0
0
0
s2sdefault

Oliver Zamora, corresponsal en La Habana de RT en Español, explica su experiencia en esta señal informativa

Luego de darse a conocer ampliamente como comentarista de temas internacionales en espacios informativos de la Televisión cubana, el periodista Oliver Zamora Oria asume desde hace más de tres años la corresponsalía de RT en Español en La Habana, una señal de la empresa mediática Russia Today, dirigida fundamentalmente a los países latinoamericanos, España y la comunidad hispanohablante de Estados Unidos.

Aunque el reportero no se ha apartado completamente de los temas que circundan el mundo y todavía suele verse en los noticieros nacionales y en la Mesa Redonda, lo cierto es que el nuevo empeño le lleva bastante tiempo y dedicación. Confiesa que ha debido reinventarse un poco profesionalmente para hacer frente a esta señal alternativa y contrahegemónica.

“Yo entré a la familia de RT en Español de manera un poco sorprendente, en junio del 2015.  No me sometí a un proceso de selección previa y eso me asombró, a pesar de que había cierta familiaridad y ya había sostenido algunos intercambios con el canal como especialista de diversos temas.

“Ellos decidieron retirar el equipo de corresponsales rusos que había en Cuba para sustituirlo por profesionales cubanos, porque nosotros conocemos mejor la realidad del país, sabemos tratar mejor con las fuentes y llegamos a la noticia o a los temas con menos dificultad”, indica.

Convertirse en corresponsal de RT en Español fue un gran reto para Oliver, en tanto hasta ese momento le había hablado a Cuba sobre el mundo, y ahora debía comenzar a hablarle al mundo sobre Cuba.

“Tuve que reordenarme completamente. Antes yo le dedicaba mucho tiempo a analizar noticias internacionales, ahora tengo que poner a Cuba en el centro y estar mucho más al tanto de la realidad del país. Al principio se me hacía un poco difícil y algunos temas me pasaban por al lado”, destaca.

Este encargo profesional lo ha acercado a una mayor diversidad de géneros periodísticos, además de permitirle ir más allá del comentario o la conducción de programas de opinión.

La corresponsalía en La Habana es pequeña y está integrada solamente por el corresponsal y un camarógrafo, lo cual constituye para Oliver una ventaja, aunque no tienen una sede física y trabajan desde la comodidad de sus casas.

Bajo este concepto organizativo, el reducido equipo de trabajo es capaz de abordar diversas temáticas como las transformaciones económicas en Cuba o la reforma constitucional.

“Siempre buscamos aristas novedosas para presentarlas en una señal informativa que pretende ser una televisora progresista, y tiene el propósito de ofrecer una visión diferente a la de los grandes medios hegemónicos, sobre todo norteamericanos”, resalta.

Comenta que RT en Español supone un descubrimiento para el pueblo cubano, pues ha ampliado esa ventana informativa que había tenido con TeleSur, y propone esquemas de realización modernos, con bastante concordancia con las políticas editoriales establecidas en Cuba.

Tres años puede ser mucho o poco, en dependencia de cómo se vean, pero este tiempo le ha dado mucha satisfacción al periodista cubano porque esta señal busca innovar, reinventarse, y ser sumamente creativa.

“A veces los periodistas cubanos nos quejamos en nuestros medios de ciertas rutinas productivas que deberían quedar en el pasado y hablamos de refrescar los medios cubanos. Sin embargo, en RT en Español se pueden encontrar temas que muchas veces no se abordan en los noticieros cubanos. Y eso es algo muy positivo de ese canal: tiene una forma muy novedosa de hacer periodismo, tratar la noticia y los programas informativos.

“Aun así, me gustaría que se abordaran otros temas de la realidad cubana que considero muy importantes porque soy cubano, pero quizás no lo sean para otro público más internacional. Hablo de cuestiones más culturales que tienen que ver, por ejemplo, con nuestra idiosincrasia”, subraya.

Explica que RT en Español llega a más de 100 países, se puede ver en Rusia a través de Internet, está presente en las redes sociales y ha incrementado mucho la audiencia.

“Hay países donde crece con fuerza, como México. Eso significa que hay aceptación de nuestro trabajo. Existen materiales nuestros que han tenido un gran impacto.

“Por ejemplo, nosotros hicimos una especie de documental hace poco tiempo que incluía los recorridos del Che Guevara por diferentes países de América Latina. En ese trabajo estuvimos seis corresponsales y finalmente el material recibió un premio importante en Estados Unidos. También han tenido impacto los trabajos sobre los funerales de Fidel y la reinserción de los repatriados en Cuba”, sostiene Oliver.

Más allá de los logros alcanzados, el corresponsal cubano siente que debería darse luz verde a un viejo anhelo: el acceso a la señal abierta en Cuba para que la audiencia pueda disponer de su programación las 24 horas del día, los siete días de la semana.

“El Instituto Cubano de Radio y Televisión asegura que no cuenta con las condiciones tecnológicas adecuadas para ello, pero yo también creo que esa decisión es también una cuestión de alta política. Aun así, pienso que sería muy bueno que eso sucediera, conozco mucha gente que desea que eso sea posible. Hasta el momento, buena cantidad de nuestros materiales pueden verse por Multivisión, el Canal Caribe y otros canales de la televisión cubana”, concluye Oliver.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

0
0
0
s2sdefault