TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

Alberto Corona: actor de pura cepa

 

Alberto Corona habla con una voz clara e inspirada que va modulando al ritmo de sus pensamientos, en los que se entrelazan las motivaciones que lo llevaron a perseguir su sueño. Nunca tuvo dudas sobre la profesión a la que quería dedicarse y desde que veía en su casa la televisión reafirmó que su vida tenía que estar ligada a la actuación.

Su anhelo de superación, su capacidad creativa unida a su perseverancia, lo llevaron a perseguir ese sueño de juventud que materializaría cuando se le dio la oportunidad de trabajar en el teatro.

Desde esa fecha también ha incursionado en el cine, pero ha sido la televisión la que le ha abierto las puertas ante el gran público, gracias a su participación en las telenovelas Latidos Compartidos, Entrega y Tan Lejos y Tan Cerca, en donde ha demostrado que enfocarse y prepararse son la base para alcanzar las metas propuestas. 

¿Cómo era tu vida antes de llegar al mundo de la actuación?

- Me gradúo de contabilidad y después le comunico a mis padres que me iba a dedicar a lo que realmente me gustaba que era el mundo del arte. Mi hermano mayor es cantante y formó parte del Grupo Moncada y por eso yo quería también dedicarme a algo que estuviese vinculado con las manifestaciones culturales.

“Empecé en el 2005 en el grupo Fusión de Maritza Acosta como actor mimo, donde recibí una formación integral, en la que aprendí muchísimo del cuerpo del actor, como caminar en un escenario, a hablar con el cuerpo. Tuve suerte de comenzar por esta compañía que me dio muchas herramientas y un bagaje como actor”.

Se puso por primera vez frente a una cámara en la telenovela Aquí Estamos. Coméntenos sobre esa primera experiencia en la pequeña pantalla.

- Hugo Reyes me ve en una obra de teatro y me convoca a formar parte del elenco de la telenovela Aquí estamos. El personaje era un gerente y, aunque tenía poca participación, me puse muy nervioso a la hora de enfrentar esas escenas; las cámaras, las luces y esa sensación de que todo el mundo estaba pendiente de mí no permitía que las cosas fluyeran y salieran las escenas.

“En la medida en que me percataba de esa presión, más me equivocaba. El director percibió esa situación y me dio algunos consejos que me permitieron relajarme y que finalmente todo saliera como estaba previsto.

“Con esa primera experiencia en la pequeña pantalla llegué a pensar que no podía hacer televisión, pero posteriormente me llegó la oportunidad de trabajar con Marilú Macías en el espacio Cuando una Mujer y ya ahí estuve más relajado y cuando vi el programa en pantalla me pareció que había realizado un trabajo decoroso”.

¿Cómo surgió esa oportunidad de participar en tu primer proyecto grande, en la telenovela Latidos Compartidos?

- Cuando participo en esta telenovela, Latidos Compartidos, ya tenía un mayor recorrido en este oficio, formaba parte del grupo Mefisto Teatro y ya entendía de que iba esta profesión. Fue un casting bien intenso en el que tuvimos que realizar varias escenas hasta que deciden que voy a darle vida a Rogelio.

“Me puse muy contento cuando me dieron la noticia porque trabajé en esa prueba de selección muchísimo; desde la humildad y la esencia de este personaje lo fui entendiendo, a partir de esas escenas que me dieron en el casting.

“Cuando me dicen que iba a trabajar directamente con un actor de la talla de Manuel Porto salté de la emoción y me dije que tenía que aprovechar al máximo esta gran oportunidad que me estaba dando la vida.

“Guardo lindas memorias de mi participación en ese dramatizado, en el cual tuve la oportunidad de trabajar con un gran elenco y ser dirigido por Consuelo Ramírez y Felo Ruiz”.

Recibiste el premio Adolfo Llauradó por tu participación en esta telenovela. ¿Qué significó ese reconocimiento en ese momento de tu carrera?

- Recibir un galardón de este nivel por el primer personaje de peso que tuve en mi carrera fue algo extraordinario. En ese momento rememoré esa etapa inicial en la que tuve muchas inseguridades para enfrentar este reto de interpretar a Rogelio. Un premio no determina, pero si da mucho aliento, porque un jurado especializado emitió un criterio y premió tu trabajo.

