0
0
0
s2sdefault

He  caminado con Marino Luzardo por distintos lugares, ha visitado mi casa y cada vez que sucede, algunos vecinos quieren verlo, cruzar unas palabras con él.  En el rinconcito donde tomarnos unas cervecitas  él, Juany y yo, lo tratan como un rey.

Entre esas personas y las que lo han visto  leyendo algún mensaje que he enviado Al mediodía y las que suponen que somos amigos, no sé cuantas me han preguntado por qué no está en De tarde en casa y desapareció de Somos familia.

Como las preguntas continúan preferí realizárselas a él, uno de los conductores más seguros, cultos y carismáticos de nuestra televisión. Porque Marino, aunque se llame locutor es mucho más un conductor de los que protagonizan hoy la televisión en cualquier parte del mundo, aunque este es un tema peliagudo, lo se (y en algún momento expondré mis criterios).

-Lectores, vecinos y conocidos que piensan estoy al tanto  de todo lo que sucede en la televisión me preguntan ¿por qué no estás en De tarde en casa?

-De tarde en casa  formó parte de mi vida  durante 12 años. A esa revista le debo en gran medida mucho de la destreza que pueda tener ante las cámaras y agradezco infinitamente a Nelson Alomá por ofrecerme esa oportunidad inmensa. Fue lo primero que hice en televisión de manera estable. Me dio la posibilidad de compartir con Miosotis Parapar  y luego con Rakel Mayedo que más que una amiga es mi familia. Al comenzar en Al Mediodía siempre pensé que era un exceso estar en vivo dos veces al día. Pero el tiempo fue pasando y creo que el público y yo nos acostumbramos. Tanto que al darme cuenta llevaba ya 9 años con ese ritmo que a veces me complicaba demasiado la vida. A eso hay que añadir que muchas veces los invitados eran los mismos y en ocasiones el mismo día me encontraba con un mismo artista y la culpa era mía por ser yo el que estaba en ambos programas. Desde hace mucho tiempo lo venía pensando y un buen día lo decidí. No quise despedidas, solo que Rakel lo dijera, ya llevaba fuera del programa dos meses por estar en otras cosas y consideré que era un buen momento para hacerlo. Sigo teniendo muy buenas relaciones con Rakel y con todo el equipo, ellos también son mis amigos.

 -¿Cuán difícil es hacer dos programas en vivo diarios?

-No se lo recomiendo a nadie. Es algo muy comprometedor que genera mucho estrés. Cuando miro hacia atrás pienso que fue una locura aunque valió la pena todo lo vivido.

 

-¿Ya no tienes nervioso cuando algo falla al aire en Al mediodía?

-Los nervios nunca se van. Solo que aprendes a dominarlos, de hecho aunque siempre se dice, el día que no estén preocúpate. Estar nervioso en una salida al aire significa que te importa lo que haces, que respetas a quienes te ven, que no te crees superior y que puedes fallar como cualquiera en cualquier terreno. Claro el oficio te hace crecer, pero la procesión va por dentro.

-¿Puedes explicar por qué saliste de Somos familia?

-SF fue realmente una nave quemada, una oportunidad perdida. Al principio cuando tuve los guiones en mis manos pensé que podía funcionar, creo que tal vez los deseos de hacer algo diferente, de trabajar en condiciones como las que realmente merece toda la televisión cubana, me hicieron aceptar. A eso se añadía trabajar con Maurín Delgado, a quien quiero y admiro sobremanera, y ponerme bajo las órdenes de dos directores cuyas obras en televisión  merecían mi respeto. Desde el principio todo falló, no obstante intentamos mejorarlo pero a mi entender, no se supo qué hacer con todo lo que se tenía. Decidimos marcharnos pues con dinero no se puede comprar el prestigio que se pierde y nos arriesgamos demasiado en esos dos meses. El programa nunca funcionó, la aceptación del público fue fatal, no obstante se mantuvo varios meses en la televisión en horario estelar de sábados por la noche.

