TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

Una entrevista a Sonia Castro. Con sinceridad y sin secretos

El pasado 31 de mayo fue entregada la Condición de Artista de Mérito a destacados profesionales de la Radio y la Televisión. Entre los que recibieron este valioso reconocimiento se encuentra alguien que logró conectar sus inquietudes filosóficas con el arte, la habanera Sonia Castro Ferrer, directora del conocido espacio “Entre tú y yo”.

Sonia, ¿creciste en un entorno familiar cercano al arte?

 Crecí en una familia llena de cultura, mi abuelo paterno amaba la guitarra y era pintor, aunque no de academia. Él fue quien decoró el techo de la Casa Hornedo, actual Casa de la Cultura de Centro Habana. Mi madre junto a mi tía, participó en el concurso de radio: La Corte Suprema del arte y siendo muy jóvenes, ganaron como el Dúo de Nora y Margarita. Mi mamá pasaba todo el tiempo cantando canciones, no solo cubanas sino también extranjeras y mi hermano mayor, Alejandro Miguel, también se dedicó al arte de la voz por más de 30 años; yo soy afinada pero no nací para cantar. Debido a esas influencias siempre me gustó el arte.

¿Qué estudios realizaste y de qué manera te insertas en la televisión?

Solicité en el pre-universitario las carreras: Historia del arte y Filosofía. Me otorgaron la segunda y estudié en la URSS, en la ciudad de Kazán por 5 años. Entré a la televisión motivada por una prima que trabajaba allí, y gracias a Rodobaldo Díaz, director en aquel momento de Tele Rebelde, me inicié como especialista en Medios de Comunicación.

Continuaste superándote sin descanso, ¿de qué manera cursas la carrera de Dirección en la Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual del ISA?

Mientras Chucho Cabrera era el decano de la facultad, cursé un postgrado que nos daba el derecho, a los que teníamos una carrera universitaria concluida, a pasar un curso de postgrado en Dirección, análogo a la Licenciatura, pero con una duración de tres años. Tuve excelentes profesores, de los que puedo mencionar a: Julio Cid, Jorge Cao, Silvano Suárez y Margarita Alonso.

¿Por qué te motivas a dirigir y qué géneros has abordado?

Comencé en la Redacción de Propaganda y Publicidad asesorando programas como: Teleavances, Mediodía en TV y Mundo Mágico, hasta tener la oportunidad de dirigir. Mis primeras realizaciones fueron spots de programas televisivos y de bien público, campañas y promociones. En mi opinión es un género muy difícil que no es valorado en su justa medida. También he dirigido programas educativos, científico-técnicos, musicales y post-producción.

¿Cómo surgió la idea de “Entre tú y yo” y en qué aspectos ha ganado con los años?

Nos pidieron hacer un programa que abordara televisión, radio, libros, y otros temas. A Eugenio Pérez, asesor y director de la redacción se le ocurre hacer una revista variada. El nombre “Entre tú y yo”, fue idea del querido Ricardo Vila Arteche, nuestro primer guionista. Este proyecto comenzó siendo monotemático, de hora y media de duración, pero al año lo cambiamos a la actual estructura. Considero que hemos evolucionado en cuanto a contenido y diseño de imagen, aunque hay que seguir mejorando.  

El espacio es todo para mí, me ha enseñado a amar la radio y la televisión y me ha permitido a conocer personas maravillosas, muchas de las cuales son mis amigos actualmente.

“Entre tú y yo” profundiza en las interioridades del mundo televisivo y sus más destacadas figuras, permitiéndonos conocer aspectos novedosos de ese ámbito, ¿qué significado le otorgas en lo personal y qué personalidades invitadas te impactaron particularmente?

El espacio es todo para mí, me ha enseñado a amar la radio y la televisión y me ha permitido a conocer personas maravillosas, muchas de las cuales son mis amigos actualmente. Como revista me ha aportado el ritmo, la variedad. También me ha permitido escuchar importantes testimonios de la historia y del quehacer televisivo, clases magistrales de los verdaderos héroes y heroínas de nuestros medios, de sus anhelos y fracasos. Nombrar a algún invitado sería negar lo que acabo de decir, me siento privilegiada por haber conocido a lo mejor de la radio y la TV en Cuba, pero sí quiero recordar un programa muy importante para mí, y que no voy a olvidar nunca, el dedicado al Día de las Madres teniendo como invitadas a las actrices: Ofelita Núñez, Martha del Río y Nilda Collado. Las llevaré siempre conmigo, por su humildad y grandeza.

Al ser directora y guionista del programa, ¿encontraste obstáculos por tu condición femenina?

