Cuba inició en junio pruebas de la televisión digital en zonas de la capital, con vistas a introducir de manera progresiva este servicio en el país. La implementación de estos ensayos permitirá realizar pruebas de transmisión de señales, así como de su recepción en los hogares de los televidentes en condiciones reales.

La zona de demostración posibilitará adecuar medidas técnicas, económicas y organizativas para continuar posteriormente el despliegue de la televisión digital de manera escalonada y por regiones en todo el país, de acuerdo con las posibilidades económicas.

Para la transmisión de señales en tecnología digital, se utilizará la norma china Transmisión Digital Terrestre Multimedia o DTMB, según sus siglas en inglés.

En este sentido, se distribuirán cajas decodificadoras en barrios seleccionados, las cuales permitirán recibir y visualizar la señal digital en los televisores actuales.

Los equipos decodificadores han sido donados a Cuba por el gobierno de la República Popular China, como parte de un acuerdo firmado entre ambos países.

Las actuales trasmisiones analógicas permanecerán sin afectaciones.