Tv-Historias

65 aniversario televisivo: Herederos y fundadores múltiples

La radio cubana se fundo en 1922 y la televisión en 1950y un proceso vertiginoso,   gesto una radiodifusión comercial que alcanzó resonancias continentales.

En los años cincuenta, dos empresas radiofónicas competidoras con redes nacionales fundaron el Canal 4 (Unión Radio TV) y el Canal 6 (CMQ TV) nuestras dos primeras televisoras.

En consecuencia, numerosas prácticas artísticas, profesionales, comunicativas y mercantiles radiales emigraron hacia el video y consolidaron una monumental sinergia. Entre ambos soportes tecnológicos. Junto a ellas, arriban al audiovisual, múltiples figuras y personalidades de  probada experiencia en la propia radio, el teatro, el espectáculo, el arte mas diverso, el cine y la publicidad. 

Desde el triunfo revolucionario -el primero de enero de 1959- artistas, técnicos y especialistas de probado prestigio su polarizan: unos emigran y otros optan por Cuba.

 

Entre 1959 y 1960,  se produjo el proceso de asimilación por el Estado de nuestros medios de comunicación que culmina con la intervención de las propiedades del grupo familiar Mestre Espinosa - que aunque tenía una participación importante en otros sectores económicos de disímil naturaleza-  lideraba el mayor y más importante grupo mediático- electrónico del país.  

Hasta el mes de mayo de 1962, cuando se funda el Instituto cubano de radiodifusión [1] -estructura organizativa estatal que aglutina las actividades radiales-televisivas- el nuevo entorno generado por la nueva forma de propiedad, objetivos mediáticos diferentes y cambios esenciales en nuestra sociedad imponen otra manera de gestionar la comunicación, proyectar la programación y diseñar los contenidos de los proyectos radiales-televisivos. 

De la noche a la mañana, en este peculiar momento fundacional,  surgen los primeros altos ejecutivos del sector no propietarios de las empresas quienes junto a la  sapiencia, versatilidad y aptitud precisaban capacidad de liderazgo, claridad ideológica y fervor revolucionario.

El reto inédito en nuestra nación,  tenia proporciones gigantescas pues demandaba de  los mismos protagonistas de la radiodifusión comercial, una nueva visión: concentrar en un sistema electrónico único los recursos de empresas dispersas; optimizar el reordenamiento tecnológico en tiempos de crisis económica; ampliar la cobertura de las señales a todo el país y concebir sobre la marcha;  una  programación acorde a la televisión pública de una sociedad que sufría raigales transformaciones en su transito al  socialismo.  

Por ello no extraña que en su núcleo fundacional confluyeran por merito revolucionario propio,  combatientes clandestinos recién llegados del exilio político o que  permanecieron en las células clandestinas creadas en importantes publicitarias[2] o en las plantas radiales-televisivas radicadas en La Habana.

En otros ámbitos de la frivolidad aparente de la farándula artística, latía la conspiración y el  arriesgado compromiso de artistas, especialistas, técnicos, personal administrativo y obreros de la  radio y la televisión. La mayoría de sus anécdotas y nombres solo se revelaron a partir de 1959. 

La función ejecutiva de la radio y la televisión recayó en hombres y mujeres de  postura izquierdista-patriótica. La mayoría eran directores y guionistas de programas de géneros diversos que alternaban la publicidad, la actuación, la literatura u otras disciplinas del arte y que;  gracias a su capacidad de trabajo, experiencia, consagración y talento se superaron a si mismos en las muchas y complejas funciones estratégicas desempeñadas  durante los años sesenta del pasado siglo, cuando nace nuestra singular radiodifusión: 

Entre los insoslayables se encuentran Marcos Bhemaras, José Carballido Rey Amaury Pérez García, José Antonio Caiñas Sierra, Mirta Muñiz Egea, Iris Dávila[3] Munne, Jesús Cabrera, Sirio Soto, Rene García e Isabel Aida Rodríguez.

La mayoría ya ha fallecido y su valía artística-profesional y militancia resultan generalmente desconocidas para las nuevas generaciones. Recordemos hoy a_

Marcos Isaac Bhemaras Suárez, era versátil artista y militante comunista y un exitoso guionista de relatos dramáticos y humoristas en la radio y la televisión cubanas:

Fundador de Unión Radio. En la emisora 1010 – del Partido Socialista Popular- fue jefe de Programación y escritor de Radiolocuras. Trabajo para RHC, Cadena Azul, CMQ Radio y en Radio Progreso por  varios años  consecutivos estreno su serie policíaca Héroes de la justicia.

Fundador múltiple de la televisión cubana, escribió desde el mismo 18 de diciembre de 1950 -cuando se inauguro CMQ TV- el espacio Tensión en el Canal 6, a partir de las series norteamericanas, nuestro primer suspenso audiovisual.

Para el Canal 4 – el fundador- en 1952 - cuando ya pertenecía a la empresa  Televisión Nacional- escribió historias del dramatizado Esta noche a las 9 y El premio flaco.

Cuando en 1953, se fundo el Canal 2 (Telemundo) escribió allí Las aventuras de Charlie Chan y otro de tensión; Mi sombra y yo.

Desde 1956,  de nuevo en CMQ TV, escribe humorísticos como El programa de Garrido y Piñeiro, Música y risas, Me embarcaste Sirope y un año mas tarde, Detrás de la fachada, a los que suma su dramatizado El rostro del destino y la telenovela Mama. En esa década es contratado en exclusiva por la Publicitaria Siboney. 

