Entrevista con Yasmina Iglesias, periodista, locutora y directora de programas en el Canal Caribe

El tránsito por los medios lo inició esta profesional en Radio Granma, en Manzanillo, su ciudad natal. Todo parece indicar que la magia de una cabina y un estudio de grabación fueron las primeras claves para que apostara por la creación de espacios y proyectos en una emisora a una cuadra de su casa y en la cual tomaron vida sus primeros sueños y empeños profesionales. Así comenzó una historia hasta que hasta voy se le vuelve un acariciado misterio por desentrañar cada vez.

“Decidí desde muy joven que mi vida se dedicaría a la comunicación. Fueron años de estudio en la sede del Instituto Superior de Arte en Holguín, ubicado en Tele Cristal, hoy devenida Facultad de Arte de los Medios de Comunicación Audiovisuales. Como eran tiempos de un importante sistema de festivales y talleres de la radio joven en todo el país, tuve la oportunidad por entonces de realizar un sinnúmero de programas juveniles, culturales e informativos.

“La Universidad despertó la inquietud por la imagen y, como en Manzanillo no había aun televisión, fui a buscarla a kilómetros de allí. Llegué a Bayamo y comenzó una etapa de aprendizaje y obstáculos que asumí en pos de mi formación profesional. Eso se tradujo en más de 15 años en CNC TV Granma, donde dirigí programas infantiles, de entrevistas, revistas, todo ello también imbricado con la vida social de la localidad”.

¿Cómo y con qué expectativas llegas a Canal Caribe?

-A Canal Caribe llego una vez que decido trasladarme a La Habana. Había tenido la experiencia de pertenecer al espacio Deudas, por invitación de su director Ernesto Bosch, y la dinámica de producción, así como las posibilidades de tener un empleo me hicieron decidirme por lo que siempre fue mi objetivo: según la leyenda familiar, desde pequeña me sedujo La Habana.

“Meses antes se había inaugurado el Canal Caribe y conformando su programación. Buscaban una persona que pudiera hacerse cargo de un proyecto de programa que abordara temas de la agenda nacional. Una buena amiga me facilitó una entrevista con el entonces director del canal, Ovidio Cabrera, y quedamos en elaborar el proyecto, que fue aprobado. Así nació, el 14 de marzo de 2018, Puntos cardinales un espacio que se trasmitía los martes en la noche. En estos momentos no está al aire por reajustes de la programación del canal.

“En todo este tiempo, como parte de la formación del personal de Caribe, hemos transitado por entrenamientos, que incluyen rutinas de producción, aprender elementos de edición. En un primer momento formé parte del equipo nocturno del canal, que por entonces iniciaba a las 8:30 hasta las 12:00 p.m. Así comencé la conducción del espacio Noticias en la red, que consistía en la búsqueda de informaciones en las plataformas digitales y la presentación del noticiero de cierre.

“Una vez lograda la estabilidad de techo, traje para La Habana a mi niño de siete años, por tanto, la noche se me volvió muy difícil para laborar en Caribe, y realmente mi historia hubiera concluido ahí, pero Caribe creció y en el horario de la tarde nació la revista En tiempo real, de la que soy fundadora y actualmente conductora los sábados y domingos.

“Caribe ha sido una escuela, es una plataforma que busca la inmediatez, la formación de un público que tiene incorporado horarios, claves para informarse, por lo que convertir el tiempo vespertino en una propuesta interesante genera gran esfuerzo. El canal tiene la misión de monitorear las redes, los sucesos, las publicaciones y decirlo en tiempo real”.

Armonizas tu labor de periodista con la de conductora, ¿cuánto y cómo una faceta completa la otra?

-Hacer una revista en vivo en un canal informativo significa tener una idea de por dónde va la emisión, pero todo puede cambiar por un suceso. El ejemplo más ilustrativo fue cuando se produjo el golpe de Estado en Bolivia, nos encadenamos con Cubavisión y organizamos una revista hasta las ocho de la noche. Todo el tiempo trasmitimos a partir del monitoreo de las redes sociales.