Fueron muchas las dificultades para dirigir, no por ser mujer, sino por las incomprensiones, pero las vencimos todas, que estemos aquí después de 23 años lo demuestra.

Este programa ha permanecido durante largo tiempo en pantalla, pero el staff ha cambiado, ¿puedes referirte a la contribución de sus integrantes?  

En estos años muchos compañeros han trabajado dentro del equipo, de todos he aprendido y cada uno ha colaborado porque la televisión es colectiva, nadie hace un programa solo. Mis primeros camarógrafos en el estudio, me enseñaron a ponchar, los editores me aportaron sus estéticas respetando las mías. Todos han dado lo mejor de sí, presentadores, co-directores, asesores, en fin, no quiero particularizar por temor a olvidar nombres importantes.

¿Cómo es la comunicación que estableces con tu colectivo?

He aprendido de muchas personas, desde un ambientador, un auxiliar, del más afamado artista y también del público. La buena relación dentro del equipo es fundamental; la buena vibra y el respeto son mis máximas. Aunque yo quiera lograr una idea, siempre consulto con mis especialistas y escucho, teniendo en cuenta sus conocimientos.

¿Quiénes son los imprescindibles a la hora de hablar de tu formación profesional?

 Personas que han estado en mi vida por mucho tiempo, que me han aconsejado y los valoro altamente. No puedo pasar por alto a Nohemí Cartaya, ella me empujó a dirigir poniendo toda su confianza en mí. Chucho Cabrera, José Ramón Artigas, mi profe eterno, y Xiomara Blanco quien, con su consejo sabio, me dijo cuál era el camino adecuado. Son muchas las personas que me han aportado en estos 32 años de trabajo ininterrumpido, José Corrales y Alden Knight especialmente, por el rigor, la disciplina y el sentido de pertenencia.

¿Qué preceptos de la dirección televisiva resultan importantes a la hora de acometer este medio y cuáles consideras imprescindibles preservar?

Creo que para trabajar en la televisión primero hay que conocerla a profundidad, saber qué funciona y que no, amarla y entregarte a ella con responsabilidad, respetar a tus compañeros y al público, ser la primera en llegar y la última en irte. También es imprescindible ser disciplinada y auténtica, ayudar y ser respetuoso con el criterio que vayas a dar de los demás.

¿Por qué tu obra documental no es más extensa?

Dirigí dos documentales por encargo, dedicados al escritor y crítico, Frank Padrón y al actor Raúl Pomares. Aunque es un género que disfruto y que he acometido a partir de historias de vida, debo reconocer que el tiempo no me alcanza para realizarlo con mayor frecuencia.

  ¿En qué proyectos trabajas actualmente?

Además de Entre tú y yo, realizo otra revista de tipo culinario desde hace dos años. Lleva por título: “Entre Recetas”.

¿Disfrutas la dirección de espectáculos?

Entre los numerosos cursos que recibí, estudié Producción y Realización de Eventos y Espectáculos Musicales, recibiendo las herramientas necesarias para liderar las trece ediciones anuales de los Premios de la Popularidad, convocadas por “Entre tú y yo”, ocasión en que el televidente premiaba con sus votos a artistas y programas de su preferencia, resultando excelentes espectáculos con gran afluencia de público. Estas oportunidades me ofrecieron el fogueo en la dirección escénica. También organicé las cuatro presentaciones dedicadas a los aniversarios del programa y otras galas con motivo de: Festival de la Televisión, espacio Aventuras, Concurso Imagen de Cristal, Premios Esperanza, Premios Caracol y otros eventos. En estas experiencias pude vincular las nuevas tecnologías con el ámbito teatral, coordinar un variado número de artistas y especialidades, en función de lograr un resultado espectacular. Me siento realizada en este género que permite fusionar: música, danza, artes dramáticas, el audiovisual y la comunicación.

Has merecido varios premios y reconocimientos, ¿mencionarías algunos de ellos?

Fue muy significativo recibir el Gran Premio en el Concurso Imagen de Cristal (2000), los Premios del Festival de la Televisión en la categoría de revista variada, otorgados en tres ocasiones y los premios por Mejor dirección de revista variada y por programa educativo no seriado. Además, me fueron entregados: el Premio Pequeña Pantalla en 2016, el Sello Aniversario 60 de la Televisión y el Premio Caracol por realización en la categoría de programas habituales por “Entre tú y yo”.

¿En qué medida valoras el otorgamiento de la Condición de Artista de Mérito?

La Condición de Artista de Mérito no la esperaba. Me siento halagada porque la recibo junto a compañeros muy valiosos a los que quiero y admiro. Es el reconocimiento al esfuerzo de 32 años de trabajo, consagrados a la televisión.

Tomado de Cubanow

Portal TVC