-Eres uno de los conductores de El gato tuerto, ¿te gusta ese tipo de hacer?

-El gato tuerto fue un gran desafío. Frente al público estaba acostumbrado a trabajar en los teatros pero los centros nocturnos son otra cosa. Se canta, se baila, se bebe y hacer que te hagan todo el caso que quieres a veces resulta difícil. No obstante es un trabajo que te pone a prueba constantemente y ahí radica su magia.

 -Esta pregunta una vez te la hice ¿Quién debe tener un micrófono en la mano?  ¿Excluyes a periodistas, actores y actrices? ¿Por qué?

-Según mi criterio el micrófono puede estar en manos de quien lo haga bien. No excluyo a nadie, más bien me molesta que excluyan a locutores más que probados por colocar a alguien atendiendo a su físico o al momento que viva en nuestros medios. Es un tema realmente complicado. Hay muchos locutores que han demostrado su valía y sin embargo no son tenidos en cuenta. Otros, que ya estaban, han sido desplazados y no para poner precisamente a alguien que lo haga mejor. No todo el mundo puede ser locutor aunque tenga muchas cosas interesantes que decir.  Se escuchan en ocasiones voces mal colocadas, falsas entonaciones, falta de personalidad, prepotencia y poca naturalidad en programas presentados por quienes no tienen, a mi juicio, el talento suficiente. ¿Quién les dice entonces que no lo están haciendo bien? ¿Dónde está el comité de evaluación que valora periódicamente a los locutores de todo el país?¿Son evaluados estos hablantes con el mismo rigor? Está claro que no, algunos casos llevan años y ahí permanecen. Lo triste es que poco a poco nos vamos acostumbrando y llegará a perecernos normal en un país donde la locución brilló siempre por su excelencia. No se puede dejar en un segundo plano el buen decir.  Claro que no basta con hablar bien, la superación y preparación de un profesional de la palabra deben estar a la altura que exige cualquier espacio. Resumiendo  creo que la locución en la televisión no está en su mejor momento y no por falta de talento, sino de espacios y oportunidades para mostrarlo.

 

 

Comentarios   

#3 annes martinez tamay 23-05-2018 21:16
hola marino, es cierto que eres tremendo personaje, tiene una colección de camisas maravillosas, y no se queda atrás barbarita que vestidos mas bellos, podrias decirnos donde compras tantos vestidos, ademas debes tener la casa llena de tantos vestidos lindos te quedan preciosos todos tanto como a luzardo el dia que no salen al mediodia no es igual, no quiere decir que los demás no lo hagan perfecto es la costumbre, ahora estoy preocupada por mariska la del noticiero que hace unos cuantos días no sales que le pasará?bueno saludos para todos y muchos exitos!
Reportar al moderador
#2 saraY 22-05-2018 19:36
Hola marino, eres un locutor exelente, tienes una voz bellísima, me gustaría verte actuandoooo algún día, protagonizando un personaje ROMÁNTICO que te debe quedar maravilloso, porque eres todo un caballero.salud os y bendiciones.
Reportar al moderador
#1 yamy 17-05-2018 20:46
Marino felicidades por tu excelencia y carisma. Lamenté mucho tu salida en de tarde en casa, aunque te confieso casi nunca puedo verlo por el horario a esa hora aún estoy en el trabajo, pero cuando puedo trato de verlo es un programa muy util y ameno, Raquel que decirte una maga de la comunicación , agradable simpática y profesional.
Al mediodia no creo tenga la misma suerte, ha tenido locutoras muy buenas y otras no lo son tanto pero al parecer como dices la imagen cuenta, lamentable las confusiones e impresiciones que cada vez son mas habituales. Tú y el otro compañero son lo único que lo salva, ojalá me publiquen, saludos y felicidades.
Reportar al moderador

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault