TELEVISIÓN CUBANA 78375311 , 78369248 , 78316030 opinionpublica.tvc@icrt.cu
 
CARTELERA
DE LOS CANALES NACIONALES

AL HABLA CON…HUMORISTAS

 

He tenido unas cuantas sesiones a risa batiente. Gracias a Alberto Luberta (el director) he disfrutado de seis programas de Al habla con los muertos, una serie humorística que se estrenará en el verano.

Con guion de Amilcar Salatti, ese escritor que todo lo que toca lo convierte en oro, y la mano rectora de Albertico, la dirección de actores de Carlos Gonzalvo y la banda sonora de Kiki Corona que ha dicho en FB “Aún no estoy autorizado para mostrarles avances, ni la presentación mucho menos. Pero opino que la serie, tiene todos los ingredientes para ser francamente memorable y divertida. Miguelito e Indira y naturales de "Potrerillo": De nuevo en pantalla en 12 episodios que prometen tener continuidad”.

Los temas de Ray Fernández son verdaderas joyas  que redondean las diversas historias, una por cada capítulo, pero que…no puedo decir más, solo que Ray Cruz, Yaremis Pérez, Jorge Luis Caballero (un sorprendente y simpático…) y Yailín Coppola en los roles centrales, más un grupo de invitados Hilario Peña, Maridelmis Marín, Yerlín Pérez,  Iván Pérez,  Félix Beatón, Judith Carreño, Grisel Monzón, Luis Enrique Carreres, Fabián Mora, Daisy Quintana, Paula Alí, Andrés Wong,  Yasmín Gómez,  Baudilio Espinosa, Rolando Rodríguez,  Omar Rolando,  Michel Pentón,  Andrea Doimeadiós, Rebeca Rodríguez, Osvaldo Doimeadiós,  Venecia Feria,  Rigoberto Ferrer,  Rolando González,  Iván Balmaseda y Vivian Agramonte entre otros actores y actrices   dan la nota de hacer reír en una comedia serial de enredos y de muertos, como dice el titulo.¡¡¡NO SE LO PIERDAN!!!

Pero yo dije en mi título que esto se llamaba Al habla con… humoristas. Ahorita tengo un folleto con entrevistas a estos seres  amados y odiados  con igual intensidad ¿verdad Luis Silva?. Como el humor ha estado reinando en las redes en estos días, aquí va lo que piensan algunas de esas personas que nos hacen reír y pensar:

OSVALDO DOIMEADIÓS:

-¿Por qué el nombre de Sala-Manca para tu Teatro Humorístico? ¿Qué  ganaste entonces?

- Precisamente Sala-manca surgió en los predios del ISA. Éramos un grupo de estudiantes de actuación, becados que jugábamos a hacer personajes y a divertirnos en la beca y eso un día lo pusimos en una actividad a la que nos invitaron y luego seguimos jugando hasta que decidimos continuar ese camino y así llegamos hasta 1996. Sala-manca fue una escuela en el sentido de la creación, de la convivencia, de la toma de decisiones, de aprender a dialogar, de estar atentos, selectivos y críticos a todo aquello que podamos  traer al escenario. Fue un momento de efervescencia creativa para todos los que pasamos por esa experiencia, siempre con la premisa de “divertirnos nosotros para que el público se divierta” (diversión en la acepción más amplia del término).

El nombre se le ocurrió a Jorge Luis Sánchez Noya, Salamanca, sala incompleta, una precariedad que el actor debe completar y pienso que ese ha sido otro de los derroteros en mi carrera. Con el grupo hicimos muchos espectáculos en los principales espacios y teatros del país y de allí también surgieron personajes importantes que luego me han marcado. Los primeros años trabajábamos sin devengar salario, por pura vocación.

-Defíneme lo que es el humor inteligente para ti…

- Para mí el humor tiene que ser inteligente o no lo es…

IGNACIO HERNANDEZ (NASHI)

– ¿Cuáles son, en tu opinión, los elementos que han hecho de Vivir del cuento casi un paradigma?

