No module Published on Offcanvas position

Tv-Historias

VIVENCIAS del ICRT

En el año 1975 el Instituto Cubano de Radiodifusión, ICR, con las mismas atribuciones que tenía pasó a denominarse Instituto Cubano de Radio y Televisión, ICRT. Desde sus comienzos la Radio y la Televisión siempre han tenido como premisa la tarea de ofrecer una programación variada, con valores y virtudes, ideología y políticas sociales, éticas y estéticas al servicio de la cultura, y una recreación que eduque y enriquezca el conocimiento de nuestra población y ciudadanía.

En consecuencia, el ICRT cuenta con los mayores ideales patrios e internacionalistas en su constante lucha por defender la independencia y la identidad nacional en la construcción de nuestra patria socialista.

Las radionovelas, telenovelas y seriales

  

 

“Dicen que el escritor es dueño de las vidas que escribe y decide el destino de ellas”.

Nos dijo en una ocasión el guionista y actor Ángel Luis Martínez que “la Radio tiene su encanto y en ella reside todo. Sus escritores tienen que tener mucha imaginación y hay que lograr atrapar al oyente. La televisión y el teatro son diferentes, pues estás viendo las caras y actitudes de los personajes. En la Radio tienes que ser preciso en la elaboración de estos”.

El ICRT es su casa, y en especial Radio Progreso. En esta emisora escribe para varios espacios, entre ellos están: Teatro, Tu novela de amor y La novela cubana; y se encuentra siempre dispuesto a escribir para cualquier otro programa que le asignen.

Entre sus guiones figuran: Tula y Cansada de amor, este último sobre la vida de la poetisa Gertrudis Gómez de Avellaneda, y tantas otras que no caben en este espacio.

También para la televisión escribió las novelas Tierra de fuego y El rostro de los días, esta última rompió récords de teleaudiencia.

Hasta nuestros días llega la tradición novelera en el gusto de la población, por lo cual se inunda cada año las pantallas de los televisores de los hogares con estos audiovisuales. Pasan los años y ya no es como en otros tiempos, que solamente eran del agrado de las féminas; hoy contamos con el gusto por las novelas de todos los grupos etarios de la población, tanto masculina como femenina. Hoy el rating de preferencia por la novela nacional es tanto o mayor que por la novela foránea.

Refiriéndose al Radio-teatro dice que le ha dejado gratos recuerdos. Allí realizó Perdóname conciencia, obra sugerida por la canción que interpretaba esa grande que fue Moraima Secada. La canción siempre le gustó y decidió ponerle ese título que jugaba con la trama, la traición entre hermanas. Las protagonistas fueron Nila Sánchez y Mari Carmen Morera. Tuvo una audiencia increíble. Por esta obra ambas estuvieron nominadas al Caracol de la UNEAC.

El director Miguel Brito 

Brito nos dice cómo llegó al ICRT. En 1979 se enfrenta al departamento de Control Remoto como auxiliar de luces, más tarde pasa a ser luminotécnico y luego forma parte de un curso de producción.

Nos confiesa, además, que siente amor por lo que hace en la TV. Trabajó con Ángel Toraño, quien vio en él un futuro brillante y es quien lo embulla para que comience a dirigir. Entonces se abre un curso para trabajadores con motivo de habilitar a futuros empleados como directores y lo cursó; así amplió sus conocimientos.  En esa época había grandes directores y él quería aprender.

Comenzó con Abel Ponce en el programa Día y Noche. Todo lo que sabe se lo debe a este gran director.

Asimismo, se atreve a dirigir solo unos teleplays titulados Que te pedí y De regreso a casa.

De igual manera fue escogido para dirigir “Punto G”, que escribía Carlos Torrens y el cual ha sido considerado por la crítica y los televidentes como uno de los mejores programas humorísticos de todos los tiempos, con una gran teleaudiencia.

