TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

Destacados

Personajes ¿secundarios?

 

Los estudios definen que los personajes secundarios son aquellos que, sin constituir el foco de la historia principal, son importantes para el desarrollo de la trama del protagonista. Aparecen con frecuencia o de manera recurrente y en ese tránsito tienen el peso suficiente para apoyar tanto a protagonistas como antagonistas, lo cual significa que bajo su responsabilidad recaen maneras diversas de hacer avanzar o incluso de entorpecer la historia, en su interacción con el centro del conflicto.

Crear un personaje secundario exige del tino exacto del guionista y de una atinada dirección de actores para no excederlo de sus límites psico-conductuales. Repasando brevemente algunos de los tantos que han distinguido el buen hacer del dramatizado cubano, con énfasis en las novelas, me vienen a la mente el “Rigoletto”, interpretado por José Antonio Rodríguez en Las impuras; “La tojosa” de Luisa María Jiménez en Sol de Batey; y qué decir de “Justa Quijano” y “Silvestre Cañizo”, en Tierra Brava, por los inolvidables Alina Rodríguez y Enrique Molina.

La telenovela Pasión y prejuicio, por ejemplo, encontró en Isabel Santos, en su rol de la criada “Justina”, un impresionante rol secundario; mientras más cercanos tenemos a “Mercedes”  y a “Toñín” en Vuelve a mirar,  representados por Yasmina Díaz y Manuel Porto, quienes constituyen excelentes referentes de roles secundarios en conflictos que responden a la complejidad de estos tiempos.

Si bien disfrutamos de la telenovela , donde la no definición de personajes era una de las claves para entender la universalización de los conflictos—muchos de los cuales se gestaron sobre la base de la ironía—, esto constituyó una de las rupturas  estéticas con la propia concepción de  la telenovela. Tal lejos y tan cerca sí respeta las convencionales definiciones y en ese hurgar nos regla un personaje muy especial: “Miriam”.

Nuevamente, y para beneplácito de los televidentes, las palmas recaen en un personaje secundario. Mayra Mazorra, desde la categoría de un excelso personaje secundario, logra que el televidente marche a su lado por una senda de oscuridad iluminada por lo certero de su actuación: madre de la protagonista, enferma siquiátrica, de extracción sumamente humilde, con una particular sensibilidad para reconocer en su caótico mundo cuando su hija necesita de su apoyo, y en estos momentos víctima de un accidente doméstico que pudo costarle la vida, son algunos de los tantos matices que la actriz ha dejado en el recuerdo del televidente como una gran clase de actuación.

Por las propias características del personaje, “Miriam” apenas tiene parlamentos, y los que asume son cortos y reiterativos; pero no necesita más, la alternancia de tonos de voz, generalmente muy bajos y un tanto distendidos, el tránsito de su mirada que va desde casi siempre perdida, hasta ansiosa, su extrema quietud cuando es medicamentada, son rasgos con los cuales el televidente se identifica fácilmente.

No ha habido un momento de sobreactuación en esta actriz, aun en situaciones que  bien podrían conducirla a ellos; ni una lágrima de más que pudiera recaer en la teatralización de determinada situación. Mazorra encontró para su “Miriam” el punto exacto para destacar una realidad cada vez más creciente en la sociedad actual: la demencia en un paciente, incluso, no tan longevo.

Con un mayor grueso corporal, el corte inesperado para el televidente de su cabello y esa manera casi infantil de andar, en medio de conflictos que en ocasiones pierden peso dentro de la telenovela, se alza este personaje secundario dando todas las señales posibles para decir aquí estoy, y se hace así…existo, hago determinar las decisiones de un personaje central, pero tengo una vida propia tan fuerte que no puedo dejar  de ser admirada.

Con una actuación que  bien vale más de un lauro, Mayra Mazorra, con su “Miriam” se inscribe en una larga nómina de actrices y actores que defienden desde la sicología y la caracterización de personajes secundarios la importancia de estos, demostrando que se trata de una mera clasificación, pues detrás de muchos de ellos se dibujan una cantidad de esencias que hacen voltear la mirada y preguntar, realmente ¿secundarios?

 

Portal TVC

Más de la Televisión