-Comparto la idea de que gran parte del éxito o el fracaso en un programa de comedia se debe a sus guiones, a sus interpretaciones, al respeto de las historias de vidas, a las caracterizaciones de los personajes, a lo atractivo que puedan ser  los conflictos entre los personajes y las situaciones que generan. Por estas razones nuestros dos guionistas más estables Jaime Fort y Antonio Berazaín, cuando presentan sus  guiones, se someten a un riguroso trabajo de mesa donde el resto del equipo se convierte en contraparte (se critica, cuestiona, fertiliza, enriquece, se sueña) y al final lleva el sello del colectivo con toda la fuerza de su capacidad creativa, sin desacreditar la obra y con todo el respeto que merece  quien tiene la misión de contar una historia con estas características cada lunes. En mi opinión este es el punto de partida para garantizar que el programa sea efectivo. Además hay otros elementos importantes que iré enumerando:

Atrapar la atención y el interés de toda la familia, de manera  que puedan disfrutar  juntos  niños, jóvenes, adultos sin distinción de sexo, edad, nivel de escolaridad u ocupación.

Reflejar la realidad cotidiana, la actualidad, a través de situaciones y personajes que representan las propias contradicciones de la vida social, cultural y política de nuestro país.

Elegir y abordar  temas complejos, profundos con respeto, creatividad y sagacidad.

Contar con un equipo de actores con mucho talento y algunos especialistas comprometidos con un objetivo común: lograr en cada emisión una historia de las que está en nuestras calles y hacerlo con  simpatía, de manera  que divierta, entretenga y motive el debate, la reflexión sobre el tema tratado.

Haber logrado que los televidentes se enamoraran de los personajes.

Asumir riesgos y no limitar la capacidad creativa.

Conocer y aprovechar  los recursos del género.

Emplear exteriores para recrear situaciones y aprovechar al máximo las potencialidades de cada historia, aunque esto implique más trabajo en condiciones adversas.

JAIME FORT

Sin un buen guion no hay buen programa, es una frase hecha y una gran verdad ¿de dónde sacas los temas?

-Principalmente de la prensa. Luego de lo que esté pasando en la calle. Esos son  los mejores guiones. Si por ejemplo, el Estado aprueba y propone las Cooperativas urbanas como nueva forma de gestión económica, entonces hay que hacer una cooperativa en casa de Pánfilo (Al pan, pan)  Si están llegando al país cruceros turísticos por primera vez en tantos años, hay que tocar el tema de alguna forma (Capitán de crucero) Si la gente está yendo a Panamá, o a Ecuador, a comprar cosas para revender en Cuba, hay que hacer un programa sobre eso, o al menos, que hable del tema. Preocupaciones como la baja natalidad, la doble moral, la corrupción, los falsos religiosos, la homofobia, se han tratado en el programa. También el triunfalismo de la prensa, el escaso margen de acción y las trabas que sufre un delegado del Poder Popular. La difícil situación, o la desventaja en que se encuentran muchos adultos de la tercera edad es un tema recurrente del programa, dado que sus protagonistas son ancianos. Creo que el éxito del programa, aparte de la gracia que se han ganado sus personajes, es que refleja con sinceridad el entorno cubano actual y su crítica hacia lo mal hecho. Y cuando digo sinceridad también incluyo responsabilidad. Nunca hacer una crítica sin un basamento objetivo, ni hablar por hablar. Si voy a hacer un guión sobre el cambio de tuberías en la red hidráulica y digo que las nuevas tuberías están hechas con "polímeros de alta densidad" es porque lo busqué. Si voy a hablar de cómo funcionan los subsidios para construcción y reparación de viviendas, voy al rastro de mi barrio y averiguo hasta el último detalle, y le pregunto a la gente, para tener todas las versiones. Por supuesto, hacemos comedia, hay que exagerar  las situaciones y crear enredos y conflictos, pero te aseguro que no se fuerzan ni se miente en los aspectos de la realidad circundante.

