Destacados

Alternativo es lo que no se consume comercialmente

 Advierte Cari Rojas, guionista del espacio televisivo Cuerda Viva 

Para Cari Rojas, el espacio televisivo Cuerda Viva, del cual fue gestora hace casi dos décadas, forma parte indisoluble de su vida profesional. “Es como nuestro hijo”, dice con orgullo una de las mujeres responsable de darle cuerpo y alma a este programa juvenil y musical que dirige Ana María Rabasa.

“Antes de salir al aire en 2002 estuvimos dos años preparando el proyecto y en él intervinieron muchas personas que, de una u otra manera, pusieron su granito de arena. Cuerda Viva es un concepto: una cuerda que se mueve, había que estar en la cuerda y esa idea de trabajar la cuerda instrumental, el instrumento musical, nos llevó a ir construyendo el proyecto”, recuerda la guionista.

Cuenta Cari que inicialmente se pensó en abordar temas generales, de diversa índole, que tuvieran que ver con los jóvenes, hasta que Ana y ella llegaron a la conclusión de que debían acercarse más a las problemáticas del arte joven como la Bienal de La Habana o el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

“Hemos tenido siempre una alianza con la Sociedad Hermanos Saíz porque la mayoría de los músicos que se presentan en el programa vienen de ese movimiento y así nació la posibilidad de estar presentes en eventos como las Romerías de Mayo. En uno de los Festivales Cuerda Viva, 19 pintores hicieron un mural grandísimo que todavía lo conservamos celosamente. Ahí estaba lo mejor de las artes plásticas cubanas. Hasta Abel Prieto pintó en ese mural.

“Tratamos de abrir el horizonte cultural de los jóvenes. Nos hubiera gustado incluir la polémica, pero no había espacio en el programa. En 57 minutos solo tienes la posibilidad de incluir máximo siete temas musicales, entrevistar al talento que se presenta y te sobran apenas diez minutos para tratar un tema”.

Masvidal: el eterno joven de Cuerda Viva

Los que hemos tenido el privilegio de ser alumnos del filólogo Mario Masvidal Saavedra –exdecano de Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de La Habana y luego profesor en la Universidad de las Artes– reconocemos en él a una autoridad en materias como la Semiótica o la Teoría de la Comunicación, que imparte de una manera diferente. Sus clases siempre están marcadas por lo lúdico y por los grandes conocimientos que posee Masvidal en diferentes disciplinas, incluso la llamada “escuela de la vida”. Consciente de cuanto aportaría Mayito a Cuerda Viva, Cari vio en él a la persona ideal para conducir el tema al que se dedica cada emisión del programa.

“Hacía falta una gente con un gran universo cultural, grandes capacidades comunicativas para poder hacer las preguntas. Gracias a Mayito, Ciro Benemelis venía todos los años al programa a promover Cubadisco. Ha venido Lázara Herrera, la viuda de Santiago Álvarez, Víctor Casaus, la musicóloga María Elena Vinueza, de la Casa de las Américas. Eso no hubiera sido posible sin Mayito como interlocutor.

“Es una gente que puede tener equis cantidad de años, pero se mantiene muy jovial. Casi siempre pasa que quienes de alguna manera trabajamos con jóvenes, mantenemos un espíritu juvenil. Eso es lo que quizá caracteriza a Mayito”.

Desmontaje de Cuerda Viva

En calidad de guionista, Cari se ocupa de mantener el balance musical sin olvidarse de la dramaturgia del espacio. Para ella el concepto aristotélico de la música está en el balance: cómo empiezas, cómo terminas y cómo vas atrapando al oyente o al televidente. Desde su punto de vista, el gran mérito del programa ha sido ir cultivando, a lo largo de 18 años, un público fiel de la llamada música alternativa.

“En la sociedad, cuando Cuerda Viva salió al aire fue como un escándalo. Aunque hubo intentos con otros proyectos que lo precedieron, como Cáscara de Mandarina o Ultracasual, los programas de trova eran escasos en pantalla y generalmente existía un rechazo hacia ese tipo de música.

“Sin embargo, Cuerda Viva abrió otros horizontes, visibilizó algo que estaba pasando en la música cubana y ha demostrado ser un programa que cada año descubre nuevos talentos, solistas y bandas noveles que salen a la escena de una manera impresionante y con calidad. Lograr eso requiere una profunda investigación.

“Detrás de cada emisión hay un trabajo de campo inimaginable y un espíritu de abarcar el país, porque no es lo mismo lo que se hace en Pinar del Río que en Guantánamo, en La Habana o en Villa Clara, donde tradicionalmente la trova es algo normal. Procuramos incluir al Hip Hop, por ejemplo, que es un movimiento que surge a nivel de base, en las Casas de Cultura y en el barrio”.

Cari reconoce que gran parte de los resultados del programa se deben al olfato de Ana María Rabasa: “Sin ser musicológa ni músico, ella ha sido capaz de hacer una selección de todo el talento que se presenta en el programa”.

Tanto la directora como la guionista coinciden en que el espacio ha devenido cantera natural para músicos que primero son premiados en el Festival Cuerda Viva, al año siguiente, en Cubadisco o en Los Lucas.

Cuerda Viva ha sido impulsor de la obra de muchos músicos que se dieron a conocer gracias al programa. Descemer Bueno ya había hecho su proyecto con Robertico Carcassés. Yerba Buena tenía un espacio sonoro dentro de la música de Nueva York, pero no fue hasta que Descemer regresó a Cuba y a sus raíces que alcanzó reconocimiento universal”.

Cari tiene la insatisfacción de que, a veces, por prejuicios o desconocimiento de lo que está pasando en el universo musical cubano, el programa no ha ocupado el lugar que debiera en las parrillas de programación de la Televisión Cubana.

“Nosotros pensamos que la Charanga de Oro hace música alternativa porque ¿dónde tú la oyes?, ¿en qué programa la ves? Sin embargo, tiene un trabajo conceptual musical muy renovador y moderno. Por eso invitamos a José Loyola y su charanga a la gala de nominados de Cuerda Viva.

“Alternativo es lo que no se consume comercialmente y eso ha pretendido Cuerda Viva: poner en pantalla zonas de la música cubana que se desconocen. El éxito ha estado en demostrar que hay mucha música cubana buenísima que no está en los medios y que tiene un valor extraordinario”, concluye Cari.

Escribir un comentario

Hola, cuide su lenguaje

Portal TVC

Publicaciones más recientes

Portal TVC

Los estudios de cine y televisión aspiran a poder relanzarse después de la pandemia y,...

José Luis Estrada Betancourt/Juventud Rebelde

La vida, su afán de superación constante y la brújula apuntando siempre al norte de la humildad,...

hec

Durante el día de ayer el Portal de la TV Cubana no estuvo  disponible para los internautas por...