También hizo La hiena ilustrada, A todo trapo y dirigió la telenovela Tierra de Fuego. A partir de la producción mencionada surge la de Más allá del límite, junto al escritor Yoel Monzón.

Acerca de Más allá del límite, Miguel Brito nos comenta que la novela tiene muchas historias: la educación, problemas de la tercera edad, la homofobia, la marginalidad, las casas de amparo filial y sus funciones, la homosexualidad, la separación por el éxodo y problemas entre las familias.

Nos dice sonriente que, si tuviera que hacer otra novela no titubearía, se siente muy contento y satisfecho con los resultados de las novelas, aunque dice que siempre habrá críticas, favorables y desfavorables, pero lo importante es el público a quien va dirigido su trabajo, el cual siempre hará con profesionalidad y amor.  

foto sandra-hernandez

La locutora y conductora, Sandra Hernández Pereda 

Como ella misma ha expresado, la televisión es su segunda casa y la ama porque en ella creció, y se formó. En 1982 comenzó a trabajar en la TV siendo una adolescente, en la divulgación de las actividades pioneriles de su centro de estudios. Así se integró al movimiento de pioneros locutores de Radio Progreso bajo la dirección de esa gran maestra que se nombra Carmen Solar; Sandra nos expresa que todo lo que es hoy se lo debe a ella. Así se integra a programas infantiles como El corresponsal rapilisto y La ronda del romerillo.

En la televisión sus primeras apariciones fueron en La revista de la mañana.  Nos dice que entre sus profesores también contó con la ayuda de dos grandes de la locución: Ángel Hernández e Ibrahim Aput.

Cuando surge CHTV, es convocada para trabajar en él; entonces se trasmitía desde el hotel Habana Libre. Ya en el ICRT incursiona en la programación variada. Realizó programas como: Mira, Hoy 6 p.m. y la conducción del programa de participación Ni más ni menos.

Además, laboró en programas informativos, y formó parte del equipo de locutores que trabajaron en las marchas combatientes.

En el Canal Educativo en 2002 realizó varios programas, entre ellos están: Hora 12 y la serie de ficción Fotogramas.

Es una de las fundadoras del Canal Habana, el cual cuenta con una gran teleaudiencia, y es conductora del programa Hola Habana que goza de gran popularidad. Vale aclarar que en un momento se quedó sola, hasta que contactó con ese pequeño gran conductor que responde al nombre de Magdiel Pérez, que, según ella, ha resultado un excelente profesional.

Acota Sandra que considera que el éxito del programa se debe que tiene un colectivo de lujo. Cuenta con un joven director, Rafael Pérez Insua, que posee un talento increíble y permite cualquier sugerencia que sirva para superar todo lo que se haga en bien del televidente. Existe un enorme deseo de superación en todas las áreas, nos dice que da gracias a las guionistas de Hola Habana y las escritoras María del Carmen Vasallo y Amada Montano.

 

Primera sala de redacción de la Editorial EnVivo en el Edificio “N” en la calle de igual número, esquina a la calle 23.

La preservación de la memoria histórica del ICRT

Hoy el ICRT, la televisión y la Radio cubanas cuentan con un sello editorial que recoge su memoria histórica, la de ambos medios de comunicación; este es la Editorial EnVivo que, siendo fundada un 24 de octubre de 2010 en homenaje a la fecha fundacional del ICRT, se dedica a dejar recogido en blanco y negro, la vida y trayectoria de figuras relevantes de nuestros medios y publicar títulos que aborden la historia y desarrollo de la comunicación en todos los medios por la Radio y TV.

Más de medio siglo después, el ICRT y los estudios de televisión en Cuba siguen siendo los mismos de CMQ. Escritores, directores y artistas trabajan con ahínco para mantener la calidad en sus trasmisiones gracias al personal técnico ya bien adiestrado y a los magníficos periodistas, locutores, actores, actrices, humoristas y cantantes que han permanecido junto a nuestra Revolución y a nuestra patria.

