0
0
0
s2sdefault

 La cinta de Rigoberto Jiménez se exhibirá desde el día 17 en todo el país

Café amargoLa película “Café amargo”, de Rigoberto Jiménez, tendrá su premier el 17 de febrero en el capitalino cine Chaplin, para luego ser exhibida en todo el país.

Esta cinta, que fue presentada en el XXXVII Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana, cuenta con el guion de Arturo Arango y Xenia Rivery, la dirección de fotografía de José Manuel Riera, la dirección de arte de Vivian del Valle, el sonido directo de Juan Manuel López y la música de Juan Piñera.

En los roles protagónicos aparecen cuatro jóvenes granmenses: Yudexi de la Torre, Yunia Jerez, Janet Batista y Venecia Lanz, nominadas a los Premios Caricatos 2015 en la modalidad de actuación, concurso que finalmente ganó De la Torre. También integran el elenco el joven actor Carlos Alberto Méndez, así como las actrices Adela Legrá, Oneida Hernández, Mirelys Echenique y Coralia Veloz, estas últimas en la segunda parte de la película.

Café Amargo Filme CubanoEste largometraje de ficción tiene entre sus objetivos revelar la belleza de los campos cubanos y sus pobladores, tiene como principal escenario un cafetal de la Sierra Maestra. Presenta una narración en dos tiempos: los años finales de las décadas de los años 50 y de los 90 del pasado siglo.

La película cuenta cómo la llegada de un joven revolucionario transforma la existencia de cuatro hermanas. De acuerdo con el realizador, el filme ahonda en la soledad de las protagonistas y en su perenne defensa ante la hostilidad machista de 1958.

En declaraciones a la prensa, Rigoberto Jiménez apuntó que entre sus objetivos con el rodaje siempre se encontró dar a conocer la historia de vida, la importancia de la toma de decisiones, cómo el ser humano es capaz de escoger la soledad por convicción.

Agregó que el contexto muestra el duro trabajo del campo, el aislamiento, la falta de luz eléctrica y los pensamientos atrasados de machismo, tanto en hombres como mujeres, da a conocer que más allá de La Habana existe otra Cuba.

Opinó que no debe temérsele a la cara que da el cine de la sociedad, pues esa también constituye una de las funciones del arte. “El cine latinoamericano siempre ha estado permeado de la realidad que está atravesando el continente. El arte nos permite ver las cosas desde un punto de vista que antes no habíamos visto y esto provoca una reflexión que resulta beneficiosa a la sociedad, de aquí parten los cambios”, agregó.

"Hay mucho de mí en la cinta Café amargo", confesó su director al manifestar que nació y se crió en ese territorio oriental del país, y luego integró el colectivo de Televisión Serrana, proyecto audiovisual auspiciado por la Organización de Naciones Unidas para Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault