parte de la periodista, diciendo lo que debe decir y al mismo tiempo con cierta dulzura; opino que quizás faltó ese detalle en De amores y esperanzas de al menos dedicar 10 o 15 min a dar una sintetizada introducción basado en los antecedentes anteriores pues me sucedió igual.....PERO, todo primer capítulo de una serie o telenovela etc., es muy importante para enganchar al televidente y este primer capítulo lo logró al igual que fueron logrados todos los capítulos de la 1ra temporada. Es evidente que el guión es bueno y el trabajo con los actores también, cuestión que es el arma que tiene el director para que su trabajo se logre. No voy a opinar más por ahora de la serie De amores y....los televidentes confiamos en la Excelente Directora y actriz y en todo el elenco que es de lujo....OJALA que Raquel González se anime y regale al público telenovelero (como mi madre de 80 y tantos años) una telenovela escrita por ELLA y dirigida por ELLA....porque las últimas producciones trasmitidas han sido un DESASTRE, todo una falta de respeto al televidente...A l fin Sábado NO ME GUSTÓ PARA NADA...la conducción de Alex muy profesional y el otro jóven también pero los demás conductores NO (no hicieron chistes sino PUJOS, me disculpan repito es mi opinión)....ya eso de tantas entrevistas a los mismos músicos YA CANSA, lo vez en Piso 6, Sin Límites, 23 y M (MUSICOS INVITADOS PARA QUE HABLEN DE OTRO MUSICOS PRESENTES TAMBIEN....NO ME GUSTO.De la Colmena TV, bonito reportaje a I. Malberty, en su primera emisión......gr acias.
Reportar al moderador
#1 yadire@ 16-07-2018 13:45
Buenos dias, tiene usted toda la razon en su comentario, es verdad que el programa De amores y esperanzas me gusta muchisimo pero pense que en el primer capitulo realizarian un recordatorio de la serie pasada porque hace tanto tiempo que hay que pensar de verdad para recordar lo pasado y coger el hilo de la serie, gracias y saludos a todos
Reportar al moderador

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault

 

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 A Clara Inocencia Castillo Alcántara

Con solo 9 años de edad, se inicia como locutora y actriz aficionada en un programa infantil en la emisora radial Radio Turquino, de Santiago de Cuba.

Con diversos premios y reconocimientos se graduó en la Escuela para Instructores de Arte en 1964. En 1968 comienza a trabajar en el Canal Tele Rebelde de Santiago de Cuba, como primera directora de programas de diferentes espacios Informativos, Infantiles, Juveniles,  Dramáticos, Musicales y Deportivos, así como de Eventos Especiales. En razón de ello ha obtenido un sinnúmero de premios y reconocimientos en Festivales Nacionales de Televisión y Caracol de la UNEAC.

Fue delegada al Festival del Nuevo Cine Latinoamericano en 1989 y jurado del festival Internacional de Documentales “Santiago Álvarez in memorian” en el 2002.

Fue Presidenta del Consejo Artístico de Tele Turquino y Presidenta de la Comisión de Evaluación de esta entidad.

Leer más

PREMIO NACIONAL DE TELEVISIÓN 2018 a Enrique Alberto Bonne Castillo.

Fundador en 1968 del Canal Tele Rebelde.

Dirigió la programación musical y luego Director de Programación de ese Canal. Así mismo, Dirigió la Coral Tele Rebelde durante 19 años. Músico popular cubano, creador de ritmos, autor de varios temas musicales interpretados por su grupo y por diferentes agrupaciones, con una vasta trayectoria musical, dentro y fuera del ámbito nacional.

Nació en San Luis, Santiago de Cuba, el 15 de junio de 1926. Inició su carrera públicamente como autor musical en 1950.  Se graduó de locutor trabajando luego en radio Turquino y en ocasiones en Cadena Oriental de Radio, cuando radicaba en Santiago de Cuba.

leer más