“Trabajamos arduamente para esta telenovela sin pretensiones de ningún reconocimiento, pero este galardón es un premio al trabajo, esfuerzo y pasión que uno le entrega a esta profesión”.

Repasando tu carrera destaca también un personaje que realizaste en la telenovela Entrega. ¿Qué experiencias sacaste de tu participación en una de las telenovelas de mejor aceptación por parte del público y la crítica especializada?

- Fue un proceso corto, pero muy intenso en el que defendí, en esta ocasión, el personaje de Javier. Ha sido de las experiencias que he disfrutado tanto en el proceso de filmación como cuando salió al aire, porque fuimos partícipes de una experiencia maravillosa.

Entrega me abrió paso para interpretar a Nelson en esta novela que se está trasmitiendo en estos momentos porque fue dirigida por Loisys Inclán y Alberto Luberta. Tengo la sensación de que desde ese momento ellos me habían echado el ojo para esta telenovela.  

Entrega para mí fue un proceso donde me divertí muchísimo, tuve colegas espectaculares como Clarita García y Ariadna Núñez, y en sentido general estuvo genial en todos los aspectos, un nivel actoral parejo, las locaciones, el guion espectacular. Concuerdo contigo en que ha sido una de las telenovelas de mejor acogida en los últimos tiempos en nuestro país”.

¿Con que personaje sentiste que estabas haciendo algo trascendental?

- Sentí que estábamos haciendo algo trascendental en la obra Con cartas de amor a Stalin, un texto del filósofo y dramaturgo español Juan Mayorga, con puesta en escena de Abel González Melo.

“Interpretar a este personaje de Mijaíl Bulgákov fue un proceso del alma, lo viví, sufrí, soñaba y me desvela pensando en este personaje. Esta obra me dio la sensibilidad verdadera para acercarme al alma de un personaje. Tuve el placer de trabajar con mi maestro Pancho García, quien me enseño la disciplina y el camino de ser un actor, y con mi esposa Liliana Lam. Fue un proceso que guardo con mucho cariño y me gustaría que en algún momento se repusiera”.

A esta altura de la entrevista has hecho referencia en varias ocasiones a tu pasión por las tablas. ¿Sientes que el teatro es tu hábitat natural?

- Sin duda alguna, el teatro para mí es vida, no pudiera existir sin las tablas; suena un poco romántico, pero es mi verdad. Constantemente te hace crecer, en muchas ocasiones tengo como todo el mundo días buenos y otros no tantos y cuando llego al teatro todo cambia y esa magia te envuelve hasta que te olvidas de todas las situaciones que te estaban contrariando hasta ese momento. El teatro saca los mejor de mí y pudiera responder que el teatro me salva.

¿Por qué no te vemos con tanta frecuencia en nuestros medios de comunicación? ¿Eres exigente a la hora de aceptar un personaje o no te llegan a tus manos?

- Mi profesión va de oportunidades y la suerte, que también influye, uno se la va creando; pudiera influir el hecho de que me he concentrado en el teatro, en un año he realizado cuatro obras, pero tampoco he tenido grandes oportunidades en otros medios de comunicación.

“En una sola ocasión rechacé un personaje, me sentí halagado de que me propusieran hacer un protagónico en la telenovela Más allá del límite que dirigió Felo Ruiz y Miguel Brito, pero decidí no aceptarlo porque no me veía en ese personaje. Se alejaba mucho de mí desde el punto de vista físico, tenía que interpretar a un hombre de 50 años y a pesar de que muchos colegas del gremio me retaron a realizarlo preferí que terminara haciéndolo Ulyk Anello.

“Me parece que tomé la decisión correcta porque tenía un gran por ciento de que no funcionara, sentí que no tenía las herramientas necesarias para construirlo. Hay que tener mucho tino con eso, por la razón de que muchos actores en el afán de trabajar tiran por la borda su carrera.

“En mi opinión hay tres elementos que el actor debe valorar a la hora de aceptar una propuesta: el guion, el director y el personaje. Los actores constantemente estamos en una cuerda floja porque siempre estamos siendo juzgados para bien o para mal.

“Pero volviendo al tema inicial, considero que no he sido un actor demandado, espero que a raíz de esta novela mi caché como actor comience a subir y me haga más visible para los directores de nuestro país. Esta telenovela ha sido mi gran oportunidad”.

