No module Published on Offcanvas position

Entre tu y yo

Robertico Aguila: «en Vuelve a Mirar hay mucho “Machete” que dar todavía»

Con muchas sonrisas en su rostro, tranquilo, obediente, respetuoso, apegado a las personas mayores y fiel a los aprendizajes de sus padres; así define su infancia el joven actor Roberto Raúl Aguila Ortega.

Los que lo conocemos y disfrutamos de su amistad, sabemos que en él aún vive ese niño de campo nacido en Ranchuelo, Villa Clara; lugar del que guarda gratos recuerdos, acompañados de olores a tierra húmeda, sabores únicos e imágenes imborrables. ¿Resultado? Humildad y nobleza, dos cualidades que lo acompañan siempre y que fueron forjadas por una familia que, según él mismo, son su fuerza y, a la vez, su debilidad.

El “Machete” de la actual telenovela Vuelve a Mirar asegura que siempre fue muy artista, un todo en uno desde pequeño: “Pasé por todas las facetas del arte. Empecé cantando a los 5 años, acompañado de una pianola en concursos y festivales del pueblo y cuando el jurado de Cantándole al Sol me quiso captar para ir a La Habana, mis padres no lo permitieron por mi corta edad. Fue el primer No en el arte, pero más que un no, fue un impulso.”

Fue así que Robertico –como muchos lo llamamos– dio sus primeros pasos en el mundo del arte…

¿Cómo llegó a ti la actuación? ¿Siempre quisiste ser actor?

“No actor precisamente, creo que me inclinaba más por la música, o tal vez la Medicina, porque veía a mi hermano mayor de médico y lo tenía como ejemplo a seguir. Pero luego llegaron a las escuelas las clases de arte con los instructores; fue así que una maestra muy especial que tuve, una actriz muy talentosa de allí que se llama Nuris, me enseñó a declamar y actuar en obras de teatro. Creo que ahí comenzó el bichito de la actuación. Luego con una amiga y profesora llamada Iriana me preparé para las pruebas de la escuela de arte y en la EPA “Samuel Feijóo” empezó la carrera que hoy defiendo tanto.”

Cuéntame sobre tu experiencia el Grupo Teatro Escambray, ¿consideras a esta agrupación teatral una escuela?

“Por supuesto que sí. Es una institución muy importante en la cultura teatral cubana y muchos querían ir para allí, debido a que fue la escuela de actores de renombre en Cuba, una escuela de maestros envidiables. Allí, su director Rafael González, alguien a quien quiero y admiro mucho, me permitió graduarme y me quedé.

“Fueron seis años de total aprendizaje, siempre estaré muy agradecido con cada persona que puso su granito de arena en enseñarme el arte de actuar, o por lo menos, una buena parte de él. Creo que cada día aparecen nuevas formas y hay que estar receptivo a ello. No puedo dejar de mencionar a Elio Martín y Concha Ares, dos de sus fundadores, que tanto se preocuparon por enseñarnos de todo un poco, principalmente los clásicos.”

El Grupo Teatro Escambray ha sido por más de medio siglo la escuela de cientos de teatristas; por lo que vivir en La Macagua, allá en el lomerío, y llevar su arte a los lugares más recónditos del Escambray, mientras que para cualquier actor citadino pudiese parecer un sacrificio, para Robertico Aguila fue una de las mejores experiencias que ha tenido.

De allí partió Matanzas y se unió a Teatro de las Estaciones, dirigido por el maestro Rubén Darío Salazar, al mismo tiempo que se desdoblaba sobre las tablas con Teatro el Portazo, bajo la dirección de Pedro Franco.

Robertico Aguila junto a varios de sus compañeros en Teatro de las Estaciones (Foto: Sonia Almaguer).

Del teatro a estar frente a una cámara, ese fue el mayor de los retos que asumió Robertico en su entonces novel carrera; un reto que le cambió su vida para siempre:

“A las cámaras llego por primera vez cuando vine a La Habana a un casting y aprobé para un personaje en una serie cubano-española policiaca de Netflix en Cuba, llamada Cuatro estaciones en La Habana, donde interpreté a un estudiante de preuniversitario involucrado en el asesinato de su profesora.

“Luego trabajé en la película cubano-japonesa Ernesto junto a Patricio Wood, en el papel de un funcionario de la Universidad de La Habana. Esos fueron mis primeros pasos delante del lente.”

