CARTELERA DE LOS CANALES NACIONALES

 

 

En pantalla

Cuentos de estos días

Seis cortometrajes integran el filme donde jóvenes realizadores, del cine y la televisión, muestran las historias de estos días

Desde inicios de este año mucho se ha hablado de la realización de un largometraje que coordina Fernando Pérez. El hecho de que este Maestro del cine cubano se haya vinculado a un proyecto con jóvenes realizadores demuestra su eterna vocación de acompañar la creación, participar de ella y contribuir desde la experiencia a narrar las historias en un momento de complejidad social, como el que hemos vivido a partir de la irrupción de la Covid-19 en el mundo.

Cuba es escenario de tantísimas historias en estos días donde cierta incertidumbre y zozobra se apoderó de nosotros. Algunos flaqueamos por momentos, o sentimos que la maldita circunstancia nos superaba en medio de tantas malas noticias. Los personajes de las seis historias que integran Cuentos de un día más (2021) son eco de esas circunstancias, al tiempo que la cámara los registra en sus acciones más cotidianas, que van desde la pérdida de la inocencia, el amor, la búsqueda del sustento económico, la enfermedad, la soledad, la emigración, la muerte…

Refiero el término cotidianidad en el sentido de mostrarnos tal cual somos, sin pose, ni realidad ampulosa como en ocasiones nos retratan. Tampoco el propósito es presentar los hechos en forma de documental antropológico, pero una de las virtudes del filme radica en esa aparente sencillez que encierran sus historias. 

Sus directores y los títulos de los cortometrajes son: Rosa María Rodríguez (La trenza), Alán González (La muchacha de los pájaros), Yoel Infante (Él y ella), Eduardo Eimil (Gallo), Carolina Fernández-Vega Charadán (Mercuria), mientras que Katherine T. Gavilán y Sheyla Pool comparten créditos en Los días.

Cuando comencé a leer las entrevistas a los jóvenes realizadores que asumieron la dirección de los seis cortometrajes, pensé que la debilidad que podría tener el proyecto final fuera el empaste entre ellas. Sin embargo, recientemente pude apreciar que ese temor era solo eso: una duda pasajera. Pues las narraciones se articulan de una manera coherente, dinámica y atractiva desde el punto de vista secuencial; casi de forma imperceptible una te conduce a otra, al tiempo que mantienen su individualidad.

Los largometrajes corales —en ocasiones— padecen de desbalances narrativos que atentan contra el ritmo progresivo, pero en Cuentos… se delinea un eje central que sustenta las diferencias, las diversas formas de asumir el argumento y convertirlo en metraje.

Un filme como este, producido entre el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos y colectivos de creación (i4films, Wajiros Films, DB Estudio, además de Cocuyo Media Lab y la asociación con Audiovisuales ICAIC), reafirma la voluntad del audiovisual cubano por buscar nuevas maneras de producción, por incluir nuevos creadores, algunos vinculados a la Facultad Arte de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA), a la EICTV y a la Televisión Cubana, todos con una sostenida carrera en estos ámbitos, ejercitados en la complejidad de narrar historias, de exponer en unos minutos un fragmento de la realidad y atrapar esa esencia.

Relacionar la nómina de actores sumados en Cuentos de un día más, haría demasiado extensas estas líneas que solo pretenden sugerir una obra y comentar algunas apreciaciones sobre ella. Cada espectador podrá compartir ideas o disentir en los criterios. Una obra artística se compone de las diversas capas de lectura que cada cual sea capaz de hacer de ella.

Trailer:

Making off

La trenza:

La muchacha de los pájaros:

Los días:

Él y ella:

Gallo:

Mercuria:

 

Portal TVC

CARTELERA DE CANALES NACIONALES
Participe del debate