¿Cómo recuerdas ese momento cuando te confirmaron que era tuyo el personaje de Nelson en la telenovela Tan Lejos y tan cerca?

- Loisys me comunica que me quería probar para este personaje de la telenovela, me preparé durante una semana con la ayuda de mi esposa para hacer el casting.

“En esta prueba de selección conecté desde el primer momento con Maité Galbán, hubo una conexión sensitiva, de solo mirarnos salía el texto, fluyó la química entre nosotros y creo que eso fue lo que hizo que el equipo de dirección se decantara por nosotros para darle vida a los protagónicos de este dramatizado.

“En ese primer momento no nos informaron nada, pero al llegar a la casa recibo un mensaje reafirmándome que me habían otorgado el personaje de Nelson”.

¿Cuéntanos alguna anécdota del proceso de selección para la telenovela?

- Una de las historias que te puedo narrar es que mi hija también audicionó para el personaje de Lucia, junto con otras chicas, y cuando terminó el proceso le dijo a los directores que si el personaje ya era de ella.

“En su inocencia pensaba que por el solo hecho de haber realizado la prueba automáticamente le correspondía trabajar en el elenco de la telenovela, pero ese fue el casting que más se demoró en conocerse el resultado

“Un mes después fue que conocimos que haríamos de padre e hija también en este espacio dramatizado tan seguido de nuestra televisión”.

¿Cuáles fueron los retos a los que te enfrentaste para poder darle vida a este personaje?

- Entre los retos de la telenovela estuvo que, a la par de que nos teníamos que cuidar porque seguíamos trabajando en etapa de pandemia, tenía que grabar mis escenas y apoyar a mi hija en todo el proceso de su personaje.

¿Sentiste presión al representar un protagónico en un espacio como la telenovela, que se ve en todas las casas cubanas?

- Como bien dices, este es un espacio sagrado para la familia cubana y uno siempre tiene dudas de cómo va a ser acogido por el público; simplemente me dediqué a ponerle el alma al trabajo y a ser lo más sincero posible conmigo mismo.

“Tengo que agregar, para contestar la pregunta, que no solo yo sino todo el equipo de este espacio, trabajó en medio de la pandemia para que este audiovisual saliera con la mejor factura posible”.

¿Te ha traído más propuestas laborales haber trabajado en esta telenovela?

- Este personaje sin dudas ha sido el más importante de mi carrera y aunque de momento no me ha convocado ningún otro director a otro proyecto, me ha dado visibilidad a nivel no solo de público, sino en el gremio de actores.

“Espero que a partir de este momento se valore mi obra un poco más y se piense en mí para algún personaje en el cine; he realizado obras en el séptimo arte que, aunque las he disfrutado y agradecido, no han tenido mucho tiempo en pantalla. Estoy abierto a cualquier propuesta de trabajo que sea interesante y estimulante y me permita crecer desde el plano personal y profesional”.

¿Sientes que estás viviendo tu mejor momento desde el punto de vista profesional?

- Creo que sí y los estoy disfrutando muchísimo; he trabajado durante todos estos años y he aprovechado las oportunidades que me han llegado para llegar a este punto de mi carrera.

“Nelson es un personaje con una gran nobleza y dulzura, tiene sus demonios también, pero en sentido general es muy buena persona, y esas cualidades el público las valora. Nunca había vivido esa interacción con las personas de diferentes regiones del país y eso me reconforta y me compromete a seguir trabajando para entregarles lo mejor de mí”.

En esta etapa de tu carrera, ¿cuáles son tus principales aspiraciones?

- Mis aspiraciones son seguir creciendo como actor, trabajar en todas las cosas que pueda; me gustaría volver a trabajar con Luis Alberto García, quien es mi referente en esta profesión.

¿Qué aspectos de tu vida desconoce el público que te ha seguido en pantalla?

- Algunas personas conocen varios aspectos de mi vida por este acercamiento que hay ahora con las redes sociales, pero para los que no se han adentrado en estos temas les puedo decir que somos una familia de artistas, mi esposa y yo compartimos esta profesión, ahora la niña está incursionando en la actuación, y mi hermano también está vinculado a la cultura desde la manifestación de la música.

“Otros aspectos que son menos conocidos de mi vida es que me encanta ser padre de tres niñas, disfruto la cocina y tengo habilidades para el baile gracias a mi formación en compañías como Fusión y Mefisto Teatro”.

Portal TVC