TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

Mundos vistos por niños y adolescentes desde el audiovisual

Las obras premiadas en el 8vo Festival Internacional Rodando Fantasías pudieran integrar las parrillas de programación de la Televisión Cubana destinadas a esos grupos etarios

La Red “Cámara Chica de Cuba” cuenta con un proyecto comunitario en el centro de la Isla. Lleva por nombre Rodando Fantasías y desde la ciudad de Santa Clara, enseña a los infantes, con el apoyo de sus familiares y tutores, a realizar sus audiovisuales valiéndose de las tecnologías digitales para la producción y socialización de sus videos a través de los sitios de redes sociales.

El proyecto Rodando Fantasías tiene como objetivo contribuir a formar a receptores activos, desde edades tempranas, a partir de la educación audiovisual de los escolares.

En saludo al Día Mundial de la Infancia, entre el 15 y el 20 de noviembre la ciudad de Santa Clara fue escenario del Festival Internacional Rodando Fantasías, del audiovisual infantil. En su 8va edición, estuvo dedicado al medio ambiente y a la inclusión de la infancia y la adolescencia en una sociedad que apuesta por la pluralidad y la diversidad.

En declaraciones exclusivas al Portal de la Televisión Cubana, César Ramón Irigoyen Milián, Coordinador General del Evento Rodando Fantasías, explicó que el Festival es una extensión del trabajo que desarrolla el proyecto homónimo. Con el paso del tiempo, dijo, se fueron sumando varios grupos de creación audiovisual infantil que integran la Red Cámara Chica, a lo largo de todo el país. Esa red está impulsada por el Consejo Nacional de Casas de Cultura y el British Council.

A partir de la quinta edición el Festival se convirtió en internacional. Señaló que esta es la plataforma que tienen los adolescentes para exhibir los resultados de lo aprendido durante los siete u ocho meses que dura el curso.

“Impartimos talleres virtuales, con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el British Council, la Asociación Hermanos Saíz, así como la Dirección Municipal y Provincial de Cultura de Villa Clara y Santa Clara, respectivamente”.

Agregó que la familia participa, de manera activa, y los talleres tienen como destinatarios no solo a los infantes y púberes sino también a sus mentores, tutores y padres para que puedan acompañar los procesos creativos de sus hijos. Incluso dentro de la convocatoria al concurso infantil y para adolescentes se acepta la colaboración de adultos en las etapas de edición y montaje de las obras.

“Después de que volvimos a la presencialidad, en este año 2022, el Festival superó nuestras expectativas por la fuerte participación internacional”.

El evento, que se desarrolló de manera online y presencial, abrió las convocatorias en las categorías infantil-adolescentes y adultos profesionales, que trabajan para estos grupos etarios. Treinta obras aspiraron al premio El Chicuelo de Fantasía, en los géneros: dramatizado, mensaje de bien público, video clip, documental, video carta e informativo.

Se entregaron grandes premios de ficción y no ficción, en cada una de las categorías en concurso. El jurado de la primera categoría estuvo compuesto por grupos de creación audiovisual (niños, adolescentes y padres).

Mientras que la cita se prestigió con un jurado internacional de lujo que evaluó las obras en concurso realizadas por profesionales: Adriana Fresquet, profesora de la Universidad Federal de Río de Janeiro, Brasil, coordinadora del Laboratorio de Educación, Cine y Audiovisual y cofundadora de la Red Kino; Anne Savitie (Finlandia), artista visual, organizadora del Festival de animación Animatricks y la argentina Claudia Ruiz, directora de El Molinete, guionista, directora de arte y profesora.

Contó además con la presencia de Josep Arbiol (España), fundador del Festival Internacional de Cine Educativo (MICE), la boliviana Liliana de la Quintana, cofundadora de Producciones Nicobis y del Festival Internacional del Audiovisual para la Niñez KOLIBRÍ y en representación de Cuba estuvo Regla Bonora Soto, especialista principal del Grupo Creativo de programas para la niñez y la adolescencia del Canal Cubavisión y la señal digital infantil MiTV.

De manera colateral, la filial de cine, radio y televisión del Comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en la provincia de Mayabeque otorgó el premio Cucumí, que reconoce las mejores obras, tanto en televisión como en radio, realizadas por adultos, niños o adolescentes, cuyo público destinatario sean la infancia y la adolescencia, posean un alto grado de realización y estimulen, mediante su contenido, la creatividad, el amor hacia lo autóctono y el respeto hacia el naturaleza.

Como parte del evento Bonora Soto se unió a Donarys Cruz Cruz, periodista del proyecto Creativa y editora de la página web de Radio Caibarién para impartir el Taller ¡Vamos a hacer una nota informativa!, que reunió a 15 participantes quienes se acercaron a las características de un género esencial dentro del periodismo.

En tanto, el realizador Juan Carlos Travieso impartió el taller Recursos para hacer un buen montaje, mediante el cual brindó herramientas sobre las técnicas del lenguaje cinematográfico basadas en el montaje.

El “timing” en la animación: la velocidad, el ritmo y el entable llevó por título el taller impartido por la directora, animadora, diseñadora, atrezzista y guionista Ivette Ávila Martín, junto con diseñador industrial Ramiro Zardoya Sánchez que perseguía enseñar a los talleristas el secreto de cómo simular los movimientos reales de personajes y objetos, descomponer el tiempo de forma correcta y así lograr una animación fluida.

Por último, Ideas para cazar ideas llevó por nombre el taller de la profesora Lidia Meriño. Esos talleres contribuyeron a aumentar la fantasía de los noveles realizadores y contribuyeron a su superación.

Minerva Rodríguez, Directora del British Council (Cuba), declaró a la Televisión Cubana que, gracias a las alianzas con el Centro Provincial de Superación para la Cultura, el Festival cuenta con una primera versión del Manual de Protección de los Derechos de los niños, las niñas y los adolescentes en los espacios culturales.

Grandes premios del Festival

En la categoría de no ficción para adultos el lauro fue para el cortometraje Acordes para el corazón, del director Aiko Alonso, de México y en ficción, Bichitos, de la mexicana Irma Ávila.

El gran premio infantil de no ficción fue para Dar amor no cuesta nada, de los bolivianos Andrés Williams y Camila Yana. En ficción lo recibió Bon Appettit, de las realizadoras argentinas Flavia Arbiser y Antonella del Valle, integrantes del Taller de cine para chicos Subí que te veo.

Por último, resultaron premiados en no ficción los adolescentes Camila Lago, Valentina Ramírez, Sofía Barrionuevo, Candela Parodi, Samira Anaya y Micaela Laceta, estudiantes del Instituto América Latina de Argentina por el cortometraje N.N y en ficción fue a parar a manos de la cubana Adriana María Garay por la obra Kitty II y la torva conciencia.

Ya se anuncia la novena edición del Festival Rodando Fantasías y volverán los cursos y talleres para que no se pare la creación audiovisual infantil y juvenil que bien pudiera formar parte de las parrillas de programación en la Televisión Cubana destinada a esos grupos etarios.

“El principal reto es no dejar de hacer el evento, que sea el termómetro de la realización audiovisual infantil cubana, que los trabajos de niños y adolescentes se parezcan más a su mundo y no tengan una mirada adulta. Esa es la esencia de Rodando Fantasías”, concluyó el coordinador del Festival.

Hugo Portal