Sería injusto soslayar que, con apenas los imprescindibles recursos y con la creatividad del arte cubano, se ha logrado sobreponerse y hacer muchos programas de una calidad reconocida nacional e internacionalmente, donde han sido premiados muchos de ellos por su probado valor y factura.

         

Los Grandes Actores y directores del ICRT

Verónica Lynn es una magnífica actriz, que lleva más de 60 años, deleitando a todo nuestro público en todos los medios: Radio, teatro, televisión y cine. Sus actuaciones, son recordadas, sobre todo, por el público televidente, que no olvida a la Doña Teresa Guzmán de la telenovela Sol de Batey.

El cine, nos dice que le llegó un poco tarde, pero ha trabajado con gusto en filmes como: La bella de la Alhambra, Las noches de Constantinopla y Video de Familia. Ella nos manifestó que se siente muy honrada con el premio que a diario le da el público y este Premio Honorifico que recién le ha entregado la Agencia Caricatos.

Es creadora con el que fuera su esposo, ese gran actor Pedro Álvarez, de un grupo de teatro, Trotamundo, que aún se mantiene vigente; a la par continúa impartiendo clases en el Instituto Superior de Arte.

Después de un tiempo sin hacer televisión en espacios de continuidad, trabajó en la novela Diana, dirigida por Rudi Mora. En estos momentos tiene un personaje muy interesante que, aunque no es protagónico, seguramente mantendrá el interés del televidente.

El artífice de musicales y espectáculos del ICRT José Ramón Artigas

José Ramón Artigas, agradece a todas las personas, que influyeron en el desarrollo de su vida profesional, Comenzó desde abajo y se acercó a la TV por su madre que trabajaba en TeleMundo, canal 4 en los medios televisivos, y que dedicó su vida a ella.

Artigas nos expresó, que la primera vez que tuvo una cámara en sus manos, fue a los 14 años y se la dio un grande de la televisión, Abel Ponce.

Él fue recorriendo paso a paso los escalones que lo llevaron a ser un director de televisión. Comenzó su carrera en puestos pequeños, como ayudante de estudio y sonidista. También cuenta que su mayor impresión la recibió el día que presenció una puesta en escena de Cecilia Valdés, dirigida por Eric Kaupp.

Después de muchos avatares y estudios en la Universidad, al fin, llegó a ser director, pero no de su género preferido, dirigió muchos teatros, pero su preferencia eran los musicales. Tuvo la dicha de sustituir a Manolo Rifat, hasta que llegó su sueño dorado De la Gran Escena, programa que goza de gran aceptación por el público; y que tiene un excelente equipo de realización.

José Ramón Artigas desde su puesto dirige una grabación para De la Gran escena.

Él recuerda la puesta en escena en 1999 cuando se celebró en nuestro país la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y querían obsequiar a los delegados un espectáculo genuinamente cubano. Eusebio Leal llamó a Artigas y se montó, dirigida por él, una versión de Cecilia Valdés, con algunas variantes titulada La otra Cecilia. En opinión de Leal, la puesta fue calificada de inmortal…

Nos dice la actual conductora de De la Gran escena, Mailin Abad, que “ese programa ha sido para ella una gran escuela, por los consejos del Maestro”. Mientras su compañera en la vida, Lourdes Ulacia, nos ha dicho “que su felicidad comenzó hace 25 años, luego de un diálogo que sostuvieron toda una noche y que todavía no ha terminado y espera que dure muchos años más”.

     

     El concurso “Adolfo Guzmán” en los programas de participación.

Los Programas competitivos y de participación

Del programa Todo el mundo canta, con la musicóloga María Álvarez Ríos, surgieron cantantes que todavía hoy gozan de gran popularidad como: Maureen Iznaga, Sergio Farías, Millán Zuaznabal, Liuba María Hevia, Narciso Suárez entre otros. Dentro de esta gama de espacios disfrutamos de Mi Salsa, dedicado a grupos de música popular, con una sección nombrada Buscando el sonero.

