0
0
0
s2sdefault

Milos Forman murió el viernes trece de abril en Connecticut, Estados Unidos, a los 86 años. Era  un buen director,  eso lo sabía desde hace un buen tiempo, pero a mediados de los años ochenta (cuando éramos felices y no lo sabíamos), él y su Amadeus hicieron que mis compañeros caimaneros me dijeran desde loca, exagerada, obcecada  y no sé cuantas cosas más.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

 Las motivaciones, gustos y percepciones de los adolescentes demandan nuevos acercamientos televisivos

En los últimos tiempos se ha observado un creciente interés, por parte de los medios, en ahondar en los criterios y expectativas de los adolescentes, como destinatarios importantes de la programación televisiva.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

Realmente dudé si proponer este documento como un artículo de opinión o en la columna Para Pensar…, al final me decidí por la segunda opción. Espero que además de divertido, este ejercicio de pensamiento creativo resulte de utilidad para todos los que tienen la responsabilidad de hacer y publicar buenas telenovelas cubanas.

Se debate sobre la calidad de las telenovelas cubanas. No soy experto en este tema, pero sí en la gestión del conocimiento, por tanto mi rol principal es motivar y organizar el pensar, madre de la generación de conocimientos.

0
0
0
s2sdefault
0
0
0
s2sdefault

 Nuestro sistema televisivo debe cumplir su encargo de servicio con todos sus públicos

Parece muy distante aquetv sonriel lejano octubre de 1950, cuando La Habana inauguró oficialmente las operaciones del Canal 4 (Unión Radio TV), nuestra primera televisora.   

Entre 1950 y 1958, la capital cubana tenía la mayor concentración de televisoras en Iberoamérica:

Desde 1951, CMQ TV (Canal 6) inició la fundación de filiales en las principales ciudades de las distantes provincias orientales y pronto le siguieron los canales 4 y 2, respectivamente.

Donde único no existieron fue en Pinar del Río. La prensa de la época registró la correspondencia cruzada entre un prestigioso intelectual pinareño (el padre de Abel Prieto Jiménez, actual Ministro de Cultura) en defensa de los derechos de sus coterráneos para recibir directamente este servicio y la respuesta dada por el entonces el propietario-director de CMQ S.A., el mayor conglomerado mediático cubano.  

Desde 1960, la radiodifusión de servicio público en Cuba dio pasos de gigante para lograr una cobertura televisiva en las zonas más recónditas y eliminar  gradualmente las zonas de silencio tecnológico existentes.

Nuestras aspiraciones de igualdad de oportunidad para todos, el bloqueo imperial  que impidió la renovación de la tecnología instalada -mayoritariamente norteamericana-  y la escasez de las finanzas precisas, dilataron nuestro acceso a los nuevos adelantos de la televisión. En consecuencia, por muchos años predominó la televisión abierta que garantizaba el acceso masivo sin grandes erogaciones familiares -solo adquiriendo un equipo receptor y pagando una tarifa eléctrica casi simbólica-.    

0
0
0
s2sdefault