“Me gusta mucho esa línea de trabajo porque me ha permitido generar contenidos e interactuar con el ecosistema digital, lleno de desafíos e interrogantes para mí. Por supuesto que contar con las herramientas del periodismo y la técnica de la locución me han facilitado sentirme cómoda al hacerlo, pero no me descuido, siempre es más lo que no se conoce que lo que se domina”.

Los tiempos de la COVID-19 han surgido nuevas exigencias.

-La COVID-19, su enfrentamiento, el tiempo de reclusión, además de traer cambios trascendentales en nuestras prioridades, me hizo generar ideas de cómo trabajar en casa. Con anterioridad había recibido cursos y talleres sobre periodismo digital y móvil, y este se ha convertido en mi nueva pasión, por la independencia tecnológica que permite y la manera de producir y organizar contenidos. Y aunque no es una práctica muy extendida ni comprendida, sé que existen emprendedores como el periodista Sabdiel Batista, nuestro profe, y otros especialistas que cada vez apuestan más por estas maneras de realizar y contar historias.

Desde hace poco tiempo asumes los trabajos periodísticos en Al mediodía, ¿qué define este tipo de trabajo en un espacio que ya tiene una exigencia en el público?

-Al mediodía me ha permitido establecer una dinámica de entregar materiales que voy preparando y se los entrego a Odalys Torres, su directora. Trabajo a partir de temáticas que me interesan, temas amenos que sirven para informar de forma entretenida. Al parecer la fórmula resulta atractiva porque me propusieron formar parte del equipo y acepté, pues, además, me permitía experimentar el periodismo móvil. Al mediodía es un programa al que todos pertenecemos, como televidentes, como parte de la familia que busca sus entrevistas, informaciones, notas y los avances de los programas preferidos.

“Con humildad digo que si mis materiales, estas historias de vida se convierten en un segmento agradable e interesante para el público del programa, pues me sentiría inmensamente feliz. Quisiera proponer una manera para que me hagan llegar historias, ya lo han hecho amigos que me han sugerido determinados asuntos y quiero organizar una vía directa para tener contacto con el público”.

¿Cuáles son tus proyectos inmediatos?

-Siempre me rondan proyectos, alguna inquietud. Tengo una excelente amiga que califica mi entusiasmo de crónico. Ahora estoy conformando un círculo de interés de periodismo móvil y audiovisual con estudiantes de la Escuela Primaria “Adalberto Gómez Núñez”, exactamente con los del grupo de 3ro. A, en el que está mi hijo y que han sido protagonistas de mis historias. Realizamos, entre todos, a través de celulares, programas cero con el nombre Zunzún TV, y ahora mismo estoy buscando interesados en su producción.

“El programa toma los contenidos de la Revista Zunzún y los replantea con las posibilidades de la multimedialidad y así poder publicar el producto audiovisual en las redes y transmitirlo por la televisión. Es un regalo a la revista que cumple 40 años en octubre”.

Estudiar, autoprepararse y poder cursar cuanta propuesta académica tenga posibilidad de hacer son algunas de las metas diarias de esta profesional, que no “cuelga los guantes” por muy difícil que parezca la próxima tarea. Desde el Canal Caribe también se trasladó en la etapa estival al Canal Educativo 2 con la propuesta Confidencias, un programa que aborda la vida y obra de profesionales destacados de la radio y la televisión cubanas. Otro espacio que, junto a las responsabilidades que exige, le abre nuevas puertas a Yasmina Iglesias para esos proyectos e inquietudes que siempre la rondan.

LO ÚLTIMO DEL SITIO

Articulos favoritos

María Regla Figueroa Evans / Fotos: Tomadas de Facebook
Protagonistas

Luis Casariego / Fotos: del autor.
Articulos favoritos

Jordanis Guzmán Rodríguez.

Plataforma WEB de la Televisión Cubana Copyright © | tv.cubana@icrt.cu  |  23 y M, Vedado | Código Postal 10200 | La Habana CUBA          

SIGUENOS

CARTELERA DE CANALES NACIONALES