Ya está tocando las puertas hogareñas cubanas una nueva telenovela que con el título Renacer, llenará las noches de lunes, miércoles y viernes de la familia cubana.

Aún en proceso de grabación, está prevista para salir al aire a finales de 2024, según comentó a esta reportera, Amada Morado, una de las actrices integrantes del elenco.

La octogenaria agradece a la vida, estar apta física y emocionalmente para enfrentar cualquier desempeño profesional, por eso en lo que va de año tiene varias incursiones en la televisión.

¿Cuáles son esas incursiones que la vida le ha permitido consolidar este año?

«El más extenso, este año, no por ello el más importante, es la telenovela Renacer, cuyo título, no sé si cambie o no. Saldrá al aire cuando concluya Viceversa. El libreto está a cargo del experimentado Yoel Monzón, la producción es Legna Pérez, con dirección  de Heiking Hernández y codirección del actor de televisión, cine y teatro Héctor Molina. Consta de 90 capítulos, que te mantendrán pegado al televisor, y de un extenso reparto de valiosos actores y actrices, experimentados y noveles. El proceso de grabacion comenzó en septiembre pasado, si mal no recuerdo».

Algunos integrantes de este reparto...

«El actor de teatro, cine y televisión, Fernando Hechavarría, el conocido Manolin Álvarez y Héctor Molina quien fungirá también como actor, Daysi Quintana, Ludmila Alonso, Mirtha Lilia Pedro, Alejandro Cuevo y Mireya Chapman, entre otros.

«Jóvenes están Andros Perugorría, Eileen Acosta, Daniela Valdés, David Reyes, Ary Fonseca, y Franklin López de una amplia lista. Para algunos Renacer es su primer trabajo, pero debutantes o no, los une la convicción de que asumir un rol es entregarse a él sin límites ni cuestionamientos.

En esta nueva propuesta televisiva, ¿cómo se llama el personaje que usted interpreta y cuáles son sus particulares?

«Se llama Elsa, es una abuela, esposa de Manolin Álvarez, Andrés en la novela. Tengo un hijo, protagonizado por el actor José Luis Hidalgo y dos nietas… pero sin avanzar mucho puedo decirte que en esta familia se desarrolla un conflicto por abandono provocado por la madre de las niñas, cuya crianza los abuelos tuvimos que afrontar.

«Es todo un compromiso porque después las nietas crecen, se enamoran, el padre de ellas también encuentra el amor, pero… los problemas lejos de desaparecer se transforman en nuevas situaciones, aunque como parte de la vida se le buscan, sino soluciones radicales por lo menos una salida, lo más placentera posible».

Si tuviera que definir la novela, ¿como la catalogaría?

«Yo diría que es un entramado de conflictos donde se sumergen varias familias y generaciones, que renacen desde sus esencias. Somos ocho núcleos que de alguna manera nos relacionamos sentimentalmente. En algún momento nos unimos y desunimos tal como puede suceder en la vida cotidiana, pues esta propuesta aunque no es la realidad misma, es un reflejo de la existencia de cualquier cubano de estos días».

La homosexualidad es un tema recurrente en las propuestas televisivas de los últimos tiempos por ser parte de nuestras vidas. ¿Se aborda en la nueva propuesta?

«Si la tratamos mediante una relación establecida a partir de un cambio de inclinación sexual. Una pareja heterosexual deja de amarse y uno de ellos se interesa por una persona de su mismo sexo, algo que como en la vida real genera conflictos e incomprensiones. Hay también problemas de alcoholismo, e infidelidad conyugal».

¿Cómo se desarrollan las relaciones intergeneracionales?  

«En mi familia muy bien, las nietas me respetan y consideran como abuela madre,  aunque en algún momento entramos en desacuerdo por situaciones amorosas. La mayor ya es estudiante universitaria y la otra un poco más pequeña y lógicamente hacen sus elecciones afectivas que no siempre se corresponden con mis puntos de vista».

En sentido general, ¿cuánto ha aportado Renacer a Amada Morado como persona?

«Mucho. Me ha enseñado a crecerme una vez más como ser humano, porque aunque en la novela soy Elsa, en alguna medida esta abuela enseñó a Amada a relacionarse con zonas de conflicto bastante fuertes, que aunque no son mis realidades, sirven de experiencias hasta para ofrecer un consejo a un amigo en esas situaciones.

«Por desgracia no tuve hijos y por supuesto tampoco nietos, pero me relaciono muy bien con los niños, adolescentes y jóvenes y en esta   novela me sentí como si ambas niñas fueran mis verdaderas nietas. Abrí mi corazón al sentimiento maternal y como profesional me armé de herramientas académicas. Terminamos las grabaciones pero la amistad y el respeto se mantienen. Me visitan y yo me siento feliz».

¿Cómo llega a la novela?

«Me avisaron porque ya había trabajado con Heiking Hernández, la directora, en un serial titulado Valientes y en el teleplay Muerto por Carol. Fue muy bueno volver a laborar con ella, resulta excelente, me ha aportado muchísimo desde una  dirección joven.

«Además, me sentí muy cómoda con el elenco de muchachos talentosos y alegres, transmiten su alegría a personas de la tercera edad como yo, que me nutro de juventud cuando estoy junto a ellos».

¿Dónde se desarrollan los exteriores?

«Vedado, cerca de la Avenida 23, Cojimar, Santo Suarez y La Víbora, en el municipio de Diez de Octubre, con las dificultades propias de un exterior, el ruido a veces las interrupciones inoportunas, pero a pesar de todo, fue gratificante porque despertaron el  interés en muchas personas que desconocían sobre este proyecto».

En la actuación, ¿cuál es su zona de confort?

«Mi zona de confort es la actuación, me siento bien con cualquier género y personaje,  lo estudio y trato de sacar lo mejor de él, haciéndolo lo más creíble posible».

¿Siente que la han encasillado con este tipo de personajes?

«Pienso que no, pero si así fuera lo evito, distinguiendo mis actuaciones. Cada personaje tiene sus características. Esta abuela de Renacer es diferente a otras hechas por mí. La madre que aquí interpreto no tiene que ver con la madre de Bajo el mismo sol, que perdió al hijo de vista, ni con la controladora de Tierras de Fuego. Son problemáticas diferentes que asimilo de maneras distintas.

Otros trabajos este año...

«Hace dos semanas grabé Vivir del cuento, con salida en los meses de verano. Fue una experiencia  linda, con la que me sentí  muy bien. También  terminé de hacer un Tras la huella, programado para este verano».

Amada Morado siempre está involucrada en algún proyecto televisivo, lo que sin duda  es muestra de su calidad artística en una carrera de sesenta años. Los directores aman su trabajo y en consecuencia la convocan a volver una y otra a la pequeña pantalla.

Está satisfecha con Renacer y exhorta a los televidentes a no perderse un solo capítulo de esta telenovela, a la que ella define como un “entramado de conflictos humanos en el que se sumergen varias familias y generaciones que renacen desde sus esencias”.

 

LO ÚLTIMO DEL SITIO

Articulos favoritos

María Regla Figueroa Evans / Fotos: Tomadas de Facebook
Protagonistas

Luis Casariego / Fotos: del autor.
Articulos favoritos

Jordanis Guzmán Rodríguez.

Plataforma WEB de la Televisión Cubana Copyright © | tv.cubana@icrt.cu  |  23 y M, Vedado | Código Postal 10200 | La Habana CUBA          

SIGUENOS

CARTELERA DE CANALES NACIONALES