Desde el 2 de julio de 1960,  intervino y dirigió la cadena nacional Radio Progreso y posteriormente funda Radio Habana Cuba; nuestra primera planta radial de cobertura internacional. Cuando en 1962, se funda el Instituto de radiodifusión;  a Marcos lo nombran Director del sistema televisivo donde aporta innumerables iniciativas para elevar el nivel artístico de la programación:

Propuso las obras de la literatura universal en la novela; fundo desde 1964 el Teatro ICR,  para difundir clásicos de la dramaturgia nacional e internacional, creo el bloque de programación infantil y en ese propio año; impartió conferencias en el Curso de superación de actores dirigido por Alejandro Lugo.  

El 16 de noviembre de  1966, mientras supervisaba la recepción de la señal televisiva inaugurada un año antes en Baracoa; falleció en un accidente junto al director de programas Enrique Iñigo y el chofer Pedro Sierra.

José Manuel Carballido Rey,  era un notable revolucionario que además de escribir hermosos cuentos, era maestro normalista, pedagogo y publicista sin que ello le impidiera ser guionista de relatos dramáticos y humoristas en los soportes electrónicos.

Desde los años cuarenta en RHC, Cadena Azul, escribió su aventura Roldan el temerario y junto a Mario Barral, Dora Alonso, Iris Dávila y Aleyda Amaya;  consolido las temáticas sociales en las radionovelas de ambiente nacional.

Para el Canal 6 (CMQ TV) escribió también el musical El casino de la alegría y a fines de los años 50,  era exclusivo de la Publicitaria Siboney.  

Durante los años sesenta dirigió la programación dramática de la televisión y por añadidura; creo el proyecto costumbrista San Nicolás del Peladero, asume Detrás de la fachada cuando fallece su autor Bhemaras y para 1968; estrena sus aventuras Los mambises, dirigida por Antonio E. Vázquez Gallo.  

En esta hornada también estaba Amaury Pérez García que en CMQ TV, había dirigido La escuelita con German Pinelli, revistas musicales televisivos como Jueves de Partagas, Melodías de ayer y espectáculos diversos en cabaret;  hasta que emigra por su actividad revolucionaria al exilio político junto a Alberto Luberta, Gabriel Palaus, Manolo Rifat, Salvador Word y Juan Carlos Romero. 

Mirta Muñiz  Egea, tras fundar nuestra primera televisora, escribió, actuó, dirigió programas e hizo publicidad en diversas agencias mientras combatía la dictadura. Tras el triunfo, participa en la intervención de las publicitarias habaneras y en 1961, al recesar en febrero la publicidad comercial en los medios de comunicación cubanos; dirige el Departamento de ventas de publicidad,  radicado en Radiocentro,  donde se concentra la gestión de  las antiguas firmas comerciales.  

Jesús Cabrera, fundador de nuestra primera televisora de Cuba y de Colombia. Camarógrafo y director de programas diversos, otros de los que en ese decenio también lidera la programación televisiva hasta que en 1968, parte hacia Santiago de Cuba, al proyecto Tele-Rebelde.     

José Antonio Caiñas Sierra, Director de programas dramatizados radiales y televisivos de la Publicitaria Siboney, que desde 1962, dirigió la programación del sistema radial e impartió conferencias en el Curso de superación de actores de Alejandro Lugo pero también otros como Rene García e Isabel Aída Rodríguez -integrantes de la Comisión  interventora de los negocios de los Mestre,  dueños de CMQ y muchos mas que asumieron responsabilidades nunca soñadas.  

Para estos ineludibles de nuestra historia, nuestra gratitud en este 65 aniversario.



[1] En mayo de 1962. Posteriormente denominado Instituto cubano de radio y televisión. 

[2]  Para muestra un botón: La agencia Siboney, concentraba en su célula del Movimiento 26 de julio a Iris Dávila, Eduardo Saborit, José Manuel Carballido Rey, Marcos Bhmaras y José Antonio Caiñas Suerra.  

[3]  Directora de programas dramatizados en Radio Liberación.

Estamos haciendo ajustes.Disculpe las molestias

Hugo Portal

TELECENTROS DE CUBA

Tele Pinar
Islavisión TV Yumurí
Telecubanacan Centrovisón Yayabo
Perlavisión
Televisión Camaguey Tunas Visión
Tele Cristal TV Serrana
CNC Granma TV Santiago
Solvisión
Reciba la cartelera semanal
Pórtate bien - Virulo & Buena Fe : Dirección: Ariám Valdés y Claudia Hernández Actuación: Omar Franco, Laura Vasallos, Teresa Carmona, Milton García

Más historias de la TV

Mayra Cue Sierra Fotos: Archivo de la autora

 En Iberoamérica se forjó una peculiar visión de los aconteceres, los sentimientos y la ficción legadas por matrices culturales portadoras de concepciones, códigos y valores que recorrieron todo el...

Luis Casariego Fotos: Cortesía y archivo del autor

Evocación de la vida y obra de la actriz Asseneth Rodríguez, Premio Nacional de Televisión 2008Por Silveria Asseneth Rodríguez Lizama fue una de las actrices más carismáticas y versátiles de las...

Josefa Bracero

Qué difícil se hace escribir sobre una persona, de la que tanto se ha hablado no sólo en Cuba sino en el mundo. Ese universo que ella logró conquistar con talento, versatilidad y eso que según ella...

Mayra Cue Sierra Fotos: Archivo de la autora

 La construcción de un centro de comunicaciones único, en octubre de 1956, centraliza todas estas señales de televisión en La Habana La historia televisiva cubana tiene dos etapas: la primera –la...

Mayra Cue Sierra Fotos: Archivo de la autora

 Desde 1952 la televisión cubana transmitió telenovelas como parte de la programación habitual del entonces Canal 6 (CMQ TV) En 1950 se estrena la primera versión televisiva de una novela en lengua...