TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

Federico: DRAMATIZADOS PARA NO SALIR DE NOCHE

 En un post de Facebook, Julio César Ramírez, escribió este martes: “Quiero invitarles esta noche sobre las 10:40 p.m. a ver el estreno, en Cubavisión, en el espacio teatro, de la obra Federico, con textos de Federico García Lorca.  Federico es una obra que nos acompaña desde el lejano mayo de 1991. Fue carta de presentación de Teatro D`Dos durante muchos años, premio de puesta en escena del Festival de Teatro de Camagüey 1996. Sigue siendo un espectáculo muy querido y nos sigue acompañando.

“En mayo de 2021 estuvimos en el Festival Internacional de Teatro de Alentejo, Portugal, y estaremos en el Teatro Raquel Revuelta en próxima temporada. Ha sido muy gratificante la posibilidad que nos ha dado Cubavisión, para llevar este espectáculo teatral a la pequeña pantalla. Disfruten Lorca en televisión, esta noche.”

Seguí su consejo, ¡y cómo lo agradezco! Una excelente puesta en escena. Tuve el teatro “en mi casa”, que no es lo mismo, pero es casi igual, cuando se filma con conocimientos y deseos de hacer una buena televisión, diversa, desencartonada.

En una entrevista que me concedió un tiempo atrás el experimentado actor –director teatral me dijo: “Por razones familiares debí salir de Pinos Nuevos e irme a Sancti Spíritus. Allí, en 1990, había posibilidades reales para fundar un grupo en el Teatro Principal, era mi propósito desde hacía mucho tiempo. Convoco a los actores que me acompañaban desde la escuela y allí se funda Teatro D´Dos. Fueron diez meses de mucho trabajo en Sancti Spíritus, hicimos ¿Y quién va a tomar café?, de José Milián, y La escuela de los parientes, de Luaces. Fue un lugar y una etapa de reencuentro con mis orígenes, disfruté de aquellas calles, de la gente, de mi familia, y soñé desde aquella tierra el teatro que quería hacer en el futuro”.

Pero la historia de Teatro D`Dos continuó en otro lugar. “Llegamos a Caimito en agosto de 1991, después de una nueva experiencia, por tres meses, en la Isla de la Juventud ya como Teatro D´Dos fundado. Fue un suceso lo de Caimito, llegó un momento en que el pueblo entero se incorporaba a nuestros performances, cada año, para celebrar el Día Internacional del Teatro y otros eventos que el grupo auspiciaba.

“Claro, empezamos con una investigación en el pueblo, sobre sus orígenes y fuentes culturales. Incorporamos a una serie de personas, muy mayores todas, que eran líderes naturales del pueblo. Ellos nos trazaron el camino a seguir en cuanto a temas y estrategias. Fueron largas conversaciones, donde se produjo, por ejemplo, la reconstrucción de la visita del pintor español Gabriel García Maroto y de Federico García Lorca a Caimito. De ese anecdotario surgió nuestra primera obra en ese pueblo, Federico. Un recorrido por la vida de Lorca desde la voz femenina de sus personajes. Un espectáculo hermoso que nos ubicó dentro del panorama teatral nacional, fue premio de puesta en escena del Festival de Teatro de Camagüey y sus actrices ganaron premio de actuación.

“Imagina un grupo de un municipio que repentinamente se alza con los reconocimientos más importantes que daba el teatro cubano. Por cierto, ese espectáculo todavía está en repertorio y próximamente volverá al escenario de la sala Raquel Revuelta.

“En Caimito empezamos con ocho o diez espectadores y a los dos años se llenaba el cine, fue increíble aquella experiencia, como increíble es la fuerza del teatro. Ahora radicamos en la sala Raquel Revuelta, en Línea y B, desde el año 2012. Ha sido otra experiencia importante, pues sobre el grupo recae una buena parte de la programación de esa céntrica sala durante el año. Allí en la sala Raquel seguimos trabajando la línea de la dramaturgia cubana y tenemos un público habitual, muy interesante”.

Esa fue la primera propuesta de martes de Cubavisión. Le seguirá La cuarta Lucía, con guion de Eduardo Eimil y dirección de Marlon Brito, el 7 de diciembre, con “una joven actriz de provincia que intenta sobrevivir en el complejo y competitivo mundo del casting para cine y TV, mientras sigue enfrascada en el trabajo que realiza en su grupo de teatro. Sin casa y con pocas posibilidades hace un recuento de su esforzada vida a través del humor, mostrando otra cara más de las famosas Lucía”.

