CARTELERA DE LOS CANALES NACIONALES

 

 

Destacados

Calendario, una experiencia que hay que estudiar

Conocer qué es lo que los televidentes quieren ver en pantalla o escuchar en la radio, qué temáticas son útiles y necesarias al interior de la nación es fundamental para los medios

Foto: Facebook de Raidel Santana Delgado

Mantener la programación de la radio y la televisión nacional durante este último año ha sido «una proeza»en medio del contexto económico, político y social cubano, aseguró -con conocimiento de causa- la realizadora Magda González Grau, tras la experiencia de la primera temporada de la serie Calendario, donde la generación de contenidos para los medios a partir de los resultados de investigaciones sociales así como las ventajas de la producción independiente, fueron decisivos en el éxito rotundo de ese dramatizado.

«Podemos aspirar a una televisión que hable de todo, pero en este momento donde la economía está apretada, donde no hay recursos, tenemos que escoger muy bien de qué vamos a hablar», subrayóla cineasta durante el balance anual del ICRT. 

«Los centros de investigación -a través de estudios realizados durante muchos años- tienen el diagnóstico científico de lo que es nuestro país. Entonces, ahí hay que acudir, sin dudas. No podemos pensar en un proyecto que esté divorciado de las investigaciones sociales que han realizado instituciones como el Centro de Estudios de la Juventud, que es el que lideró -de alguna manera- Calendario».

El guion de esa serie, los equipos de lujo: producción y actores, fueron también puntales en su impacto en el público, pero esta no es ni de cerca la primera vez que Magda González Grau dirige producciones de alto impacto social, en las pantallas grande y chica. El filme ¿Por quién lloran mis amigas?, la revista juvenil Una calle mil caminos, el informativo Hurón Azul…dan cuenta de su acertada conducción.

Conocer qué es lo que los televidentes quieren ver en pantalla o escuchar en la radio, qué temáticas son útiles y necesarias al interior de la naciónes fundamental para los medios.

Presentar esos temas desde la ficción es una ventaja, manifestó,ya que«utiliza la emoción como recurso para llegar a la reflexión». «La gente que se emociona con Calendario, llora e inmediatamente después reflexiona sobre el capítulo y lo que está pasando en la realidad».

González Grau señaló que Cuba cuenta con varias institucionesque pueden marcar el camino para «hacer una selección intencionada de los proyectos en que vamos a invertir el dinero que nos da el estado».

Al respecto,se refirió al nuevo diseño de producción, amparado en el Decreto-ley 373 del creador audiovisual y cinematográfico independiente.   

«Ha sido un salto cualitativo extraordinario porque si no hubiésemos tenido eso no se hubiese podido hacer Calendario (pionera en ese aspecto) en medio de la pandemia, debido a las restricciones. Ese sistema favorece que el equipo pueda poner el dinero donde hace falta realmente, para que después se refleje en la pantalla».

La cineasta, insistió en lo cardinal de esa libertad, y advirtió que «ahora, hay que prepararse para ello». «La relación con el sector estatal es traumática, eso hay que perfilarlopara evitar las trabas en el proceso, que sepan que existen los creadores independientes».

Asimismo, enfatizó queir al sector no estatal los ha favorecido. «En pequeñas empresas hemos conseguido ayuda, por cortesía, porque su interés es aparecer en los créditos», es decir, darse a conocer.

«Todo el transporte, todo lo que tiene que ver con el equipamiento se ha hecho a través de vínculos con el sector no estatal y eso ayuda a la televisión y al ICRT».

«Creo que Calendario es una experiencia que hay que estudiar, porque ese es un buen camino para la televisión. Ayuda mucho a que la producción sea más eficiente y efectiva, sobre todo en épocas de crisis como las que estamos viviendo».

TOMADO DE GRANMA

Portal TVC

Más de la Televisión