TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

DE LOS LUCAS Y OTROS ¿DEMONIOS?

Cuando Lucas nació, hace más de tres lustros, ni el mismo Orlando Cruzata- padre,  artífice y defensor del proyecto- podría imaginarse que su programa, enriquecido por una competencia, un espectáculo de altos quilates y una fama de demonio, permanecería en  el tiempo y lejos de disminuir, aumentaría su popularidad.

Porque Lucas sigue despertando discusiones y hasta acusaciones acerca de que al espacio televisivo, incluso a los nominados, van los clip que los autores promueven con su dinero. Como esta es la quinta vez que soy jurado y nadie se acercó  a pagarme un bocadito,  mientras el debate entre quienes juzgábamos fue totalmente transparente y por momentos, acalorado, digo que no, que las nominaciones nacen de un largo y angustioso proceso de ver unos trescientos videos clip, y luego repetirlos una y otra vez para proponer los que competirán en cada categoría.  No puedo meter la mano en la candela por lo que se exhibe, pero dudo que Cruzata acepte el más mínimo soborno: no le hace falta. En fin, esta es mi opinión, existen otras que nunca, hasta donde conozco, han sido avaladas por pruebas.

A lo que iba: luego de la ingestión de los clip que compiten este año, para mi alegría noté que hubo muchos más piezas buenas, algunas excelentes, que en concursos anteriores. La calidad de una parte de las obras  se evidencia que en más de una categoría hay seis nominados, aunque el máximo es cinco, pero cuando se debate de forma diáfana se llega a consenso. Tal hecho sucedió este año para satisfacción de quienes defendemos el clip y lo vemos no en su carácter comercial de nacimiento, sino en la propuesta que puede alcanzar altos valores estéticos.

Durante el certamen del 2013 se habló por parte de algunos críticos de una meseta en la producción de clip y de mucha mimesis. No es esta la situación actual. Si existe una producción de muy baja calidad que no se televisa, aunque ¡cuidado! esa puede estar -y de hecho está- en el “paquete” de la semana.

La televisión sea pública o privada tiene el derecho de situar en su parrilla los productos que considera válidos. Si se trata de la primera se supone que impere la calidad, si es la segunda generalmente rige lo comercial.

Desde hace un tiempo existe una comisión que analiza los clip antes de televisarlos. Ahora bien ¿hay creadores de tal género en ese grupo de personas?. Si no los hay está mal,  sea porque ellos no han querido o porque no los han llamado. Quienes deben discutir y defender que una pieza se difunda son en primera instancia quienes lo hacen.

Por otro lado, en tanto Lucas es un proyecto de la televisión pueden ser nominados sólo los que han sido televisados, es decir aprobados por la comisión. Hasta el pasado año Lucas, la competencia, era la lid del videoclip cubano, no del televisado. ¿Vale la pena esa reducción cuando cada semana se distribuyen cualquier cantidad de clip realizados de maneras variopintas? ¿Se confía tan poco en los jurados que no se les permite decidir que una obra compita aunque no haya estado en ningún espacio?.

En fin llegamos a la edición 17 de Lucas, una muestra de que con talento, audacia y ahínco se pueden conseguir buenos resultados.

Cruzata, un loco singular con su espacio, ya forma  parte de la historia de la televisión cubana para bien de la cultura y el audiovisual en particular.

 

 

 

 

 

 

 

×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 3055