¿Has dejado de hacer teatro?  

“Actualmente pertenezco a la compañía Teatro El Cuartel, bajo la dirección de Sahily Moreda. No he dejado de hacer teatro, pues simplemente es como regresar a casa, es allí donde los actores crecen mucho y diría que puede ser para la mayoría, la base de su formación. Estar en escena a tiempo real te da mucha “tabla”, como digo yo para improvisar cualquier fallo; ahí sí no existe el corten, se repite la escena. Tener al público cerca no tiene comparación.”

Tu rostro se ha vuelto común en el dramatizado cubano. Se te ha visto actuar en cortos, telefilmes, en episodios del policíaco Tras la Huella, en la telenovela Entrega y la serie LCB2 ¿Cómo asumes cada propuesta, a pesar de que no sean personajes con tanto peso dentro del guion?

“Pues de varias maneras lo asumo. Al principio es la alegría de recibir un papel, ese momento en que sabes que vas a actuar un personaje nuevo y que no sabes cómo será. Luego cuando lo estudio y veo que no es de los principales, pues me da “cosa” y me siento algo triste, pero con ganas, eso sí. Después ese momento donde estoy frente a cámara y busco la manera de estirarlo y ponerle todo lo que estudié me encanta, porque creo cosas que ni el guion me da. Finalmente termino de nuevo feliz, porque cuando al público le llega, entiendo que no importa lo pequeño del personaje, si lo hiciste con amor y ganas, va a marcar en las personas igual.”

Actualmente disfrutamos de pequeñas escenas en la telenovela Vuelve a Mirar, donde interpretas en retrospectiva a Reynaldo “Machete” joven. ¿Cómo ha recibido la teleaudiencia a este personaje?

“Yo más feliz no puedo estar en este aspecto. Son muchos los comentarios hermosos de mis seguidores, de sus audios burlándose de Machete y de las publicaciones divertidísimas en los grupos de la novela en Facebook. Todos intentando sacarme información de muchas maneras, algunas de ellas muy ingeniosas sobre mi personaje. Les creo historias falsas para crear más polémica, me divierto mucho y ellos me regalan todo su cariño siempre.”

Robertico Aguila junto a la actriz Diany Aurora Zerquera en el rodaje de la telenovela Vuelve a Mirar. (Foto: Cortesía del entrevistado)

¿Ya toda la historia pasada entre Machete y Nora ha sido aclarada para los televidentes o hay que esperar nuevos giros dentro de la trama?

“Ves lo que digo, hasta tú quieres sacarme información. Pero sí, todavía hay algunos secretos que no se han contado y mucho Machete que dar todavía. Ya verán lo que viene, no puedo contar más nada.”

Es conocido que tienes un personaje en la telenovela , de Lester Hamlet, que se estrenará a finales de este año, ¿qué nos puedes adelantar?

“Crear a Miguel me dejó enamorado y con buen sabor. Recibir esta oportunidad de Lester Hamlet ha sido un hermoso regalo del cual estoy muy agradecido. Tiene varias cosas de mí, similitudes con la vida real, ya que en la novela Miguel es alumno de un grupo de teatro que tiene como profesor a Fernando Hechavarría, en el papel de Héctor Garrido, cosa que en la realidad es así, pues Fernando es mi profesor en el ISA (Instituto Superior de Arte). Ambos personajes estarán enfrentándose por cosas que sí no puedo contar por ahora.

“Trabajar de la mano con Lester es estar seguro y excelentemente dirigido, con Fernando un lujo, con Yessica Borroto fue fácil lograr las escenas y con Luisa María Jiménez súper divertido, ganarme a esta amiga tan especial que tengo hoy, es una bendición. Sinceramente es un equipo de lujo. Soy feliz de ser parte de esta familia de .”

Miguel, así se llamará el personaje de Robertico Aguila en la próxima telenovela Tú, del realizador Lester Hamlet (Foto: Cortesía del entrevistado)

Háblame de tu faceta como conductor, ¿es algo nuevo en tu carrera?

“En Canal Habana soy el conductor de Ve y mira, un programa relacionado con el tema del cine nacional e internacional, los lunes a las 7:30 pm y se retrasmite los miércoles a las 8:00 pm.