LUIS SILVA

-El humor empezó para ti como un pasatiempo, ¿qué es hoy?

-Por mucho tiempo fue mi pasatiempo. Cuando era estudiante dejaba turnos de clases en la Universidad para ir a actuar en las peñas de otras facultades (Psicología, Derecho, Biología). Espero que mis ex profesores no lean esto, ja ja. Pero después del Festival Aquelarre del 2001, donde el “Monólogo del pan” se llevó varios premios, el humor dejó de ser pasatiempo y se fue convirtiendo en mi trabajo y mi vida diaria. Hoy me duele no ejercer la carrera que estudié. Me encanta la programación de software, las bases de datos, las Matemáticas… Pero no me daba el tiempo. La vida misma me obligó a escoger.

-¿Cuáles son los defectos del humor cubano hoy?

-No son muchos, pero los hay, es mi punto de vista. Respeto a todo el que se atreve a realizar esta tarea. Pienso que hay un poco de falta de dominio de la teoría de la comedia en algunos exponentes del género. También se confunde el concepto de humorista con el de persona simpática o graciosa. Y hay gente así, muy graciosa por naturaleza, pero se paran ante un público y muestran poca elaboración de sus textos, falta de preparación, poco dominio del lenguaje y hasta dicción pésima. Se trata de hacer reír, pero en serio.

Lo otro grave que afecta al humor cubano son dos o tres ‘personajes’ anónimos, léase productores o buscadores de trabajo, falsos directores artísticos (mi respeto para los que hacen esta labor como es) que solo piensan en el dinero, y en cualquier municipio de Cuba te buscan un cine o una tarima, y llevan a cualquier tipo de humorista (no importa cuán baja o alta sea su calidad y no importa si hacen humor grosero delante de niños). El objetivo es que se llene el lugar y ganar dinero.

-¿Y sus virtudes?

-El humor cubano de hoy tiene muchas virtudes. Pero la más importante es la de hacernos reír, no de nuestras propias dificultades, sino con nuestras propias dificultades. Es muy heterogéneo, atrevido, crítico, sugerente… El Centro Promotor del Humor ha sido capaz de reunir a muy buenos humoristas de todo el país y funciona como un filtro de lo bien hecho en este campo. Defiende el teatro, el humor inteligente, de pensamiento. Por suerte existen los Omar Franco, los Churrisco, Otto  Ortiz, Kike Quiñones, El Bacán de la Vida, Antolín, y muchos otros que son mis amigos, pero se hace muy grande la lista.

NELITA CASADO

-¿Por qué lo cómico?

–Lo cómico por todo: desde el segundo año de mi carrera comencé a investigar el tema, siempre vinculado a la tv, y mi tesis fue justamente un análisis de la situación de la comicidad en la televisión cubana.

Todo lo estudiado, tanto teóricamente como en el vínculo particular de nuestros públicos con el género, me acercaron cada vez  más a él. Su repercusión social, el altísimo impacto en los públicos, su poderío para cuestionarse los problemas trascendentes de nuestra cotidianidad desde el entretenimiento y la risa, dejando además un saldo positivo y de crecimiento humano; en fin, que mientras más me adentraba en el tema, más me enamoraba de él.

¿Puedes recordar el trabajo que se hizo en Jura decir la verdad?

–El trabajo con Jura decir la verdad fue una maravilla en todos los sentidos posibles. En primer lugar, fue una labor modélica en cuanto  a lo que se puede lograr desde la investigación social con los programas  televisivos. Se incrementaron los índices de teleaudiencia y gusto del programa de manera significativa y se logró una dinámica  de trabajo totalmente creativa, grata y profesional entre la investigadora-asesora, el director, los escritores y los actores. Esta ha sido mi más reconfortante experiencia profesional en el área de la investigación  social asociada a la realización de programas televisivos.