No se olvidaron de los niños y así surge el concurso de la canción infantil Que siempre brille el Sol, creado por Luciano Mesa y Virginia Wong, enriqueciendo el caudal musical para ellos. También se creó el competitivo A Jugar auspiciado por el INDER. En coordinación con las escuelas primarias.

La Colmenita fue creada por “Tin” Cremata, y su madre Iraida Malberti; juntos fundaron ese grupo de niños y lograron que brillara con luz propia, no solo en Cuba, sino en el resto del mundo. De ahí se desprende el concurso televisivo La Colmena TV, y sus ganadores llegan a integrar la compañía.

   ¿Qué traigo aquí?, escrito por ese gran humorista Enrique Núñez Rodríguez, consistía en un panel de expertos que adivinaba qué traían los concursantes.

Entre otros surgió en los ´70 uno de Eduardo Cáceres Manso, Para Bailar. Salía al aire, los domingos a las dos de la tarde. Su objetivo era rescatar el baile en pareja que se había olvidado un poco. Este programa rompió los ratings en el país. Así también germinó La Neurona Intranquila.

En el año 1978 nace uno de los programas que más orgullo le ha dado al movimiento musical del país: El Concurso de Música Cubana Adolfo Guzmán. Su objetivo fue dar a conocer a autores e intérpretes, así como también a los ya consagrados. Un joven director a quien le dicen “Manolito, El Mago” se dio a la tarea de resucitarlos.

Ya se habían tenido grandes ideas maravillosas cuando surgieron dos espectáculos para los jóvenes: Bailando en Cuba y Sonando en Cuba. Además, crear La Banda Gigante.

Dos programas recientes, Sorpresa XL en la tarde del sábado y Talla Joven el domingo a las 12 del mediodía, ambos por el canal 6 de nuestra TV, son ejemplos de programación musical y participativa para nuestra población joven.

 

Es en la guerra de Etiopía, donde Froilán Arencibia descubre el poder de la comunicación en el trabajo periodístico. Considera que esta fue una etapa de formación. Recuerda que allí existía “disciplina y rigor”, dos palabras que lo acompañan todavía en cada una de las tareas que hace. El pueblo ve una parte en la pantalla de la TV, lo que no ve, es el tiempo de preparación que dedica un locutor o conductor para ser respetado por el público, el juez más sincero y analítico.

Se considera periodista por vocación; eso le ha permitido interrelacionarse con las personas y tener su cariño. Considera que nuestro público, es un público inteligente y agudo.

Su táctica, que nunca le ha fallado, es escuchar. Aprende todos los días y prefiere trabajar en vivo y en programas especiales. Fue fundador del Noticiero Dominical, en el “período especial” con Loly Estévez; allí permaneció cinco años.

Funda, asimismo, la revista Buenos Días y forma parte del Noticiero cultural. A partir de esa fecha las culturales son estables en los noticieros y estuvo un año al frente de ellas.

Agradece su formación a una serie de profesionales, entre los que recuerda a Eduardo Dimas, Irma Cáceres y Magali García Moré.

De igual manera, nos dice con orgullo que tuvo la dicha de estar en algunos actos junto a Fidel y otros dirigentes de la Revolución. También en el recibimiento de los Papas que estuvieron en nuestro país. Desde el 2008 tiene a su cargo el Noticiero del mediodía. Considera que en el NTV por televisión es la sencillez en la exposición y se debe tener una buena argumentación; sin poses ni extravagancias; hay que tomarlo como un sacerdocio; ese es su principio.

Recordando a Rosita Fornés nos comenta que ella ensayaba sus dos números, pero pide una repetición, cuando le pregunta el productor el por qué, ella responde: “porque el público merece lo mejor”. Allí dice Froilán que hubo una clase de disciplina, profesionalidad y respeto hacia el público.

