TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

Carolina González: más allá de María Fernanda

La joven actriz de la Televisión Cubana Carolina González López revela detalles de su participación en la actual telenovela Tan lejos y tan cerca, y de sus nuevos proyectos

En medio de uno de los conflictos más debatidos por la teleaudiencia, llega el personaje de María Fernanda a la actual telenovela cubana Tan lejos y tan cerca. Víctima de la traición de su esposo, la embarazada que interpreta la talentosa actriz Carolina González López se tambalea en un disconforme círculo amoroso de tres.

 Los seguidores de la entrega que llega a las pantallas de nuestro país las noches de lunes, miércoles y viernes por el canal Cubavisión y bajo la magnífica dirección de Loisys Inclán y Alberto Luberta, han desarrollado grupos en las redes sociales donde emiten sus criterios sobre esta trama del poliamor en la novela y en la sociedad actual.

En medio de uno de los conflictos más debatidos por la teleaudiencia, llega el personaje de María Fernanda a la actual telenovela cubana Tan lejos y tan cerca. Víctima de la traición de su esposo, la embarazada que interpreta la talentosa actriz Carolina González López se tambalea en un disconforme círculo amoroso de tres.

 Los seguidores de la entrega que llega a las pantallas de nuestro país las noches de lunes, miércoles y viernes por el canal Cubavisión y bajo la magnífica dirección de Loisys Inclán y Alberto Luberta, han desarrollado grupos en las redes sociales donde emiten sus criterios sobre esta trama del poliamor en la novela y en la sociedad actual.

La graduada de la Escuela Nacional  de Arte pertenece al grupo Teatro El Público, dirigido por Carlos Díaz. Foto: cortesía de la entrevistada

Son millones los mensajes que apoyan a la actriz en su papel, quien decide poner fin a su relación matrimonial, aún estando en proceso de gestación, al descubrir la doble vida amorosa de su pareja (David).

 La habanera de 25 años, aunque no es su primera participación en el medio, se revela en la Televisión Cubana con esta actuación tan bien llevada, donde trabaja el personaje desde lo más plano hasta su aceleración periódica en base al punto clímax del trance dramatúrgico.

«Ya había trabajado en la televisión en Tras la huella, en el programa Sácame del apuro y en el telefilme Delantero; bajo la dirección de Irán Hernández. Sin embargo, este papel en Tan lejos y tan cerca es el que mayor reconocimiento público me ha dado. Aunque en un principio hice el casting para el personaje de Dianelis —la amante de David—, luego me propusieron el de María Fernanda, hice la audición y me lo concedieron».

A pesar de ser una interpretación alejada de la personalidad de la actriz, quien afirma que no tiene don absoluto para pintar, ni para coser; y que más bien es del «tipo de persona explosiva», y no paciente y calmada como María Fernanda, este papel sí presenta un punto en común con Carolina.

«Desde lo personal no tengo nada en contra del poliamor. No lo practico, pero lo comprendo, siempre que se establezca sobre el respeto y la verdad. La divergencia entre el personaje de David y María Fernanda no es precisamente el tema del poliamor, sino la manera egoísta que tiene este de abordarlo con mi personaje, quien vive ajeno por un tiempo a lo que sucedía y no se le da la oportunidad de elegir si quería ser parte de esta pluralidad. Si existe algo de semejanza entre María Fernanda y yo es el desacuerdo total con la traición y la mentira».

Existen algunos detractores de la manera de ejercer el magisterio por el personaje encarnado por la carismática joven en la telenovela. Sin embargo, expone que «la forma de educar de María Fernanda es la que muchos profesores deberían asumir hoy día. Los maestros que más me han aportado para mi carrera profesional son los que menos condescendientes fueron conmigo y contribuyeron a mi preparación mediante la crítica constructiva».

Desde pequeña a Nina —como le dicen todos en su casa— le gustaba imitar a las actrices de las películas. «Mi primer vínculo con las artes escénicas fue en la danza. Bailé flamenco durante nueve años. A la par siempre me gustaba actuar, pero como juego de roles, imitando papeles que veía. Hice algunas obras con mis amigas para los matutinos de la escuela».

La artista de 25 años es una apasionada del cine, el teatro y la poesía. Infografía: Daniela Fernanda García González

La egresada de la Escuela Nacional de Arte es una apasionada de los temas culturales y de la historia. Actualmente cursa el último año de la carrera de Gestión y Preservación del Patrimonio Histórico Cultural en el Colegio de San Gerónimo de La Habana.

«Mucha gente opina que es una carrera alejada de la actuación, pero no lo veo así. Pienso que una de las herramientas de trabajo de un actor es el intelecto. Esta especialidad está muy apegada al arte y a la cultura general y me ha ayudado a nutrirme de herramientas para poder trabajar.Como actriz he crecido desde que estoy en esa escuela».

Nina es una mujer bella y alegre, pero a la vez intransigente y de ideas frescas y osadas; lo que en gran medida viene en sus genes. Su buen gusto aparejado a su carácter fuerte se lo debe a su abuelo, René González, «El rubio de Mery», una personalidad tanto de la lucha guerrillera contra Batista, como luego del triunfo revolucionario. Lo recuerda como «un fiel amante a la cultura, un ser muy culto y una persona histriónica. Le gustaba cantar y recitar poesías. A él le debo mi gran retención memorística y mi amor por la historia y la actuación».

Entre los nuevos proyectos donde podemos disfrutar de la participación de la actriz en los próximos meses está la obra Orlandia de la Compañía Teatro El Público; a la cual pertenece, y tendrá su primer protagónico en el filme Corrosive, bajo la dirección de Alfredo Ureta.

Corrosive es el filme de Alfredo Ureta próximo a estrenarse donde la actriz debutará en el cine con un papel protagónico. Foto: Cortesía de la entrevistada

«Corrosive es mi primera incursión en el cine como protagonista. La experiencia fue gratificante. El equipo de trabajo es muy profesional, tanto los realizadores como el elenco. La trama se desenvuelve en la historia de dos parejas que pasan la cuarentena en una casa en la playa. El conflicto está relacionado con temas muy actuales sobre la libertad en la relación de pareja».

Carolina González es de las que dice que lo «esencial es el personaje, no el medio». Sin embargo, le gustaría incursionar más en el cine. Entre sus referentes en el séptimo arte está Carlos Saura y es una fan del protagonismo de la mujer en esta manifestación artística.

La seguidora de la poesía latinoamericana se considera «feminista hasta los huesos» y entre sus ídolos literarios están la cubana Dulce María Loynaz y la uruguaya Idea Vilariño.

Es una persona reflexiva y afirma que «la espiritualidad es imprescindible para equilibrar la mente». Hacer yoga, escuchar rock, ver películas, leer e investigar sobre temas esotéricos, están entre los hobbies de la joven.

A pesar de que el papel que más le gustaría interpretar en un futuro cercano es un personaje de época con carga dramática, la talentosa artista declara que también le encantaría hacer comedia.

TOMADO DE JUVENTUD REBELDE

Portal TVC