0
0
0
s2sdefault

                                                               (I)

Son las dos de la tarde en La Habana.  El calor saca de paso, el sol es tan fuerte que el agua brota caliente de la ducha. Subo para mi cuarto, pongo el aire acondicionado (un ratico, no puede ser mucho tiempo),  sintonizo Telerebelde, empiezo a ver el partido de Argentina-Croacia  y  almuerzo unos coditos con salsa, más una ensalada veraniega.

No se por que hice tal acción porque no me cayó bien la comida.  Tal vez el calor, quizás  quería ver ganar a Argentina aunque mi equipo favorito es Brasil, el que una vez fue dueño “del juego bonito”. Pero hace años que no es el monarca, mientras los albicelestes desde un tiempo atrás puntean para  llevarse un mundial, la copa América o el oro olímpico, pero no lo logran y me duele  mucho por Leonel Messi.

No soy especialista en fútbol, pero algo se  de sicología y sobre todo de la condición humana. No puede ser que el mismo jugador esté alegre, suelto, haciendo maravillas en un equipo y en otro casi siempre ande triste e incluso agresivo como se portó contra los croatas. El ídolo del Barcelona nunca ha jugado a la misma altura con la camiseta azul y blanca, los colores de su patria, pienso que no puede, no es que no quiera y cada partido, cada semana, cada mes, se le va la oportunidad  de ganar un mundial. Para colmo toda la responsabilidad cae sobre sus hombros. Messi no ocultó su tristeza.

Tampoco lo hizo otro 10, Diego Armando Maradona, que la cámara lo tomó comiéndose las uñas,  apretándose la cabeza y tirado hacia atrás, con  rostro de lágrimas en punta,  porque él no podía hacer lo que logró en su época y lo elevó a ser un  mito del fútbol mundial.  No se de donde sacará fuerzas este jueves para comentar sobre ese partido con Victor Hugo Morales, en el programa  De la mano del diez, de Telesur  que en Cuba se ve a las diez de la noche, igual que en Caracas.

                                                                   (II)

Algún comentario sobre el texto  anterior que publiqué (De la mano del 10 y Victor Hugo Morales) señala que ese espacio de teleSur, debe dedicarse al fútbol nada más. teleSur es un canal que  esencialmente es un espectáculo informativo,  desde la nota más corta hasta los documentales.

¿Acaso van a perder la oportunidad de tener en un programa a una estrella del futbol de todos los tiempos y al mejor narrador de ese deporte en Iberoamérica sin que comenten asuntos de esta parte del mundo, haciéndolo desde la verdad y la defensa de nuestras tierras?. Me parece que las coyunturas periodísticas no se deben perder.

Diego y Victor Hugo son ambos defensores de los movimientos de izquierda en el mundo, especialmente en América Latina, así que llevar a Evo Morales, (también futbolista),  que no es un presidente cualquiera  o insertar un mensaje de Pepe Mujica (tampoco un presidente cualquiera), lejos de restarle  nutre al programa.

No estoy diciendo que sólo se hable de asuntos políticos y sociales, sino que son temas que pueden insertarse con coherencia o ¿alguien cree que en el fútbol no se mueven también intereses políticos?.

Lo cierto es que en la medida que transcurren los días el programa gusta más. Patricia Villegas, presidenta de Telesur me dijo que el programa se transmite en  “más de 200 Canales en 74 países. Cada día se suman más. Hace poco un Canal desde EEUU, ayer la referencia en el gigante Chino en Español ( ya CGTVN en inglés lo estaba usando en su canal en inglés dentro de las rondas de deportes), África a través del canal deportivo de STARSAT.”. Y la sagaz periodista concluye en su nota por mail “La verdad, es que como te dije, este tipo de apuestas para lograr impacto mundial con nuestra marca, son infalibles. La relación fútbol-Maradona-Victor Hugo-teleSUR ha sido tremendamente exitosa en Rusia, diría que más que en Brasil”.

                                                                      (III)

En De la mano del diez del jueves Victor Hugo, uruguayo de nacimiento, argentino por el tiempo que lleva en ese país, fue el profesional de talla mayor que encaró la goleada que sufrió su equipo, dolor al que se añade que Perú también perdió, entonces Latinoamérica sufrió dos derrotas.

El miércoles en el programa Diego había dicho que no veía bien a Argentina y que Croacia era muy fuerte en el medio campo. Y el jueves se transmitió un mensaje del “el pibe de oro” a Messi diciéndole que era el mejor del mundo. Para el capitán del equipo albiceleste esas palabras pueden haber sido una pizca de bálsamo en un corazón solo y triste.

Y dejo a un lado el análisis del deporte más popular del planeta. Pienso que con De la mano del diez, efectivamente teleSur  ha logrado un impacto informativo.  Además de las cartas de un presentador estelar y un mito vivo del fútbol, tiene una post producción  efectiva y linda.

Las cápsulas sobre la historia de ese deporte de multitudes y sus protagonistas, son otro tanto para un programa televisivo que como espectáculo está muy bien concebido,  tanto en  el comentario futbolístico como  en el abordaje de asuntos políticos o sociales.

Este viernes quizás De la mano del diez tenga la valoración final sobre lo que Victor Hugo calificó como el gran dolor de un  país. Todavía matemáticamente Argentina tiene posibilidades, quizás la suerte acompañe al pueblo, al equipo y los diez para que no sigan sufriendo una infinita tristeza.

 

Escribir un comentario

ATENCIÓN. Hemos cambiado la manera de hacer los comentarios para evitar que los ROBOT continuen saturando de comentarios comerciales que impiden una adecuada atención a nuestros internautas. Esperamos que continuen con sus adecuados comentarios para contribuir al mejoramiento de nuestro trabajo.

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault