No module Published on Offcanvas position

Destacados

Renacen los Estudios de Animación de Cubavisión

 Diálogo con el especialista principal Ramiro Ortega acerca de las nuevas producciones que llegarán a la pantalla en los próximos meses

El 2020 vio renacer los Estudios de Animación de Cubavisión, en una nueva sede de la calle 27, entre E y F, en el Vedado habanero, luego de siete años de inactividad total. Muchos fueron los animadores que, cual hijos pródigos, regresaron en busca de su antiguo hogar y fueron recibidos con los brazos abiertos por Ramiro Ortega, especialista principal de los Estudios.

“Durante este proceso de reactivación se nos han acercado muchísimas personas que trabajaron o quisieron trabajar hace bastante tiempo aquí. Realmente los necesitábamos, porque muchos de los buenos animadores que teníamos durante los tiempos de crisis buscaron otros caminos para subsistir, al no contar ni siquiera con una computadora en sus casas”, confiesa el egresado de Artes Plásticas que siempre se sintió fascinado por el mundo de la animación.

Uno de esos maestros de la especialidad que ha regresado, para beneplácito de sus colegas, ha sido el veterano David Jaime, quien continuó el legado de Reinaldo Alonso,autor del emblemático científico El profesor. Ahora dedica sus energías a preparar el relevo de quien continuará la realización de este animado. Así también sucedió con Niels del Rosario, director de arte en la segunda parte de la serie dramatizada L.C.B.: La otra guerra.

Ortega reconoce que los Estudios tienen un déficit de animadores especializados en la técnica conocida como stop motion y por eso está enfrascado en preparar cursos de superación y en el proceso de evaluación para categorizar a los creadores.

Fortalezas, oportunidades, retos y desafíos

El 2020 fue un año difícil para esta unidad productora debido a la situación epidemiológica que enfrenta Cuba y el resto del mundo. Sin embargo, en medio de la pandemia, la máxima dirección de Cubavisión le encargó a Ramiro sacar adelante nuevas producciones.

“En los Estudios no solamente hacemos dibujos animados, sino que también les brindamos servicios a otros programas de Cubavisión. En estos momentos continuamos con la reactivación de los grupos creativos para que los artistas sientan el apoyo del canal. Por primera vez nos enfrentamos a modelos de producción nuevos, a través de RTV Comercial, para incentivar a los creadores.

“Este año tenemos como meta sustituir los dibujos animados importados por productos nacionales. Actualmente se construyen tres mini estudios, con servicios escenográficos, donde vamos a grabar El escaparate de Patricia (dirigido por Niels del Rosario), del cual solo se había logrado concluir dos capítulos hace mucho tiempo. Ahora se harán otros dos producidos por RTV y nosotros correremos con la producción de los 10 restantes.

“En el siguiente estudio vamos a filmar la nueva temporada de El profesor y, en algún momento, también Piófilo y Cascarón, que todavía se está escribiendo. Vamos a asumir proyectos más experimentales como Lo raro y Manita manota, ambos dirigidos por Ivette Ávila Martín”.

El especialista se refirió también a las sinergias que han establecido con el Consejo Nacional de las Artes Escénicas y el Ministerio de Cultura. El espacio Retablo de sueños pretende llevar a la pantalla obras de títeres para niños que han resultado premiadas en todo el país. En un primer paquete de 10 capítulos, con dirección general de María de los Ángeles Núñez Jauma y asesoría de Blanca Felipe, se incluyeron nueve espectáculos de los grupos Teatro La Proa, Retablos, Adalet y sus títeres, Polichinela de La Habana y la Compañía Los Cuenteros de San Antonio de los Baños. De la agrupación que lidera Malawy Capote se pudieron incluir Historias del cafetal y Cyrano y la madre de agua, este último con la firma del dramaturgo Ulises Rodríguez Febles. El primer capítulo es una suerte de making of o show titiritero conducido por la actriz Iyaima Martínez Navarro, del grupo Punto Azul.