Nos dice que: “no hay locución nueva o vieja, solo tiene que ser buena y personal; el locutor es el responsable de hacer llegar la noticia con precisión y verdad”. Termina diciéndonos emocionado que: “si no hubiera sido por Fidel, hoy él fuera un guajirito más de su pueblo natal”.

Se renuevan la Aventuras en el ICRT

A partir del cambio en 1962 a ICRT, al comienzo del año 1963 se creó el espacio de Aventuras, en donde además de los protagonistas, todo el personal especializado merece un reconocimiento especial, fundamentalmente  

el director cubano-alemán Erich Kaupp, a quien se le debe el éxito de la gran mayoría de las puestas en pantalla de las grandes aventuras que tanto disfrutamos grandes y chicos en su horario habitual.

 

  Grandes galanes y actores de los espacios de Aventuras: Jorge Félix y Enrique Almirante en los roles del Capitán Nemo de Robín Hood, “El héroe de Sherwood”.

Con el espacio Aventuras, niños, jóvenes, adolescentes y mayores fuimos asiduos televidentes de esa programación de entretenimiento que, sin dudas, estuvo a la altura de las foráneas que llegaban.

En aquellos tiempos no existían los recursos con los que contamos hoy día y, como consecuencia, hay que reconocer a los que las iniciaron. Es preciso recordar nombres imprescindibles: Amaury Pérez, Carballido Rey, Silvano Suárez, Eduardo Moya, Antonio Vázquez Gallo, Miguel Sanabria, Abel Ponce, Miguel Sosa, Raúl Pérez Sánchez y tantos otros que pusieron su talento en este género.

 

 

Después del éxito de Los Vikingos, donde todos los que éramos niños jugábamos en las cuadras con el arco y las flechas, tuvimos que cambiar los juegos por unos con el antifaz y la capa negra del El Zorro, hasta que llegó la aventura de Los Mambises.

Norberto Blanco, uno de los actores-pilares en los espacios de las Aventuras.

 

Fue Los mambises la primera Aventura de tema nacional y que no respondía a la Literatura universal, cosa esta que agradó a la grey infantil que se sintió más identificada con personajes que le traían a su memoria a los de nuestra historia patria, más cercanos en el tiempo y arraigados a nuestra cultura nacional. Se vieron a niños en las calles y escuelas disfrazados de mambises, machete en mano, rememorando las luchas independentistas de nuestra nación.

Primera Aventura de Tele-Rebelde en Santiago de Cuba con Félix Pérez y José A. Espinosa, 1968. El Capitán Alba.

Se trasmitieron de lunes a viernes Los mambises. Entre sus principales protagónicos: Mario Limonta, Gina Cabrera, Ignacio Valdés Sigler, Norberto Blanco, Rogelio Leyva, Ramoncito Veloz, Diana Rosa Suárez; y siendo custodio del ICRT debutó Rogelio Blaín, a quien le dieron el rol principal en Marco Polo, dirigida por el experimentado director Erich Kaupp.

    

Surgieron más tarde Los comandos del Silencio, con un extraordinario elenco; y después se transmitió Tierra o Sangre, dirigida por Miguel Sanabria, y que fue retomada en dos ocasiones con posterioridad.

Luego estuvieron Los Insurgentes y Enrique de Lagardere, este último que marcaría pauta de rating dentro del gusto de la población y los niños. Asimismo, llegó el turno a Prisionero de Zenda, y En la retaguardia del enemigo. Seguidamente en ese mismo año se estrena el programa El príncipe y el mendigo, del afamado escritor Mark Twain, con la excelente dirección para la TV de Erich Kaupp y después El mambisito, también bajo la dirección de este mago de las Aventuras en nuestra televisión.

Después vendría El Mayor, dirigida por el gran Abel Ponce y las principales actuaciones de Ramoncito Veloz en el rol de Ignacio Agramonte y Loynaz, Miriam Mier, José A. Espinosa, Agustín Benítez y actores de Radio Cadena Agramonte de Camagüey.

