0
0
0
s2smodern

Los músicos ganadores del concurso televisivo para jóvenes instrumentistas dialogaron con colegas estadounidenses liderados por el reconocido Arturo O´Farrill

Los ganadores del concurso televisivo La Banda Gigante acaban de realizar uno de los sueños que venían acompañando a su merecido premio: el intercambio con una Jazz Band norteamericana. El encuentro tuvo lugar en El Hostal de Tejadillo, ubicado en el centro histórico de La Habana.

Los talentosos instrumentistas cubanos compartieron una valiosa jornada con el proyecto The Afro Latin Jazz Alliance Alja Education, que conforman jóvenes estudiantes de música provenientes de New York y es liderado por el pianista, compositor y maestro Arturo O´Farrill, quien, como experiencia genuina de vida, comparte ese ejercicio musical y humano con su hijo Zack O´Farrill. Padre e hijo, así como los integrantes de la Afro Latin Jazz Alliance han encontrado en la música cubana más de una respuesta a sus múltiples inquietudes culturales. Como parte del intercambio, los norteamericanos también ofrecieron un concierto didáctico en el Teatro Bertolt Brecht.

Cuando aún eran concursantes del espacio televisivo La Banda Gigante, en el transcurso del pasado Festival Jazz Plaza, Arturo O´Farrill conoció a los noveles instrumentistas y les impartió una clase magistral. Al respecto apuntó el reconocido artista: “Indudablemente, estos chicos han crecido mucho desde que los vi el pasado año, es una maravilla escucharlos y es natural que así sea, porque han nacido en una tierra donde florece la música.

“Hemos disfrutado y aprendido mucho también, porque hemos compartido en un espacio de cultura desprovisto de los males de la política. Nosotros solo hemos sabido hoy de sentimiento, de hermandad, aquí no median el dinero, las razas, solo la esperanza de que somos cubanos, mexicanos, latinos: una sola gente que se ama”, apuntó.

Así concluyó una tarde de buena música que se estrenó con una versión del clásico tema “Manteca”, y en la que se alternaron danzón, sones y un poco de timba combinada con una base de rumba, así los jóvenes de uno y otro proyecto se fundieron como una auténtica banda gigante.

Arturo O´Farrill, que a inicios del siglo XXI creó el proyecto La conversación continuada y, con este, la posibilidad de revitalizar ese hilo de historia y cultura que une a músicos norteamericanos y cubanos, a través del intercambio cultural, esta vez pudo comprobar que ese hermanamiento en el cual también participó su padre, Chico O´Farrill, tendrá tantos capítulos como jóvenes músicos en todos nuestros pueblos americanos que sepan multiplicar las Bandas Gigantes.

Escribir un comentario

Comparta sus comentarios con los internautas


Código de seguridad
Refescar