Otro de los productos que traerá una visualidad diferente a la pantalla es El teatrino de Diego, serie de 10 capítulos dedicada al poeta Eliseo Diego. Esta se encuentra en proceso de filmación, donde participa el teatro de títeres La Salamandra, bajo la dirección general y la animación de Mario Cárdenas.

“Parte de un teatro pequeño de cartón, levantado con cuatro niveles de profundidad, donde se mueven títeres de papel. Lo interesante de este proyecto es que resulta demasiado pequeño para llevarlo a una sala teatral y quisimos mostrárselo a los niños a través de la televisión. Los realizadores graban de madrugada en su casa para evitar los sonidos ambientes”.

Jesús Rubio es el director de Acuarelas de Cuba, inspirado en la obra de Luis Carbonell, El acuarelista de la poesía antillana. En este espacio el animador narra en 2D una historia paralela a lo que va recitando Carbonell en sus poemas. Cubavisión estrenó Por el mar de las Antillas, con fondos animados sobre 10 poemas de Nicolás Guillén. Por otra parte, se encuentra en producción Fábulas de papel, escrito por Blanca Felipe, con animaciones en 3D y dirección general de Niels del Rosario.

“Está en proceso de factibilidad para ver cómo lo implementamos un proyecto que se llama Chimbe, con guion de Olga Montes y dirección de René Martínez (serie histórica Martí contra dos imperios). Trata sobre una jutía pequeña que es adoptada por una familia campesina después de que a su madre la capturan unos cazadores furtivos. En el guion ningún animal habla, solamente lo hacen las personas. Es una producción animada en 2D. Calculamos que se demore alrededor de un año y medio o dos porque cada capítulo rebasa los 12 minutos”.

Sin dudas, el plato fuerte es Bim Bam Muñes, que fue estrenada por Cubavisión el pasado jueves 17 de diciembre a las nueve de la mañana. La revista nació con el propósito de promover las producciones propias. Su director general es Jean Alex Noa Castro y en la codirección participa Ivette Ávila Martín. Los productores son Rubén Vázquez, Tatiana Bravo y Katiuska Pérez Heredia.

La renovación de la productora ha traído consigo el establecimiento de relaciones de trabajo con el cantautor Kiki Corona, quien ha puesto su música a El profesor, Acuarelas de Cuba y Por el mar de las Antillas. “Como gran parte de su obra musical está dedicada a los niños y tiene una vasta experiencia al respecto, nos hemos puesto en contacto con él”, explica Ramiro.

“Vamos a afrontar un proyecto, que no tiene título todavía, sobre la niñez de Fidel Castro. Se desarrolla entre los años 1926 y 1932. El objetivo es acercar a los niños a esa parte humana del líder de la Revolución, a sus travesuras en el campo. Las ilustraciones serán animadas y queremos utilizar fotos de la época. Es una tarea que nos asignó la dirección de la Televisión Cubana.

El elogio oportuno

Ramiro quiere destacar la gran comprensión mostrada por todos los animadores, que no han cesado de laborar desde sus casas en medio del aislamiento social como consecuencia de la covid-19.

“Los Estudios han estado muy activos. Como la producción stop motion demanda menos personas, será la más beneficiada y radicará aquí. Porque en una animación de pocos minutos en 2D o 3D pueden trabajar más de 30 personas y los protocolos sanitarios ahora mismo no lo permiten. Al final muchos animadores duermen de día y se levantan de noche a crear, cuando “les baja” la inspiración.

Acuarelas de Cuba se hizo así. Rubio, cada vez que tenía un chance y las medidas sanitarias se lo permitían, visitaba a los animadores que estaban más cerca, pero normalmente las comunicaciones se establecieron a través de datos móviles. Así se enviaban las muestras de trabajo y el director daba las orientaciones.

“Hay que agradecer realmente a todos los creadores, algunos de los cuales no tienen las mejores condiciones de vida. El público solo ve el resultado en pantalla, pero nadie sabe las horas de sacrificio que hay detrás de todo eso”, concluye Ortega.

Portal TVC

Más de la Televisión

Rubén Ricardo Infante

Rubén Ricardo Infante/Foto tomada de perfiles en redes sociales de miembros del equipo