Después vendrá El último bolero, el 14 de diciembre, con guion de Cristina Rebull/Iliana Prieto/María de los Ángeles Núñez Jauma y dirección de esta última realizadora, que, según la sinopsis trata de “una madre y una hija separadas por la emigración en Cuba, que se reencuentran en La Habana porque la madre viene de visita luego de muchos años. Ella está enferma y desea reconciliarse con su hija, pero la relación deficiente que tiene con su hijo y la manera en la que su hija ha cambiado hacen del reencuentro un tormentoso recordatorio de tiempos pasados y dolores bien guardados. Finalmente deciden construir un puente para tratar de comprenderse y reconocer lo importante que es la familia”.

El 21 de diciembre se proyectará La edad de la ciruela, con guion y dirección de Julio César Ramírez, en el que “dos hermanas juegan a recordar su infancia, mezclando el pasado y el presente que viven, dándonos a conocer la historia de una familia dirigida por mujeres, familia adinerada venida a menos en un caserón ya deteriorado por el tiempo.

“La crianza de las niñas, el suicidio de la tía loca, todo se torna onírico en los recuerdos de estas hermanas que leyendo cartas de antaño no se deciden a abandonar la casa familiar, el legado familiar”.

Y el 28 diciembre se televisará Sábado Corto, también con la dirección de Julio César, pero la autoría original es de Héctor Quintero. En esta obra “Esperanza Mayor es una mujer de casi cincuenta años que vive sola en un pequeño apartamento de Centro Habana. No ha tenido suerte en el amor y está locamente enamorada del nuevo administrador de la fábrica donde trabaja. Cuando este llega, viene a confesarle que está enamorado perdidamente de la mejor amiga de Esperanza y quiere que ella le ponga la piedra. Todo entre ellos termina de manera muy decepcionante, pero finalmente aparece el pipero, quien hace años está enamorado de Esperanza y aparentemente logra conquistar su amor”.

Pero Cubavisión trae otra sorpresa: tres películas: el 22, Las cartas no mienten, de Jorge Alonso Padilla, con guion de Raúl García Riverón, una comedia de 90 minutos en la que “Josefa, una ambiciosa jubilada, vive con su esposo, también jubilado, y su hijo con problemas siquiátricos. Visita a Ivette, una cartomántica que le augura ganar si juega a la lotería, y Josefa le promete que, si gana, la recompensará. Juega y gana, pero se arrepiente de su promesa. Ivette, por venganza, le hace creer que en una casa hay un tesoro enterrado.

“Josefa casa a su hijo e invierte todo lo que tiene para poder comprar la casa. Busca afanosamente, hasta que se acaban las provisiones y los medicamentos del hijo. Las relaciones en la familia se tensan, riñen, al hijo lo tienen que ingresar y el esposo la abandona. Josefa continúa, hasta que, sin fuerzas, corre el riesgo de ser sepultada viva en su propia excavación”.

La segunda película será televisada el 29 de diciembre: Buena estrella, otra comedia con guion y dirección de Armando Toledo, en la que “Enrique nos relata en primera persona como su padre tiene un pedazo de tierra heredada de su abuelo, y nos rememora la obsesión paternal por encontrar dinero escondido en la pequeña finca, una botija con oro de la época colonial española, según leyenda de sus antepasados. Esto conlleva al abandono de los hijos que se van de la casa familiar y a hacer de la familia restante una vida miserable sufriendo la locura del oro y el desespero de la pobreza.

“A través de una misa espiritual se develan historias de locura, asesinato, secuestro, ignorancia, superstición. Al final Enrique reconoce que la familia, la tierra, son los bienes más preciados y que la Buena Estrella solo la da el trabajo”.

Y una tercera propuesta nos llega el 5 de enero: Demonios en la almohada, dirigida por Elena Palacios con guion de la propia Elena y Cary Cruz (basada en relatos de Cary Cruz, Emilia Pardo y Mylene Fernández), y según la sinopsis “son tres historias de parejas en las que uno de sus miembros comienza a sufrir por celos. En algunos casos los conflictos se resolverán de modo simpático, pero en otros los celos llevarán a desenlaces trágicos”.

Yasmín de Armas, Altair Reyes y Karina Paz, son las asesoras de esas piezas que auguran buenos espacios para el público televidente. Ojalá que así sea.

Portal TVC