KIKE QUIÑONES

Has dicho “El humor se piensa como se piensan todas las artes; el humor tiene el ingrediente especial del vuelo intelectual” ¿todos los integrantes del centro tienen ese pensamiento como punto de partida?

- La vida me ha enseñado a no generalizar, lo que sí es una verdad como una montaña es que como principio es lo que defiende la institución desde su génesis. Desgraciadamente hay gente que tuerce el sendero, pero podemos decir que tenemos, en nuestro catálogo, los mejores, salvo contadas excepciones.

- ¿Acaso esa vocación de pensar el humor te llevó a crear el espacio que pronto saldrá al aire? ¿Me cuentas qué veremos los televidentes?

- Yo creo que espacio (El humor se piensa) surge como una necesidad. Se especula mucho alrededor del humor, no pocas veces desde el desconocimiento y la superficialidad y eso es injusto con una manera de representación escénica que nos distingue, pero también con los creadores, en su mayoría sin formación académica como artistas, pero en un gran por ciento con obras sólidas en la escena, algunos en el cine, la radio y la televisión.

Por otra parte, ese desdén por parte de la crítica denota un cierto desconocimiento sobre esta área creativa, por lo que el programa persigue también crear polémicas y brindar referentes a los públicos.

Tendremos materiales de humor, entrevistas y análisis sobre el humor. Hemos trabajado para que los televidentes disfruten de buen humor y también aprendan a partir de diferentes resortes que en cada programa les mostramos.

Es una temporada de seis ciclos donde trataremos el guion, el espectáculo humorístico, el personaje, la sátira social, la música en el humor, lo femenino y el humor en los medios, entre otros.

Dentro de los entrevistados estarán Carlos Gonzalvo, Virulo, Osvaldo Doimeadiós, Laidi Fernández de Juan, Víctor Pagola y los directores de los programas: A otro con ese cuento y Vivir del cuento entre otros.

BAUDILIO ESPINOSA

-¿Qué significó La leña del humor?

La leña del humor significó dejar de jugar a hacer humor para convertir la profesión de humorista en el centro de mi vida personal y artística.

Fue una época en que todos aprendimos de todos, y no me refiero solamente a los miembros del grupo sino a todos los grupos humorísticos del llamado “Humor de los ochenta”. Nos reuníamos varias veces al año tanto en festivales como eventos teóricos o cursos en el ISA. Intercambiábamos guiones, se mezclaban actores de diferentes grupos en diversos montajes. Eran tiempos de colaboración constante.

En La Leña... hubo un momento en que coincidimos siete escritores como miembros del grupo. ¿Te imaginas cómo salían de pulidos los textos al pasar por esa maquinaria? Por si fuera poco, teníamos hasta un caricaturista de altísimo nivel que, en lo visual, era de gran ayuda. Hasta una revista tuvimos.

Pasaron por el grupo más de veinte personas de diversas profesiones y estudios, estilos de humor, forma de proyección escénica, temperamentos; todos con su particular talento para lo cómico.

Fue una escuela de convivencia, de colaboración. Un aprendizaje total de subordinación del ego a la obra artística, de la individualidad al grupo, claro, hasta donde es posible lograr eso en un grupo de artistas. Todavía existe La leña del humor y, si le preguntas a cualquier humorista, te dirá –sin ninguna duda– que es un grupo que realiza uno de los mejores trabajos en el panorama del humor escénico nacional.

-Se dice que solo las personas inteligentes se ríen de sí. ¿Cuál es tu coeficiente?

Paquita, te diré que conozco a una cantidad enorme de personas consideradas inteligentes y que son incapaces de reírse de sí. Por el contrario, he conocido a muchas personas que no son consideradas convencionalmente como inteligentes y se carcajean con sus meteduras de pata.

Yo creo que más que inteligencia para reírse de sí, lo que se necesita es sentido del humor y asimilar profundamente las experiencias que te trae la vida.

