No module Published on Offcanvas position

Destacados

Cuando los hogares se convirtieron en aulas

 

El pasado 6 de septiembre iniciaron las teleclases como una alternativa para dar continuidad al paralizado curso 2020-2021 y sentar las bases para comenzar el siguiente tan pronto las condiciones epidemiológicas actuales lo permitieron. Vale entonces la pena preguntarse cómo ha sido esta experiencia para sus protagonistas, los profesores que a través de la pantalla chica llegan a cada hogar sembrando saber y conocimiento…

  

El 30 de marzo de 2020 resultó un día diferente. Como parte de las medidas adoptadas por el Gobierno cubano, en correspondencia con el Plan de Enfrentamiento y Control de la COVID-19 en el país, los estudiantes no regresaron a sus escuelas y los hogares devinieron en aulas personalizadas con el empleo de las teleclases. Fue así que se revelaron nuevos rostros de valientes, profesores y metodólogos, que en tiempo récord debieron prepararse y asumir la compleja e importante tarea de orientar a los estudiantes en los objetivos y contenidos a vencer en la etapa.

Al interrumpirse el curso escolar 2019-2020, ya se había desarrollado el 70 % de las semanas lectivas, así como las evaluaciones sistemáticas y parciales para esa etapa, por lo que la programación educativa sería medular para mantener la actividad docente y evaluar las asignaturas, una vez reiniciadas las clases. Sin embargo, los profesores designados para esta misión tendrían un gran reto ante ellos, pues un estudio del Canal Educativo se convertiría en aula, la pizarra sería una presentación de Power Point proyectada en una pantalla y las clases estarían dirigidas al rígido lente de una cámara de televisión. Marcos Antonio Santana Hernández y Yumar Sardiñas González, fueron de los no dudaron ni por un segundo en decir “Síˮ, y desde entonces, cumplen con esta honrosa tarea.

 

Marcos Antonio Santana Hernández es el profesor que imparte la asignatura Geografía Regional para 11no grado en la TV (Foto: Cortesía del entrevistado)

Marcos Antonio aún no se había graduado cundo asumió la tarea, cursaba el 4to año de Geografía en la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona de La Habana, y por esos días, se convirtió en el rostro que cada jueves en la tarde los estudiantes de 11no grado veían en la pantalla de la TV, impartiendo las orientaciones correspondientes a la asignatura:

“Asumo esta tarea por propuesta del metodólogo nacional de Geografía de preuniversitario, al cual le estoy muy agradecido por el voto de confianza depositado en mí y por el apoyo brindado en todo momento.

“Como soy también cantante, ya tenía algunas experiencias frente a las cámaras en algunos programas como Palmas y Cañas y Tengo algo que decirte, pero el hecho de impartir una clase en vivo de 27 minutos de duración por la televisión, era un reto para mí. Reto que no vi como una barrera, sino como una gran misión que ponían en mis manos, ya que el país está atravesando una compleja situación epidemiológica, donde los estudiantes deben mantenerse en casa gran parte del tiempo, cumpliendo todas las medidas sanitarias y continuando la preparación escolar. Por eso vi, desde el inicio, la importancia que tenía la labor que se me había encomendado.

“En la primera teleclase los nervios estuvieron a flor de piel, fue algo impactante saber que todo el país me estaría viendo en vivo, y no solo el país, el mundo entero, porque cada una de las teleclases es publicada en Internet y, además, se puede acceder a ellas por la aplicación MiClaseTV.

“Es una gran responsabilidad, porque las orientaciones no van dirigidas únicamente a los estudiantes, sino también a la preparación de los maestros y, por supuesto, a la familia. No tengo palabras para expresar todas las emociones que en este tiempo he experimentadoˮ.

Ya Marcos se graduó con Título de Oro y continúa su labor como docente, sin embargo, aún continúa desandando a los estudios del Canal Educativo, con la satisfacción del deber cumplido.

Yumar Sardiñas González imparte la asignatura Español-Literatura para los tres grados de la enseñanza secundaria básica (Foto: Cortesía del entrevistado)

Al partir de su natal Placetas, como parte del contingente pedagógico en apoyo al proceso docente educativo en la capital, Yumar nunca imaginó que tendría que enfrentarse a las cámaras de la televisión para hacer lo que más ama: enseñar. El joven villaclareño es Licenciado en Educación y Máster en Didáctica del Español y la Literatura, actualmente se desempeña como metodólogo e inspector del Ministerio de Educación de la República de Cuba, y tiene la gran responsabilidad de impartir la asignatura Español-Literatura para los tres grados de la enseñanza secundaria básica:

“Me incorporé al proyecto dos semanas después de haber comenzado. Tuve que tener todo listo en un tiempo récord, pues un viernes me comunicaron que debía asumir las teleclases de Español-Literatura en sustitución de la excelente colega Araiz Torres de Llano, y ya el lunes tocaba la primera emisión de la asignatura para 8vo grado. Pasé todo ese fin de semana autopreparándome, investigando, buscando información y textos que resultaran atractivos para el estudiante y que a la vez permitieran desarrollar las actividades y orientaciones en correspondencia con los objetivos y el contenido a impartir. Cuando llegué al estudio, estaba muy nervioso, nunca había tenido una experiencia así y la teleclase era en vivo, lo cual requiere de una gran concentración.

“Ofrecer las orientaciones y a la vez cumplir con las normas de la televisión es muy difícil para un novato ante las cámaras como yo. La labor del equipo de realización es fundamental, su director es muy exigente, quiere que el producto llegue con la mayor calidad posible al televidente, por lo que trato de mejorar en cada clase e incorporar las sugerencias y señalamientos que me hacen. Es una experiencia maravillosa, pero que exige mucha responsabilidad y entrega.

“Los días que tenemos teleclase, nos levantamos muy temprano, aunque las clases de mi asignatura sean después de las 10:00 am, ya desde las 7:00 am estoy en el canal preparándome y revisando hasta el más mínimo detalle de la presentación antes de salir al aire. Aunque en la vida no todo es perfecto, trato siempre de dar lo mejor de mí. Constantemente recibimos llamadas de metodólogos, profesores y estudiantes de todo el país agradeciendo nuestro trabajo; ese es nuestro principal estímulo y nuestra mayor satisfacción. ˮ

Al finalizar cada encuentro, ambos educadores piden a sus alumnos y a todos los televidentes que cumplan con todas las medidas dispuestas y que sean más responsables. Con la curiosidad insaciable que caracteriza a un geógrafo, Marcos Antonio apuesta por el estudio, por la sed de conocimiento; mientras que Yumar recomienda la lectura como el mejor aliado en estos tiempos.

Cuando los hogares se convirtieron en aulas, nuevos rostros de valientes ocuparon las pantallas de nuestra televisión, valientes que, como dijera Fidel, son en esta hora de la patria, el puñado de semillas que se siembra en el surco de la Revolución para hacer el porvenir.

Portal TVC