No module Published on Offcanvas position

Temas

Contrarios necesarios intentan Volver a mirar

 

La telenovela Volver a mirar ha logrado construir coherentemente personajes contrarios que alcanzan una dinámica lograda, es el caso del dueto suegro-nuera, “Reynaldo” encarnado por el actor Osvaldo Rojas y su tremenda ex nuera “Alina”, en manos de Giselle Sobrino.

Desde los inicios conocimos un conflicto que a estas alturas de la telenovela parece no tener solución, en tanto ha lacerado el respeto mutuo, y luego que esto pasa poco se puede hablar.

Nos comentaba Rojas que luego de tantos años en la actuación —más de cuatro décadas que conste— el personaje de “Reynaldo” le ha traído la gran satisfacción de interpretar a un hombre de la tercera edad que, lejos de lo lastimero, por el contrario, expresa vitalidad, ganas de luchar, arrepentimientos por qué no; pero junto a ello, la necesidad de enmendar lo que cambió el verdadero rumbo de sus días. Y todo ello Rojas lo logra con una serenidad y una naturalidad admirable.

Padre, buen amigo, con sus muy bien tratadas pinceladas de machismo que no pueden faltar, incapaz de comprender a uno de sus hijos con necesidades especiales, excelente abuelo, Rojas (Machete) ha logrado encarnar un personaje pleno de blancos y negros que, por demás, sostiene una relación de contrarios con una nuera (“Alina”), interpretada por una Giselle Sobrino siempre coherente y creíble.

Esta actriz encontró en la telenovela Volver a mirar su gran oportunidad en la televisión y la ha aprovechado de principio a fin. Entre ella y Rojas se establece una lucha de contrarios a partir de la cual cada uno tiene sus propios conflictos; pero la telenovela no deja como “cabos sueltos”, ese conflicto sobre el cual se tejió su primera y sostenida caracterización sicológica. Las contradicciones nacidas de la convivencia fueron acertadas con anticipación en las particularidades de estos roles secundarios, sumamente importantes en el curso del drama.

Y es este otro de los aspectos plausibles de esta telenovela: su poder de mantener tensos, de principio a fin, esos hilos dramáticos de los personajes, aun cuando en busca de caminos propios, sus conflictos hallen otras aristas de evolución.

Con este vínculo de contrarios que representan “Alina” y “Reynaldo”, además de abrirse una brecha reflexiva sobre el tema de la convivencia en la sociedad cubana actual, la valoración sobre un conjunto aspectos de la vida toma especial significación.

Otro motivo para aplaudir desde casa el casting que aprobó que estos dos excelentes actores encarnaran una lucha raigal en la cual, en medio de desaciertos e incomprensiones, intentan volver a mirar.

 

Portal TVC

OTROS TEMAS

Iris Celia Mujica/Juventud Rebelde

«He tenido la suerte de dirigir historias que reflejan la vida cotidiana de los cubanos», dijo a este diario el director general de telenovelas Ernesto Fiallo «El mundo se divide entre los que...

Félix A. Correa Álvarez

   El telecentro guantanamero Solvisión recibió el premio a la innovación en el recién concluido Segundo Festival Nacional Virtual de la Prensa. El pasado viernes 26 de noviembre concluyó el...

Sergio Félix González Murguía/Juventud Rebelde

El mambí triunfó como mejor video del año y el realizador Joseph Ros brilló como mejor director en una gala sin presencia de público que será transmitida los días 5 y 12 de diciembre por la...

Cubadebate

Rafael Serrano. Caricatura: Jorge. La emisión estelar del Noticiero de la Televisión Cubana de la noche de este lunes fue la última del destacado locutor Rafael Serrano. Al finalizar el...