En cuanto a mi coeficiente me lo han tomado solamente una vez: era un niño y la sicóloga le dijo a mi mamá que era altísimo para mi edad, pero que no se hiciera muchas ilusiones porque con el tiempo iría adaptándome a mi edad hasta terminar siendo un niño con cierta inteligencia, pero dentro de lo normal.

Yo te diría que después de tantos años usando y exprimiendo mi cerebro, si me tomo ahora un test de inteligencia la sicóloga de seguro se haya quedado corta y la cifra probablemente esté en el campo de los números negativos.

-El trabajo de humorista es muy serio y entraña un compromiso que va más allá de tu ego. Tienes que comprender que, en última instancia, eres un sanador y tu propósito a ultranza es que las personas aprendan a ser mejores a través de la risa. No es solamente que se rían y sanen con tu trabajo es, además, que tu trabajo y tú mismo les enseñen a usar la risa como herramienta de mejoramiento humano y útil instrumento para enfrentar las situaciones que te trae la vida.

 

Portal TVC

CARTELERA DE CANALES NACIONALES
Participe del debate

TELECENTROS DE CUBA

Tele Pinar
Islavisión TV Yumurí
Telecubanacan Centrovisón Yayabo
Perlavisión
Televisión Camaguey Tunas Visión
Tele Cristal TV Serrana
CNC Granma TV Santiago
Solvisión

Más de la columna de Paquita

Paquita Armas Fonseca

En el centro de investigaciones del ICRT no tienen aún los resultados de los niveles de teleaudiencia y gusto de las últimas emisiones de Tras la huella , pero el 5 de junio hubo una teleaudiencia...

Paquita Armas Fonseca

Por supuesto que sintonicé Cuadrando la caja este domingo a las 7 de la noche por el Canal Caribe . Soy de los televidentes que reclama espacios conceptuales en nuestra televisión. Pero siempre...

Paquita Armas Fonseca

Este 12 de diciembre se cumplen 20 años del discurso de Fidel Castro en la Cumbre para la Tierra, celebrada en Río de Janeiro, Brasil, del 3 al 14 de junio de 1992. Entonces yo trabajaba en Radio...

Paquita Armas Fonseca

El código de las familias es un documento legal llamado a transformar formas de tratarnos en nuestra sociedad. Por su importancia, recibe tratamiento especial en nuestros medios de comunicación, con...

Paquita Armas Fonseca

En el 2002, con un algún escandalito de “personas ofendidas”, se transmitió Doble juego , una serie que logró altos niveles de teleaudiencia y de gusto, a la vez que era aplaudida por la crítica....

Paquita Armas Fonseca Fotos: Cortesía del Proyecto Palomas, divulgadas en el chat “solidario”

Este es un mensaje de unos meses atrás: “El Proyecto Palomas, Casa Productora de Audiovisuales para el Activismo Social, el Centro Félix Varela, el Fondo de Iniciativas Locales Cuba Canadá, CARE...

Paquita Armas Fonseca

En el 2002, el 9 de mayo, en el Teatro Astral, el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz dejaba inaugurado el Canal Educativo (CE), el cual llegaba al 87 por ciento de la población. Aniuska Riquenes,...

Paquita Armas Fonseca

Demos unos pasitos atrás en el tiempo y nos encontraremos con Coco Verde, Enigma de un verano, las dos de Roly Peña; Zoológico, de Richard Abella; Adrenalina 360, de Pablo Javier; y más para atrás,...

Paquita Armas Fonseca

He sufrido una experiencia humana que me llevó a estar 4 semanas en terapia intensiva, época en la que he visto más televisión que nunca, interesante para mí fue ver como algunos productos...

Paquita Armas/La Jiribilla

No se trata de un video clip, ni de una serie musical. Es un drama escrito y dirigido por Rudy Mora, sobre las redes sociales y los adolescentes. Una historia de ciberacoso y venganzas, que al...