TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

María Eugenia Barrios y el regalo de la televisión

Lester Hamlet (director de ) y la soprano y actriz María Eugenia Barrios en la preparación de una escena de la telenovela. 

La maestra de canto de Luis Basilio, el carismático personaje que encarna Bárbaro Marín en la telenovela , de cierto modo se interpreta a sí misma. Apartando, claro, lo de la agorafobia, que nada tiene que ver con esta mujer encantadora y comunicativa, pero María Eugenia Barrios (Lucía) es una verdadera maestra del canto lírico en Cuba.

Quien se sorprenda al verla actuar será porque nunca la disfrutó en aquellas veladas de ópera que ella evoca con tanta emoción: «Toda esa época de esplendor de María Eugenia Barrios entre 8:30 y 11:30 de la noche en el Lorca, con un personaje con un idioma extranjero, Puccini, Verdi, Leoncavallo, Mascagni...»

En su nombre y en el de sus compañeros, una de las más importantes sopranos de este país lamenta el olvido en el que siente que han quedado aquellas glorias y celebra la oportunidad que le ha ofrecido la televisión: «sin embargo, Lester ha permitido que a mí en la calle me digan: "ay, ¿me puedo tomar una foto con usted, madama?"; "echaa, ¿usted me permite?"... Una cantidad de cosas que yo agradezco con todo mi corazón y les deseo mucha salud y vida a Fiallo y a Lester».

«Gracias a Ernesto Fiallo, que lo quiero como si fuera un hijo, y gracias a Lester Hamlet, que yo jamás me imaginé que ese joven de apenas 50 años, que puede ser mi hijo y casi mi nieto, descansadamente, fuera a pedirme que hiciera un personaje en su telenovela. Yo un poco me rehusé al principio, me parecía que no era merecedora de eso, que no iba a poder, pero él fue tan convincente, tan buena persona, me dio tanta confianza, que acepté. Yo no tengo palabras; la palabra "gracias", que es tan pequeña y tan esencial, me parece insignificante, porque le debo a él, en mi persona, por lo menos, algo de permanencia».

No es la primera aparición de María Eugenia en producciones dramatizadas para la pequeña pantalla: «He podido hacer tres telenovelas, compartí rodaje con Rosita Fornés, Irela Bravo... Hice también El canto del grillo, con mi hija, Amarilys Núñez, un policiaco; trabajé en La otra esquina con Fiallo y Amarilys; después hice Vuelve a mirar, y ahora grabé Los hijos de Pandora. Entonces todo eso me ha permitido una perdurabilidad que, lamentablemente, toda la pléyade de grandes cantantes de la ópera de aquella época podíamos haber tenido, si hubieran tenido más cuidados con nosotros».

Sobre el trabajo con Bárbaro Marín, expresó: «para mí, un hijo de mi corazón, un actorazo inmenso de nuestro país. Yo me quedé muerta cuando supe que era prácticamente mi partner en todo mi espacio de la telenovela, pero qué amable, un caballero, cómo me alentaba, cómo se quedaba, de verdad, genuinamente maravillado, cómo le decía a Lester Hamlet: "pero esta mujer es una gran actriz"... Ay, ¡cuánto se lo agradezco a él, que es una gloria de la actuación de nuestro país y de América Latina!»

LEER MÁS: ZAPPING: Tú, la telenovela cubana (I)

Tomado de Cubasi

Portal TVC