No module Published on Offcanvas position

Destacados

CVI, el canal que nació internacionalista

En medio de los acontecimientos del pasado domingo 11 de julio, un amigo desde España chateó: "Acabo de perder la señal de Cubavisión Internacional". Desde este lado del Atlántico, con una mezcla de orgullo e impotencia, le llegó rápido la respuesta: "El enemigo sabe lo que hace”.

Nacido como opción informativa, fundamentalmente para las tropas internacionalistas cubanas en Angola, para nuestras embajadas y para los amigos de la solidaridad en el mundo, el 24 de julio de 1986 se iniciaron las transmisiones televisivas del que entonces se denominó canal Cubavisión.

Como preludio, unos meses antes, en febrero de 1986, en su informe central al Tercer Congreso del Partido Comunista de Cuba, el Comandante en Jefe Fidel Castro había informado: “En un futuro relativamente próximo, contaremos con la posibilidad de transmitir la señal de la televisión cubana vía satélite, de modo que se pueda captar, si se desea, en todo el continente latinoamericano y en la mayor parte de los países de África”.

La inauguración oficial del canal ocurriría un día fundacional en la historia patria, el 26 de julio, durante el acto por el aniversario 33 del asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en la provincia de Sancti Spíritus. Desde entonces han transcurrido 35 años.

Desde las primeras producciones casi artesanales, hechas y transmitidas desde La Habana, y cuyas copias en casetes recorrían las unidades militares desplegadas en la inhóspita geografía angoleña, Cubavisión Internacional (CVI) asumió su papel como ventana televisiva de la realidad cubana para el mundo.

No ha sido un camino fácil. Ha sido el mismo derrotero recorrido por la Revolución cubana: el de la lucha, el de la resistencia, a veces el de la supervivencia, el de las múltiples victorias, y también el de los reveses que enseñan y obligaron (obligan) a re direccionar las velas… y las antenas.

Hoy el canal cuenta con una red satelital que cubre 24 horas al aire, los 365 días del año, con alcance en América del Norte, América del Sur, Europa, África y Asia. Puede ser visto en 57 países y por más de 80 millones de abonados.

Mostrar en imágenes y sonido la realidad de Cuba al mundo es misión y reto a la vez. Lo saben de cerca quienes han trabajado en CVI a lo largo de estos años.  Los hacedores de sus espacios informativos, musicales, deportivos, de corte histórico, de bien público, e incluso de publicidad pagada,  han debido hacer verdaderos milagros para lograr productos de calidad, que respeten las pautas internacionales y salten sobre las barreras del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra este pequeño archipiélago del Caribe.

Periodistas, directores, asesores, técnicos, ingenieros, camarógrafos, sonidistas, personal de los estudios, productores, choferes… hasta el último de los trabajadores de apoyo a la resiliencia del canal, cargan sobre sus hombros el peso de producir y transmitir con una tecnología que sufre demasiado para clasificar en la carrera cuesta arriba de la televisión mundial (dinero y más dinero), que raramente premia los buenos deseos y los esfuerzos enormes por hacer más y mejor.

Solo el empeño del gobierno cubano por mantener a toda costa su canal internacional, y el atrevimiento a veces espartano o de pura magia de los hombres y mujeres de CVI, un colectivo donde se conjugan muy bien la juventud y la experiencia, han mantenido un nivel de producción propia que a veces resulta quimérico.

Cerca igualmente, cada día más, el sueño posible de un estudio-redacción moderno, que permita llevar en vivo la mayor parte de la producción del canal con tecnología digital.

Meta y logro de los últimos años, acorde a la urgencia de emitir un rayo de luz y verdad en un mundo dominado por la dictadura informativa de los poderes hegemónicos del imperialismo mundial, CVI, sin abandonar su carácter generalista, corrió no hace tanto la balanza en favor de lo informativo.

Hoy el canal trasmite noticieros (Cubanoticias) cada cuatro horas. De sus cinco emisiones diarias, tres son en vivo. Se sumó también el informativo de fin de semana, con lo cual CVI cuenta ya con espacios noticiosos de lunes a domingo.

Son complementados por espacios habituales que, por más o menos años, han mostrado su validez, tales como Bola Viva, Resumen Semanal, Pensar en Red, Enlace Cuba, Zona Deportiva, América en la Casa, Fuera de Rosca, Llegó la Música Cubana y otros que redondean la realidad del país a los ojos del mundo.

Otros más recientes, hechos en lo fundamental por periodistas y presentadores muy jóvenes, y con la presencia en pantalla de importantes especialistas cubanos de todas las esferas de la sociedad, apuntalan la parrilla informativa. Son ellos, entre otros: Noticias.cu, Entrevista, Archivo.Cu, Mundo 2020, Caminar Cuba

CVI ha transmitido también, siempre, una selección de las mejores producciones de otros canales de la televisión nacional y de la cinematografía de la Revolución cubana.

De los televisores a las pantallas de las computadoras y los celulares

Cubavisión Internacional también asumió el desafío de los tiempos que corren y hoy es posible recibirlo en vivo por internet. En los últimos dos años el canal fortalece y consolida su alcance e interacción con el público en las redes sociales y desde su página web. Realiza un esfuerzo creciente en materia de relaciones públicas y comunicación, y mira con optimismo el aún insuficiente, pero ya iniciado subtitulaje al idioma inglés.

También impactados por la Covid-19 en el último año y medio, el quehacer y la programación del canal han debido adaptarse a las nuevas necesidades informativas y a los protocolos de protección de su personal. Se reforzó el trabajo a distancia y se multiplicó la presencia de periodistas y realizadores en las redes; la mayoría de los primeros trabaja desde sus propios celulares. Para mantener la programación propia y la vitalidad del canal, ha habido momentos de verdadera heroicidad colectiva y de entrega personal en estos largos meses de pandemia. Ya habrá tiempo de reconocer a plenitud a tantas y tantos valientes.

Hubo, sí, que aplazar momentáneamente algunos de aquellos sueños y  anhelos, cuando estaban casi a punto de hacerse realidad.

A 35 años de su fundación, y en medio de las muy complejas circunstancias que atraviesa el país, Cubavisión Internacional, el canal que nació verde olivo y rojo y negro, sigue siendo el mismo baluarte de la Revolución cubana, en su lucha por defender y amplificar al mundo las ideas emancipadoras, de dignidad y soberanía, de resistencia e internacionalismo que le dieron vida.

Portal TVC