“No es algo nuevo, yo venía de Santa Clara de hacer conducción para el telecentro Telecubanacán y aquí me llaman para un casting del Canal Habana; en el mismo me ve Lázaro Alderete, mi actual director, y terminando el casting me ofrece esta oportunidad. Así contamos con ya casi dos años en pantalla, siendo parte de la familia del canal. Luego pasé a hacer dos programas más, pero en el Canal Educativo que fueron: Promesas y Das Más.”

Adentrándonos más en el plano personal, ¿es cierto que eres el “Purrichy” de Lola Mento (Danay Cruz)?

“Sí, así mismo, pero el real y verdadero. Danay y yo llevamos tres años y medio compartiendo nuestras vidas y apoyándonos en nuestras carreras como actores. Creamos este personaje, más que nada, divirtiéndonos muchísimo y poniéndole cada día más sabor y cosas buenas. Lola Mento está en sangre y mejor defendido no puede ser. Estoy muy orgulloso de lo que se va logrando en todos los aspectos posibles de nuestras vidas y vamos por más...”

Danay Cruz, la actriz que interpreta al personaje humorístico Lola Mento y también trabaja en Vuelve a Mirar como Judith, es la actual pareja de Robertico Aguila (Foto: Cortesía del entrevistado)

¿Qué significa para ti tu familia?

“Mi familia es mi punto fuerte y débil. Soy una persona extremadamente familiar, adoro esos momentos donde la familia se reúne y se sientan a comer o compartir. Yo puedo hacerlo poco por el tema distancia, pero intento acortarla en la medida que puedo. Mi papá es mi pilar fundamental y con sus 90 años me enseña cada día a ser mejor persona y a ver la vida de la mejor manera posible. Desgraciadamente mi mamá ya no está y ha sido el peor golpe que he recibido, pero a la vez la fuerza más grande que me ha impulsado para salir adelante y comerme el mundo, poniéndole ganas y amor.”

¿Cómo te visualizas en un futuro cercano?

“Trabajando mucho, creando nuevos personajes, teniendo mejores oportunidades junto a varios directores con los que deseo trabajar. Ahora bien, sí quiero estar fuera de todo sentimiento negativo y feo que manche lo que soy. No quiero personas que resten; esta carrera es genial, pero está rodeada también de muchas personas que no son buenas y para subir hacen de todo para nublarte el camino. Con esos no quiero ni rozarme… Lo que sí me veo, en ese futuro cercano, feliz y satisfecho de hacer lo que tanto me gusta: actuar.”

Ojalá y ese futuro soñado por Robertico Aguila se convierta en una realidad inmediata. Estoy seguro que muchas puertas se abrirán para él… Por lo pronto, disfrutemos del presente que nos regala en Vuelve a Mirar, todavía hay muchos cabos sueltos en la historia de Nora y Reynaldo, pues como él mismo dijo: «hay mucho “Machete” que dar todavía».

 

Portal TVC

Y MÁS ENTREVISTAS

Ivón Peñalver-Fotos/Vanguardia-Villa Clara

  La telenovela cubana Vuelve a mirar mantiene el interés en el televidente y, junto a los códigos esperados de suspenso, drama, lucha entre el bien y el mal, también sostiene un tono de fino humor...

Félix A. Correa Álvarez / Foto de portada: Iván Soca Pascual

Con muchas sonrisas en su rostro, tranquilo, obediente, respetuoso, apegado a las personas mayores y fiel a los aprendizajes de sus padres; así define su infancia el joven actor Roberto Raúl Aguila...

Valia Valdés

Son muchos los personajes interpretados por Jorge Luis López a lo largo de su carrera artística. A principios de este mes de octubre está de cumpleaños y queremos congratularlo, repasando su vida y...

Iris Celia Mujica/Juventud Rebelde

En la piel de Miguelito, el actor camagüeyano Yohandry Aballe conmueve a los espectadores con una sólida actuación Migue no entiende por qué su novia Daniela dejó de amarlo de repente. Intuye que...

Félix A. Correa Álvarez

Actriz, directora, conductora… Tamara Castellanos nació para hacer televisión. Reconocida este año como Artista de Mérito de la Televisión Cubana, a Tamara la recordamos en papeles emblemáticos como...

HISTORIAS INTERIORES