 El Halcón, de Yasar Kemal, alcanzó fama por esta obra (1955), novela que defiende la causa de los desheredados que luchan en nombre de la tierra. Su personaje del mítico bandido y legendario Memed El flaco. Bajo la dirección de Miguel Sanabria, con Jorge Villazón, Memed e Irela Bravo, Hatche, después vendría bajo su misma dirección: Julián Guerrero con Hilda Saavedra, Julio Hernández, Teresita Rúa y Alberto Pedro y más tarde otra versión de El león de Damasco, con la dirección de Erich Kaupp.

Posteriormente vendría El Capitán Tormenta con la excelente actuación de Cristina Obín. Y luego El heredero, hasta que en los ´80 llegaba a nuestras pantallas Los pequeños fugitivos, del agrado en todos los asiduos telespectadores del espacio Aventuras.

     

Ya en el ´89 llegaría una aventura que revolucionaría este género, protagonizada por Héctor Echemendía, Reynaldo Cruz y Rolando Brito. Se realizó en Camagüey y se filmó con un gran elenco actoral, entre ellos: Omar Valdés, Tahimí Alvariño, Anabel Leal, Reinaldo Miravalles, Elmo Hernández y Dagoberto Gainza. Totalmente filmada en exteriores y en colores: Hermanos.

Después hubo un himpas en este espacio, hasta Shiralad que fuera una aventura sui generis, marcó una nueva estética en los medios de TV y que, aunque no fue del agrado de todos, logró colocarse con su puesta en pantalla (de las más elaboradas en cuanto a valores artísticos), recibiendo mención y Premio Caricatos de la UNEAC. 

Más tarde vinieron Los pequeños campeones, de gran arraigo infantil y luego llegarían Los papaloteros; y para finales del pasado siglo saldría al aire Memorias de un abuelo, que más tarde se retransmitirá con la dirección de Rafael Acosta. Con las actuaciones de: Jorge Félix Alí, Caleb Casas, Rogelio Blaín, Isabel Santos, María Teresa Pina, Jamil Jaleb, Enrique Almirante, René de la Cruz, Luis Rielo y Luis A. Ramírez (hijo), Rodolfo Jiménez, Jazmín Gómez, Jorge Luis López y Elvira Cruz, entre otros. 

En el 2001 se transmitió El elegido del tiempo, dirigida por Miguel Sosa. Entre el extenso grupo actoral hay que destacar al actor que ha realizado más de 25 aventuras en la historia de la televisión cubana y que responde al nombre de Luis Rielo, que acaba de publicar sus memorias “Aquel niño que nunca fui”, que ha visto la luz por la editorial EnVivo del ICRT

En el 2009 se llevó a la pantalla Los tres Villalobos, bajo la dirección de Miguel Sosa, y en los roles principales: Vladimir Villar, Kristel Almazán, Carlos Luis González y Miriam Vázquez.  Los tres Villalobos resultó traer a los mayores el recuerdo de la puesta radial de los años 50, y a los pequeños una mirada a la campiña cubana. Actuaron, además: Aramís Delgado, Dianelys Brito, Laura Mora, Mario Rodríguez, Amada Morado, María Karla Fernández, Emilio del Valle, Armando Tomey, Jorge Luis López, Candita Quintana, Ever Álvarez, entre otros y una actuación especial de Isabel Santos. 

Finalmente, El Conde de Montecristi con Jorge Félix Alí. Aquí sería la última actuación del gran actor Miguel Navarro que interpretaba al padre de Edmundo Dantés. Siendo esta aventura la última que saliera en pantalla en la TV cubana hasta la fecha desde el 2012. Esperamos que a corto plazo se reanude este género de tanto arraigo nacional y que, a la par del género novelístico, ha sido tradicional en todos los medios, tanto en Radio, como en TV, a través de estos 59 años televisivos por el ICRT y 91 de la Radio cubana. 

Programas humor por el ICRT 

Han surgido programas que siempre han tratado de sustituir a los anteriores, algunos lo lograron, otros no. Recordemos a Donde hay hombres, no hay fantasmas y A otro con ese cuento, programa humorístico del corte de los espacios de Tele chistes del agrado de todos. A otro con ese cuento es dirigido por Delso Aquino y con un extenso staff de actores de probada experiencia algunos, y otros que ya llevan un tiempo en nuestras pantallas de TV y que esporádicamente trabajan el humor.  

 

Y tú, de que te ríes, Pateando la lata, Punto “G”, A otro con ese cuento y Vivir del cuento, han sido cinco programas recientes y algunos de ellos aún se mantienen en la pequeña pantalla, han dado muestras de que el humor en la TV está presente, ahora confiamos y contamos con la dirección del Centro Promotor del Humor y esperamos por un programa que no haga caer las expectativas de nuestro pueblo que a través de tantos años de diversidad en programas satírico-humorístico, de Sketch y chistes sigan manteniendo lo que tanto añoran y reclaman nuestros televidentes del país al ICRT.

 

Portal TVC

TELECENTROS DE CUBA

Tele Pinar
Islavisión TV Yumurí
Telecubanacan Centrovisón Yayabo
Perlavisión
Televisión Camaguey Tunas Visión
Tele Cristal TV Serrana
CNC Granma TV Santiago
Solvisión

MÁS HISTORIA DE LA TV cubana

Valia Valdés

  Antes de hablar de este grande de la actuación en Cuba, quien dejó una bella impronta en el teatro, la televisión y el cine, debo aclarar la posible duda del lector. No me unen vínculos...

Valia Valdés

  Siempre es grato recordar a una personalidad como Germán Pinelli, quien, sin tener una gran voz ni una presencia impactante, logró ganarse el cariño y la simpatía del público, convirtiéndose en...

Rosa  Blanca Pérez

PALABRAS POR LA CULTURA Y PARA LA HISTORIA Una revolución vale en tanto defienda su derecho a fundar, a crear, a existir... y aquellos del mes de junio de 1961 eran tiempos de amenazas y riesgos...

TV Camagüey

La Televisión Camagüey o sencillamente TV Camagüey, tal como la reconocen los agramontinos, es el canal de televisión regional de la provincia de Camagüey cuya misión es divulgar información sobre...

Luis Casariego Fotos: archivo Casariego.

Un artista verdadero que contó con un alto nivel técnico y cultural          José Massip en su hogar un poco mayor, hace unos años.      José Massip dirigiendo una escena del filme “Páginas del...

Paquita Armas Fonseca/Sitio ICRT

Gaspar Pumarejo nació en Santander, España, en 1913, y llegó a Cuba con siete años de edad. Fue empleado de una ferretería hasta que comenzó a trabajar en Radio Salas. Su paso por La Palabra,...

Luis Casariego Fotos: Del autor y archivos ICRT

En el año 1975 el Instituto Cubano de Radiodifusión, ICR, con las mismas atribuciones que tenía pasó a denominarse Instituto Cubano de Radio y Televisión, ICRT. Desde sus comienzos la Radio y la...

Ivón Peñalver

 En  el 59 aniversario del ICRT, rememoramos el quehacer de la institución en los últimos tiempos Como cobijo de creación y puesta en marcha de los más diversos proyectos informativos, musicales,...

Rubén Ricardo Infante

 El canal territorial CNC TV Granma celebra en este mes su 26 aniversario de creado y busca soluciones ante los retos que imponen las circunstancias actuales El canal territorial CNC TV Granma es...

Texto y foto Luis Casariego

Hombre que con la práctica, cultivó un sólido conocimiento teórico...   Este hombre fue un destacado director, realizador y guionista para la televisión con títulos con tanto prestigio como “Los...